Dictadura del Proletariado en el Siglo XXI

La historia de la humanidad no revela ejemplo de una sociedad no explotadora que reemplace a una sociedad de clase explotadora sin violencia revolucionaria, no obstante si se han conocido experiencias históricas de formas más altas de sociedad que han degenerado en una forma más baja a través de una evolución pacífica.

Por ello es equívoco pensar, dentro una revolución progresista, que el aparente debilitamiento de las clases explotadoras hace innecesario el carácter proletario del Partido vanguardia y del Nuevo Estado. Esto equivale a creer que los agentes de la clase antagónica automáticamente se convertirán en proletarios de una futura sociedad socialista. Lo verdadero en estos escenarios, es que la burguesía tiende a recomponerse dentro de la burocracia, al igual que los pequeño-burgueses en las academias, y los nuevos capitalistas públicos suplantan a los privados en el recién iniciado ensayo de economía social.

Conocemos largamente la predica ansiosa del populismo sin clases, el clericalismo, las “nuevas teorías”, el pacifismo, o el humanismo universal que flaco servicio le rinden a la concientización científico-ideológica de las masas. Son abundantes las posturas neutrales de narcisistas dirigentes pseudos-revolucionarios provenientes de la pequeña burguesía que se conciben a si mismos por encima de izquierdas y derechas, pretendiendo ser dueños de una verdad etérea y exclusiva, para en realidad rendirse a la hegemonía de la burguesía y demás fuerzas atrasadas del mundo real.

Pues en contraposición a todos los modelos democráticos reformistas que propician la recomposición y sostenimiento de la burguesía, el SOCIALISMO CIENTÍFICO sigue representando la real esperanza del género humano hacia una sociedad justa. Y en este orden de ideas, debemos declarar sin cortapisas, que el auténtico ESTADO SOCIALISTA es categóricamente la DICTADURA DEL PROLETARIADO, y se sustenta en el MARXISMO-LENINISMO, preservando lo aprendido de las experiencias sociales del pasado y aprovechando todos los factores del presente concreto.

Ahora bien ¿Por qué los comunistas afirmamos que solo este Régimen de la Clase Obrera -única clase no explotadora- es capaz de excluir la contrarrevolución de las clases explotadoras y hacer posible en el acto, la sustancia y el proceso de democracia para el pueblo entero?

Ante esta interrogante, resulta fundamental precisar lo siguiente:

Ciertamente el gobierno democrático popular debe servir al pueblo entero, pero es imposible hacerlo verdaderamente sin un carácter clasista proletario, puesto que en el marco de la lucha de clases, ello significa conceder la dirección a la burguesía y sus lacayos. El movimiento revolucionario no puede abandonar jamás su dirección sobre el aparato estatal durante toda una época histórica de construcción socialista, derrotando al Imperialismo, al Neocolonialismo y colectivizando los medios de producción, en tránsito hacia una forma más avanzada de sociedad: El Comunismo. Es el escenario de dirección política proletaria, y no una "sociedad democrática nacional", donde puede desarrollarse la Revolución Socialista en cada aspecto de la sociedad, aún cuando todavía se apliquen medidas democráticas transitorias burguesas.

Es vox populi que todos los burócratas revisionistas modernos han satanizado el concepto de la Dictadura del Proletariado bajo la cobertura populista de "no más clases explotadoras y no más lucha de clases” o "la lucha de clases deja de existir" con el fin de resucitar la burguesía dentro de la burocracia así como en la economía mediante las reformas de orientación capitalista. Como ya fue demostrado en el colapso de los partidos revisionistas en el poder y sus regímenes (URSS y Europa Oriental), es incorrecto promover una libertad individual fuera del marco claro del Antiimperialismo (La Libertad Nacional) y del Socialismo (la libertad de las clases explotadas) pues la libertad individual no puede ser entregada como licencia al Imperialismo, a la burguesía local y demás facciones reaccionarias para oponerse al Socialismo y reconquistar el control sobre la sociedad.

Lo cierto es que solo dictadura del proletariado, por su condición de única clase antagónica con estamentos explotadores, puede garantizar integralmente la libertad nacional del pueblo contra el imperialismo, la libertad clasista de los explotados contra las clases explotadoras, e incluso la libertad de las y los ciudadanos contra las siempre acechantes enajenación y transculturización.

Aunado a lo anterior, conviene enfatizar que el Estado Socialista garantiza el derecho de propiedad individual sobre los medios de uso personal, al mismo tiempo que instaura la propiedad colectiva sobre los medios de producción. Dicho régimen ampara constitucionalmente los derechos civiles de los individuos y organizaciones que permanecen fieles al socialismo, promueve la participación pública en los asuntos del Estado y contiene el posible abuso del poder estatal de sus funcionarios. Todas esta normativa contiene las libertades básicas, los procedimientos electivos, y las firmes restricciones en ingresos personales y privilegios contra todo tipo de privilegios o favores que no se basen sobre el merito.

Asimismo, como régimen protector de los derechos humanos, reconoce y garantiza plenamente el debido proceso, imperando la presunción de inocencia a favor de toda persona, a menos que sea probada culpable en un tribunal sobre la base de pruebas y mediante un juicio justo. Cualquier individuo u organización tiene el derecho de expresar cualquier idea por cualquier medio legal, sea esto crítica o propuesta constructiva sin temor a la represalia.

En la Auténtica Sociedad Socialista, regida por la Dictadura del Proletariado, gobiernan aquellos que producen las riquezas con sus manos y su intelecto, sin explotación ni apropiación del trabajo ajeno.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3994 veces.



Jesús Silva

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: