Cinco Motores....y un Tubo de Escape

Aunque la mecánica no es nuestro fuerte, la concepción del Socialismo anunciada por el Presidente, y conformada por los "cinco motores", tiene un tubo de escape que sólo debe servir para lo cual fue diseñado: para expulsar los desechos, los residuos, de otra manera, hará que por él se escurra la obra, los ideales y la "patria bonita" que tanto esperamos y que con ahínco, mística y afán está construyendo el Presidente y "algunos" de sus colaboradores.

En esa ciencia llamada Filosofía que tanto gusta a nuestro Personaje, y parodiando al concepto de Dios en la Metafísica de Aristóteles, Chávez es el "Primer Motor Inmóvil". Fíjense:

"...Lo bello en sí y lo deseable en sí entran ambos en el orden de lo inteligible; y lo que es primero es siempre excelente, ya absolutamente, ya relativamente. La verdadera causa final reside en los seres inmóviles, como lo muestra la distinción establecida entre las causas finales, porque hay la causa absoluta y la que no es absoluta. El ser inmóvil mueve con objeto del amor, y lo que él mueve imprime el movimiento a todo lo demás. Luego en todo ser que se mueve hay posibilidad de cambio. Si el movimiento de traslación es el primer movimiento, y este movimiento existe en acto, el ser que es movido puede mudar, si no en cuanto a la esencia, por lo menos en cuanto al lugar. Pero desde el momento en que hay un ser que mueve, permaneciendo él inmóvil, aun cuando exista en acto, este ser no es susceptible de ningún cambio. En efecto, el cambio primero es el movimiento de traslación, y el primero de los movimientos de traslación es el movimiento circular. El ser que imprime este movimiento es el motor inmóvil. El motor inmóvil es, pues, un ser necesario, y en tanto que necesario, es el bien, y por consiguiente un principio, porque hay varias acepciones de la palabra necesario: hay la necesidad violenta, la que coarta nuestra inclinación natural; después la necesidad, que es la condición del bien; y por último lo necesario, que es lo que es absolutamente de tal manera y no es susceptible de ser de otra".

¿Se pueden dar cuenta? Nuestro "Primer Motor Inmóvil" "mueve con objeto del amor, y lo que él mueve "debería" imprimir el movimiento a todo lo demás..... Como el Primer Motor Inmóvil, Chávez no cambiará, para pesar de los antichavistas (ya personalmente no hablamos de Oposición, porque no existe. Sólo hay antichavistas) -y aquí creemos necesario y obligatorio detenernos y hacer la clasificación entre antichavistas justificados, los oligarcas de verdad, aquellos que ostentan el poder y mueven las cuerdas de la mayoría de acuerdo a como a ellos se las mueven, cual teatro de marionetas, ¿ quizás un 5%? y los antichavistas inconscientes, como lo fuimos una gran mayoría de nosotros, que no tienen ninguna razón de estar en contra de este maravilloso proyecto de vida, ¿el resto? - y, como en todo lo que emprende, pondrá la mayor cantidad de cilindros, y se potenciarán todos sus caballos de fuerza para que se haga realidad, "acto", los cinco motores de la carrocería socialista del Siglo XXI que, además, ¡será un modelo; un marco especulativo de remisión! para otros países que andan sobre nuestras huellas. Sobre las huellas del Bravo Pueblo de Venezuela y de su líder.

Al igual que el Primer Motor Inmóvil aristotélico, Chávez es necesario (¡y cuán necesario!) como la condición del bien, y es el Bien lo que vemos en la esencia del Personaje, no susceptible de ser otra cosa (que lo digan los que han tratado de comprarlo, fuera y dentro de sus filas!).

Pero resulta que el bien que preña la intención de nuestro Primer Motor Inmóvil y que moverá a los cinco motores que ahora comienzan a calentarse antes de arrancar, parece que se escabullirá y diluirá por el tubo de escape de la burocracia y la corrupción. Es la primera acepción de la palabra "necesario": ”la necesidad violenta, la que coarta nuestra inclinación natural".

¡Ay Chávez! ¡Si no fuera por ti, cuántos no hubiésemos abandonado el camino y nos hubiésemos dejado embargar de nuevo por la decepción y el conformismo de "más de lo mismo"! Tú lo dijiste muy claro: ya ves los salarios de quince millones y los carros nuevos. Leemos muchos artículos de artículos de compatriotas denunciando burocracia y corrupción; el arribismo, la "echonería" y el goce de los cargos públicos -desde las más altas jerarquías hasta el más bajo escalafón de la escala-; desde el tope hasta la base de la pirámide del poder ministerial, estadal, municipal, parroquial, y cualquier otro "al"; la ignorancia y el desconocimiento de los SERVIDORES PÚBLICOS que ni siquiera tienen idea no solamente de su rol sino de sus propias funciones; continúan como si nada hubiese cambiado.

