Sobre los discursos de los candidatos y candidatas de la patria

En la precampaña de las elecciones parlamentarias previstas para el 6D - 2020, en la fase organizativa de los Comandos de campaña Darío Vivas parroquiales y territoriales, he visto varios candidatos y candidatas intentándoles explicar a LA BASE (Jefes y secretarios de los comandos de campaña) la situación real que sufre nuestro país ante el bloqueo incesante, lleno de atrocidades y perturbaciones que ha impulsado el imperio del Norte contra todos los venezolanos.

Entre los discursos de los candidatos que he visto y escuchado hasta hoy, son muy pocos los que logran explicar con palabras llanas y cargadas de conciencia la difícil situación que vivimos. Muy pocos hablan de lo económico, muy pocos hablan del salario, o de las limitaciones de recursos para salir adelante como nación. Algunos tocan de reojo la propuesta de Ley Antibloqueo presentada por el presidente Nicolás Maduro ante la Asamblea Nacional Constituyente. La mayoría acusan al imperio pero sin caer en mayor profundidad, sin dar cifras de los daños económicos y sociales que han ocasionado, que den luces a los militantes de base, para armar sus propios discursos como herramienta estratégica para convencer a los electores, casa a casa, que salgan a votar por nuestros candidatos y candidatas.

Reconozco que hay algunos que alcanzan la ovación de los presentes, porque se dirigen con discursos que se vinculan a la gente y explican de manera sencilla y contundente las causas de los males mayores de nuestra sociedad. De manera evidente, los ha generado el gobierno de Estados Unidos, no solo en los últimos años, sino desde hace más de 100 años atrás. En este año 2020, se le suman las limitaciones económicas generada por la pandemia Global.

He visto líderes de renombre nacional, con experiencias legislativa y en los medios de comunicación, así como a candidatos novatos, lanzar discursos cargados de "yoísmos", contando anécdotas de vida: que ellos vienen del barrio, que son populachos, que cargaron agua, que cocinaron con leñas, como si fuera el mejor ejemplo de un buen vivir. Después le insisten a los oyentes, que gracias a sus padres tuvieron las oportunidades y posibilidades de salir adelante, como si fueran unos genios o superdotados.

Peor aún, hay algunos candidatos que se han atrevido a ir a presentárseles a los líderes de las comunidades más vulnerables del país, exhibiendo relojes de 1.000 dólares en la muñeca, teléfonos iPhone de última generación, en camionetas 4X4 del año, zapatos importados originales y chaquetas de marcas exquisitas, como si la población electoral fuera del Hatillo, Chacao o de La Castellana. La humildad por el piso. A sabiendas que la mayoría fueron candidatos cooptados por compromisos con la revolución y no por tener un nombre propio, por ser un personaje ejemplo social, un científico reconocido, un deportista famoso o un connotado académico o intelectual.

La psicología humana indica, QUE NADIE QUIERE SER POBRE, Y QUE LOS QUE DEJARON DE SERLO, NO QUIEREN VOLVER A SERLO JAMÁS.

El enemigo de los venezolanos no es el estatus social. El enemigo es quien corta las posibilidades de superarte en la vida. Que por tu propio esfuerzo, por tu propia voluntad, puedas tomar la decisión una y otra vez de intentar direccionar la vida hacia un mejor vivir, hacia lo que en el argot capitalistas llaman "el triunfo", "el éxito", o simplemente, el alcance de unas metas profesionales o de emprendimientos personales o familiares. Algo que los socialista llaman "llevar la mayor suma de felicidad posible a la población."

EL ENEMIGO NO ES SER POBRE, nacer viviendo en un barrio o en un "bloque" en una zona popular. TAMPOCO EL ENEMIGO ES AQUEL QUE POR FORTUNA DE LA VIDA NACE RICO, viviendo en una quinta o un edificio de una zona de clase media.

El enemigo es quien te corta las oportunidades de ser libre como individuo, como familia o como nación. Aquel que desde las esferas del poder te roba (el corrupto), y aquel que te cercena la libertad y las posibilidades de hacer lo que te dé la gana en tú vida, como por ejemplo querer ser ingeniero, militar, político, empresario, buhonero o maestro, pero que sobre todo tengas las posibilidades abiertas para que TE VAYA BIEN siéndolo.

Allí está identificado el enemigo, el que nos ha venido cercenando de manera arbitraria nuestras libertades de ser libres como individuo, familia y nación en los últimos años. Y peor aún, con la venia de unos diputados traidores, que de manera abierta y descarada, han sido capaces de robarnos y entregarles a otros países nuestras riquezas comunes, que son nuestros activos petroleros, el oro y ahorros nacionales. Aquellos que siguen pidiendo "sanciones" internacionales para que nos limiten cada vez más todas las posibilidades de desarrollarnos de manera libre e independiente como queramos y decidamos el rumbo político e ideológico que nos venga en ganas como sociedad.

Eso es lo que llaman los expertos en relaciones internacionales "autodeterminación de los pueblos." Es por eso que nos atacan Donald Trump y todos los grupos de intereses transnacionales y de gobiernos vecinos, por nuestra autodeterminación de ser libres como sociedad. Por tanto, nos quieren volver a esclavizar como lo hicieron los españoles hace 500 años o devolvernos a la República de Estados Unidos de Venezuela como en los tiempos de Juan Vicente Gómez.

Es por lo anterior, y en harás que los candidatos y candidatas de la patria lleven un mensaje claro, sincero y realista de nuestra situación a los cuadros de base y a los votantes, recomiendo leer, "aprender" y "aprehender" algunos elementos del siguiente relato de la visión que tiene ROGER WALTER, exlíder de la banda norteamericana de rock PINK FLOYD, sobre la situación geopolítica, económica y social que nos encontramos los venezolanos. Valga decir, es el mejor discurso para un candidato o candidata en tiempos de bloqueo, medidas coercitivas unilaterales y dificultades económicas como la hiperinflación inducida por las devaluación continuas y forzadas por el dólar paralelo, con un lenguaje claro, preciso y contundente.

Cita textual sobre el bloqueo de EE.UU. contra Venezuela:

"Si a Ud. le interesa mi casa y no me la puedes comprar, porque no se la quiero vender, ni tampoco se la quiero alquilar o arrendar, entonces usted me encierra en mi casa y no me deja salir para ir al supermercado, ni a la farmacia, ni al banco, y tampoco dejan que me vendan los repuestos del carro o la moto, y aunado a esto me cancelan las cuentas y tarjetas de crédito y ahorro...

Al cabo de un tiempo mis familiares se van a desesperar, algunos escaparán por la ventana... Y, Ud. desde afuera empezará a vociferar que soy un inepto para conducir las riendas de mi casa y que soy un dictador que hago sufrir a mi familia...

y entonces van a comenzar a decir que el gobierno de mi casa está en CRISIS y que los vecinos tendrán permiso para INTERVENIR y ECHARME con el propósito de atender la CRISIS HUMANITARIA de mi familia.

Eso si... nunca usted dirá que lo que le interesa es quedarse con mi casa. Y que por eso fue que usted me puso a mi en esta situación tan CRÍTICA ante mi familia."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1103 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas