Aquel 19. “Oye lo que quiero decirte…” María Corina

Este 19 de abril de 2024, debe quedar marcado en la vida de MCM, como el día más triste, el día de su más grande decepción. Pues, sus expectativas y deseos no se cumplieron, y eso la debe tener, aunque muestre en apariencia lo contrario, bastante desilusionada y frustrada. ¡No me digas que no! La procesión va por dentro.

Ante esta situación, la canción que cantaba Alberto Beltrán con la Sonora matancera, Aquel 19, le cuadra perfectamente: "Oye, lo que quiero decirte, fechas hay en la vida que nunca podemos jamás olvidar" Así es. Este 19 de abril será inolvidable para María; pues, creía que sería habilitada considerando que en Venezuela le tendrían miedo a las amenazas de los estados unidos a través de sus voceros. Pero, al fin se cayó de esa nube. ¿Dónde están los casi tres millones de personas que votaron por ella en las primarias? Sin dudas, para María Corina, en el futuro siempre tendrá presente que "Aquel 19 será el recuerdo que en mí vivirá…" Y ahora, ¿Quién podrá habilitarla?

Ella contaba con el apoyo de los estados unidos, pero, hasta en la amenaza y en la selección de la fecha límite fueron torpes los gringos. Como se les ocurre poner el 18 de abril como fecha límite, sin percatarse de que al otro día seria 19, y que esa fecha representa independencia para Venezuela. Se podría decir, que así como cada 11 tiene su trece; cada 18 tiene su 19. Lamentablemente, los estados unidos nuevamente fracasaron en su intento de intimidar, por lo tanto deben auto sancionarse por brutos y seguir con sus cerebros bloqueados.

Mientras tanto, María Corina debe aceptar que está inhabilitada y que con el único que le queda hablar es con Dios, y no creo que le resuelva el problema, porque parece que hasta Dios es chavista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1346 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor