Biden confundió a Guaidó con Maduro

Confundir el nombre de una persona, puede ocurrir en ciertas ocasiones debido a fallos en la memoria. Los lapsus mentales se presentan como una incapacidad temporal que impiden recordar cualquier información. De hecho, el presidente de los Estados Unidos vive de lapsus en lapsus. Quien lo vea, cree que está bien, por su apariencia; pero, son frecuentes las confusiones en su mente y cambia de personas y escenarios cada vez que recuerda a su hijo fallecido.

Esta situación la quiso aprovechar Guaidó, por lo que pidió una reunión con Biden. ¡Quien quita, que con su jumera me ratifique el interinato!, dijo. En efecto, se produjo el encuentro entre Biden y Guaidó, con la mala suerte para este, que de pronto Biden tuvo un lapsus mental extenso, y le dijo: (Traducido al español) Hola, presidente Maduro ¿Cómo está usted? ¿Qué ha hecho con Guaidó, le sigue molestando? Ese Guaidó lo que hizo fue saquear a Venezuela, le dijo. Yo no me explico, porque no le ha puesto los ganchos, merece eso y mucho más. El estaba esperando que yo lo ratificara en el interinato, beeeello, pero no puedo hacer eso, necesito el petróleo y otras cosas más de Venezuela. Ante esta reacción de Biden, Guaidó se hizo el loco, mientras las demás personas presentes en la conversación, se sonreían de la confusión que tuvo Biden.

Biden, muy conversador, agregó: Nosotros reconocemos que usted fue elegido constitucionalmente por el pueblo venezolano (Imagino que Guaidó se acordó de la plaza en donde lo eligieron por manos levantadas); pero, son tan grandes los deseos de sacarlo del poder que hemos tenido que valernos de sanciones y bloqueos, pero no hemos podido con usted. Allí le dejamos ese encargo a Guaidó, pero al hombre se le fue el tiempo en robar, nosotros tenemos las pruebas de todos esos robos. Lo único que decía era que usted se iba cuando cesara la usurpación, y andar en la frontera de Venezuela, rastrojeando. Oye Maduro, ya Guaidó no nos sirve y te digo que andaban otros de su misma especie, buscando sustituirlo, pero, ninguno va a poder contigo.

Mientras tanto, Guaidó al oír todo lo que decía Biden, no hallaba que hacer, si decirle que él no era Maduro o quedarse callado, entendiendo que Biden lo que tenia era otro lapsus. Así fue como el lapsus de Biden, hizo que Guaidó desistiera de seguir echando vaina en la política venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 922 veces.



Jesús Rafael Barreto


Visite el perfil de Jesús Rafael Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Rafael Barreto

Jesús Rafael Barreto

Más artículos de este autor