¿Y qué importa que devengaran sueldos de quince millones si fuesen eficientes, honestos, y eficaces? Sin embargo, sí lo es; porque si perseguimos establecer el Socialismo como sistema de vida, un funcionario público no debe devengar tal cantidad de dinero para hacer su trabajo como es debido. Si el ciudadano común, como quienes humilde y modestamente escriben, se tropieza con algún ejemplar que reúna estas características, ha de sentirse orgulloso. Se critica a los "oligarcas", a la Cuarta (IV), a la "burguesía"; los revolucionarios, comunistas, socialistas y bolivarianos deben responder a una imagen predeterminada: han de lucir sencillos, sin ningún tipo de ostentación, y denostar de los bienes materiales y los lujos innecesarios. Pero esto sí es verdad que es una empresa bien difícil. Las "becas" cuartarepublicanas continúan.

Cierto es que el Estado es la empresa más grande de cualquier país, y de allí la dificultad para ejercer control. El Primer Motor Inmóvil no puede mover al resto encontrándose tan solo, y es admirable como, entre comentarios jocosos y su natural e infaltable simpatía, Chávez reconoce aquello que "no se ha logrado" durante su gestión cuando rinde cuentas al pueblo que incondicionalmente continúa apoyándolo. ¿Pero es que el ejemplo no sirve para nada? ¿Saben quienes se tienen que "mover" los esfuerzos que ha hecho y continúa haciendo nuestro líder en el área de agricultura? ¿No fué la Ley de Tierras la que desencadenó golpe, paro, guarimbas y escándalo internacional en las oligarquías tumbaChávez? ¡Es que sinceramente revuelve la bilis escuchar al Presidente decir que en agricultura, aunque hemos hecho grandes esfuerzos no hemos logrado lo que se esperaba!. ¿Y a quién se debe ésto? Porque, francamente, el Comandante ha dicho y hecho hasta lo imposible que corresponde a un Jefe de Estado, para que sus genuinos deseos, sus órdenes y sus palabras se delibiten hasta desaparecer descendiendo por la pendiente de la cascada burocrática.

¿Y una Comisión contra la Corrupción?. ¿Por qué no le endilgan otra denominación?. ¿Se recuerdan de los "Comisionados" de la Cuarta que gozaban -creo-, hasta de inmunidad y franquicia? Por nuestra parte, tenemos la seguridad que la "denuncia" se engavetará en cualquier escritorio que se encuentre en la línea procedimental. Somos veintisiete millones de habitantes, y seguramente cada uno tendrá más de cien denuncias que hacer. Y observa uno propaganda -muy bien graficada, por cierto-, de la flojera y desidia del funcionario público y, luego, la entrada del aviso: DENUNCIA! ¿Ante quién?, ¿A quién? ¿Cuáles pruebas hay que llevar? ¿Cuántos recaudos? ¿Cuándo se ejecutará la sanción?: seguramente, la denuncia prescribirá. Mil perdones, pero creo que el mapa arbitrario de los organismos públicos y quienes los integran, o son clones de los cuartorepublicanos, o necesitan grandes dosis de complejo B para marchar al ritmo físico, mental y espiritual del Personaje; del Primer Motor Inmóvil.

Los administrados somos tratados como pedazos de coleto, y aunque en algunos organismos impresiona y causa incredulidad la buena atención y la puntualidad en la gestión, en la "inmensa mayoría" -término que gusta mucho a los "analistas"-, lamentablemente no es así. Es la Cuarta República Parte II. El ejercicio del cambur.

Gracias a Dios la picardía y simpatía de nuestro gran Presidente le otorgó claridad, sencillez, sin quitarle su fuerza a sus palabras, porque fue para arder de ira el escucharlo tan honesto y modesto haciendo el balance de su gestión.....y cuáles metas, infelizmente, no se alcanzaron. ¡Con siete millones de seguidores, no sé cuántos Ministerios, misiones, y todo lo que ha inventado y materializado, ¿es que no hubo suficiente esfuerzo y mística para cosechar cuanto él sembró?

No hace falta una Comisión. Lo que hace falta es una CRUZADA: el Primer Motor Inmóvil que convoque a sus más valerosos guerreros para que se sobrepongan a cualquier obstáculo que estos infieles coloquen en su camino y nos liberen del colonialismo y del imperialismo burocrático-corrupto-ignorante-deficiente, porque si continuamos así, la fuerza de los Cinco Motores se irá por el tubo de escape.

Por el tubo de escape se deben evaporar tan sólo los antivalores inculcados adrede, por siglos.

El facilismo, la flojera, la traición, la corruptela, la ineficacia, le desidia, y tantos otros que habrán de ser execrados por esa vía, mas rápido que inmediatamente.

Ay Comandante! Si no fuera por tí..........

pologregorio@gmail.com

mepdebrabandere@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4316 veces.



Manuel Ernesto de Brabandere


Visite el perfil de Manuel Brabandere para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social