En el marco del histórico 23 de enero

La mentira, el engaño y la traición caracterizan el gobierno madurista

Cuando el presidente Nicolás Maduro y su gabinete tomaron posesión de sus cargos lo hicieron bajo juramento de ley, con una mano sobre la Constitución Bolivariana y la otra levantada en señal de aceptación de cumplir y hacer cumplir la constitución y las leyes de la república, de lo contrario Dios, la patria y el pueblo se lo demandarían, pues actualmente es lo que hacen los educadores, los sidoristas y en general todo el pueblo trabajador venezolano cuando reclaman exigiendo cumplir con esas obligaciones legales, estan "demandando" el cumplimiento del deber, no fué otra cosa lo que éstos funcionarios públicos aceptaron y juraron hacer en su compromiso.

Pero no solo mintieron y engañaron al país, sino que también fueron víctimas ellos mismos de sus mentiras y de su propio autoengaño miserable y traidor, que no tiene parangón en el mundo la asombrosa frialdad criminal con que lo hicieron, el descaro con que éstos pseudo funcionarios actúan impunemente para cumplir con la oligarquía del estado burgués, no existe la menor duda que estamos frente a un vergonzoso caso de ignominia pública que seguramente al general Bolívar no le temblaría el pulso en degradar y castigar en alguna plaza pública, por mentir, engañar y traicionar la constitución y la patria.

Podemos entender la presión ejercida por los poderes facticos de la burguesía al gobierno madurista para hacerlo cumplir a sus intereses de clase en acuerdo previo a cambio de "su permanencia" en el poder, pero es incomprensible que éste pueblo trabajador que votó contra la burguesía y sus lacayos con la esperanza de seguir construyendo una patria soberana y digna, ahora se le mancilla y traiciona de la peor manera; es patética la postura tan reptil de Jesús Farías (hijo), de quien sabemos "no es un plebeyo feliz" quien no se arrastra más porque no hay más piso para cumplir con las instrucciones bastardas de sus amos, siendo ésta la tragicomedia más entreguista de los últimos 200 años.

Que carajo hizo el pueblo venezolano?, y que otros sacrificios tiene que pagar? para que le sigan negando el derecho a recibir un salario digno a partir de su esfuerzo creativo que le corresponde por una justa distribución de la riqueza, mientras a la burguesía explotadora que no ha producido nada porque siempre han tenido el amparo rentistico del estado burgués, no pagan impuestos pero reciben todo el financiamiento que quieran, esa es la escuela al revés de la que habló Galeano, y no es el caso donde "cada pueblo tiene el gobierno que se merece" como dijo Joseph de Maistre, en todo caso el pueblo venezolano no es merecedor de tan miserable condenación.

Ha sido muy notoria y sospechosa en todo este tiempo de crisis la ausencia de un partido (psuv) castrado en su accionar político debido a que su dirección está altamente burocrátizada y corrompida, está entregada y sin proyecto, ya se rindió a los pies del mercado capitalista sin quemar un sólo cartucho, claro ya no es un instrumento orgánico revolucionario de lucha comprometido con los intereses de la clase la trabajadora.

Pero también es más preocupante todavía aún, como la dirigencia media y la militancia de las bases del partido que fundó Chávez como instrumento para construir la revolución con los trabajadores, todavía permanezca de brazos cruzados escondidos trás un lapidario silencio, algunos por el esclavizante miedo alienados por una supuesta "disciplina" que no es tal, mientras otros por cuidar el bozal de arepa sólo piensan en el individualismo material que para nada le sirve, sin apelar a la conciencia de clase y la obligatoria calidad revolucionaria que debe tener un partido de gobierno que dice ser socialista pero que en realidad es reformista y neoliberal.

Dónde quedó la razón por la que el poeta y cantor Gustavo Arreaza pensó "la hora del pueblo" y cuyo contenido conceptual y revolucionario quizás esté atrapado en algún rincón del teatro Teresa Carreño pero dejando claro que la actual caricatura de gobierno madurista nada tiene que ver con "el honor", con "romper las cadenas de esclavitud", con "la libertad y la solidaridad", con la antorcha que alumbra el camino por la dignidad" con las contradicciones ideológicas y de deslealtad de este gobierno antiobrero de la mentira, el engaño y la traición el cual nada tiene que ver con Chávez, Zamora, Rodríguez y Bolívar.-

Chávez, es el verdadero camino!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 760 veces.



Aguedo Alcalá Machiz


Visite el perfil de Aguedo Alcalá Machiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: