La izquierda reflexiona

Con sorpresa podemos observar como algunos militantes, activistas de
la izquierda venezolana, quienes se hacen llamar chavistas, atacan al
gobierno de Maduro, con apoyo de la línea derechista, sin negar que
hasta estén siendo financiados por esta derecha rancia.

En otras palabras gente que se tilda de comunistas, izquierdistas,
chavistas, bolivarianos, terminan actuando como: María Conira,
Ledezma, López, Delza, Borges, Guaidó asumiendo el pensamiento y
mimetizándose en esta camada de bestias del camino.

Sin embargo, podemos captar con sorpresa como en España, Colombia y
otros países encontramos brillantes sujetos que defienden a Venezuela
y manejan argumentos, que nuestra gente de izquierda en Venezuela, no
sabe interpretar. Con el agravante que tanto arriba como abajo podemos
visualizar errores que es difícil explicar.

Mientras acontecen estos hechos el mundo se estremece. Nuestra gente,
en Venezuela, no cuestiona la postura de presidentes payasos y miopes,
como: Bolzonaro, Milei, Bukele, Boric, Noboa y otra caterva de
estafadores que día a día se hacen noticia, gracias al discurso de
gente de izquierda y periodistas mediocres que hablan de democracia y
cuestionan " el régimen, la llamada dictadura de Venezuela".

Debemos estar claros y ser autocríticos, la realidad venezolana no es
la mejor. Más debemos tomar en consideración, que existen razones para
entender que acontece. Miremos el caso de Argentina, Ecuador, Chile,
El Salvador y otros países en América, los cuales no sufren, ni han
sido afectados por las medidas criminales que impone Estados Unidos a
países que deciden ser libres y asumir gobiernos propios



Estos países pueden negociar y recibir ayudas internacionales, solo
por ser genuflexos ante el poder imperial, ante el poder capitalista.

El caso único, que da pena y, sin duda alguna, la gente de izquierda
en Venezuela no ha estudiado es no entender que nuestro país sufre
desde hace nueve años sanciones criminales, medidas que afectan a
algunos funcionarios, pero el grueso de esas sanciones, es decir más
de 830 sanciones, afectan al pueblo, generan crisis en nuestro
salario, en nuestra comida, en nuestra vida cotidiana y, lo más
importante, estas sanciones impiden que Venezuela pueda negociar su
principal producto: Petróleo.

Es bueno recordar que en los últimos 125 años, desde 1900 hasta ahora,
cuando Chávez hizo los grandes negocios petroleros recibimos mucho
dinero. El problema es que desde 2015, Venezuela no ha realizado
negocios con el petróleo y por tal no hemos obtenido dividendos, para
solventar las grandes necesidades del pueblo, ya que los gringos
generan trancas económicas, en el comercio internacional, impidiendo
que se pueda negociar con petróleo, lo que afecta la economía de
nuestro país.

Esto no lo señalan los llamados izquierdistas venezolanos, su misión
es atacar y atacar, pero no estudian la realidad que acontece en
América. Es lamentable, vemos como el mundo se estremece, como las
guerras acaban con pueblos, como varios países son destruidos, todo
generado por la ambición gringa y sus aliados europeos, pero la
izquierda critica no dice nada, su misión es atacar y atacar a Maduro
y a su gobierno.

Como militante, activista político, cuestiono a Maduro y su bailadera
grotesca, de paso creo que está abusando con su habladera innecesaria,
no ha entendido todavía que debemos hacer más y hablar menos; además,
creo debe dejar tranquila a su esposa y ubicarnos en la realidad que
venimos confrontando, la cual es difícil y no es para burlarnos de lo
que acontece. es un pedimento como amigo y militante de esperanzas y
sueños.

En defensa de Maduro, sabemos que ha tenido que enfrentarse al poder
del norte, a sus aliados en Europa y en América. Se han ganado varias
peleas, varios enemigos han caído; en Estados Unidos los rollos
internos son muchos, no han podido quebrar a Venezuela, tarea que
tenían planificada y sus asesores hablan ahora, asombrados como las
medidas no han dado los resultados que ellos se esperaban.

Es lo que percibimos por lo señalado por el exembajador gringo
Brownfield, con sus tres recomendaciones sobre como acelerar el
colapso de Venezuela. En Europa no encuentran salida a sus crisis y
podrían terminar en una gran guerra contra Rusia, todo por acompañar
al poder del norte. Este 2024, países como Argentina, Ecuador, El
Salvador, pueden entrar en quiebra total, eso ya está siendo
estudiado.

No estamos satisfechos pero no decaemos en nuestra lucha, sabemos que
Venezuela es ejemplo para el mundo, tenemos historia, de modo que no
olvidamos que gracias a nuestro pasado histórico Venezuela seguirá
siendo grande. Nuestra lucha es continuar el camino difícil, el camino
para construir una sociedad más justa para todos, sigamos luchando
para construir el Socialismo, entendiendo que es la razón única para
salvar la Humanidad. Viva la Patria, viva el socialismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1176 veces.



Asdrubal F. Márquez C.


Visite el perfil de Asdrubal F. Márquez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: