I Encuentro revolucionario para el consenso "Paz y Soberanía"

El movimiento político "Paz y Soberanía", conformado por un pequeño colectivo de hombres y mujeres, profesionales, cultores, trabajadores y amas de casa, profundamente revolucionarios, identificados abiertamente como Bolivarianos, Socialistas y Chavistas, sostuvo el 29 de julio del presente año, el I Encuentro revolucionario para consensuar las primeras decisiones tomadas ante el pueblo merideño y el país, en función de las medidas, acciones, lineamientos y políticas que ha venido ejecutando el gobierno nacional, en virtud de la crisis económica, política, social y moral que hemos venido padeciendo desde hace varios años, medidas que ya no podemos seguir avalando con nuestro silencio, o con nuestra postura sumisa de resistencia, o por la mal llamada "disciplina revolucionaria". A voz de los que protagonizaron este encuentro, los objetivos son: Reconocer los distintos problemas económicos, políticos, sociales, tecnológicos y morales que afectan al estado Mérida y al país. Plantear las posibles propuestas que permitan dar capacidades resolutivas a los problemas expuestos del estado Mérida, defendiendo los derechos legítimos de todos los venezolanos, nuestra Paz y Soberanía y Emitir un pronunciamiento público en torno a los acuerdos, o lineamientos, de los aspectos desarrollados. Más que de recordar a Bolívar como hombre, se trata de reencarnar su verbo, mediante una práctica revolucionaria que haga realidad sus proyectos que no pudo concluir, y que estamos obligados a no postergar más, con la exigencia cierta de una apertura en el camino del libertador para exaltar el patriotismo, de lo contrario la corruptocracia seguirá igual.

Vale destacar que la intencionalidad de este encuentro no tiene o no esconde como propósito fines electorales; sin embargo, no estamos cerrados ante esta posibilidad de participar ante cualquier proceso electoral popular desde las bases, para impulsar el legado de nuestros comandantes Bolívar y Chávez, ya que nos avala la moral, nuestra formación ideológica consciente y nuestra Carta Magna. De los resultados de este encuentro, se acordaron y al mismo tiempo se proponen los siguientes aspectos:

· En el ámbito internacional:

- Desconocer públicamente al empresario Donald Trump, como presidente de los EE.UU., en vista de que él desconoce la legitimidad del presidente venezolano Nicolás Maduro Moros.

- Apoyar la iniciativa de distintas organizaciones de promover la renuncia del peor "presidente" de los EE.UU.

- Deplorar las medidas coercitivas, sancionatorias y violatorias del gobierno de los EE.UU. contra el país, ya que han afectado el crecimiento económico del pueblo venezolano; así como condenar el robo de nuestros activos, la prohibición de entrada de medicamentos, insumos y alimentos; rechazar la amenaza latente contra nuestro presidente y altos funcionarios de los demás poderes del Estado y la intención permanente de invadir nuestro territorio.

- Mantener la defensa de El Esequibo.

· En el ámbito económico:

- Instar al gobierno a Redireccionar la política económica que ha tomado. Sugerimos instaurar en el corto plazo la propuesta económica realizada por la Econ. Pascualina Curcio, Abg. María Alejandra Díaz, Luis Brito García y todo el equipo de asesores económicos y políticos que le acompaña, la cual va en función del rescate de nuestra moneda el Bolívar, con el respaldo del oro y eliminar la dependencia del dólar estadounidense.

- Aplicar y exigir el pago de impuestos a todos aquellos que no lo pagan o que muy poco retribuyen los grandes beneficios económicos que obtienen, como: los acreedores de la deuda pública, las personas y empresas extranjeras que no lo hacen por los infames tratados contra la doble tributación, los exportadores colombianos liberados de este deber por el Acuerdo de Cartagena; los grandes empresarios que transfieren sus dividendos a fundaciones u ONG, los grandes patrimonios cuyos bienes aumentan de valor gracias a la infraestructura y servicios aportados por el Estado, los capitalistas extranjeros y nacionales que transfieren sus ganancias a paraísos fiscales, todas las asociaciones criminales, grupos paramilitares, contrabandistas, las grandes empresas beneficiadas con la Ley de Promoción y Protección de la Inversión Extranjera y todos los grandes capitales que según el BCV se apropiaron de la mitad que se produce en el país.

- Exigir un justo incremento salarial para todos los asalariados del país que le permita a los trabajadores cubrir sus necesidades básicas (como lo establece el Art. 91 de nuestra CRBV), y no para sobrevivir a las políticas salvajes que nos han impuesto el imperio, los empresarios y el Estado burgués.

- Que se imponga nuevamente nuestra moneda el Bolívar en todas las transacciones comerciales, financieras y cotidianas, como lo establece la CRBV.

- Desmontar el Estado burgués dirigido por mal llamados revolucionarios, que promueven además la nueva "burguesía revolucionaria".

- Informar al pueblo venezolano acerca de los índices hiperinflacionarios y demás indicadores económicos.

- Rescatar las empresas estatizadas por la clase trabajadora, que se encuentran hoy en quiebra y de espaldas al pueblo por una gerencia que perdió su norte en impulsar una economía en pro del país.

- Reimpulsar la producción nacional socialista, teniendo como prioridad el hombre y no el capital, a la clase empresarial, a la plusvalía; dándole mayor fuerza de productividad a los venezolanos y no a los extranjeros.

- Fijar el control de precios de los productos de primera necesidad estableciendo sanciones a todos los comerciantes que lo incumpla, a través de órganos competentes y la acción permanente de la contraloría popular. No más acuerdos muy bien negociados.

- Eliminar a la SUNDDE órgano que ha demostrado una alta ineficiencia para proteger al pueblo venezolano.

- Crear otros mecanismos de pago distintos al papel moneda, en virtud de la escasez y del juego de la derecha en sabotear la economía del país, especialmente en el transporte público, como realizar pagos a través de tarjeta inteligentes, o el carnet de la patria, entre otros.

· En el ámbito Político

- Solicitar al presidente Maduro cambiar todo el tren ejecutivo, al mismo tiempo unificar algunos ministerios, ya que generan más carga burocrática por su ineficiencia o incapacidad y distanciamiento con el pueblo.

- Colocar al frente de los ministerios, coordinaciones, gerencias, hombres comprometidos con el proceso, con perfil académico profesional en sintonía con su cargo y no con su empatía.

- No seguir postergando por más tiempo la detención del ciudadano Juan Guaidó, quien ha cometido grandes delitos de lesa humanidad, contra el Estado venezolano, contra nuestra soberanía y contra el presidente Nicolás Maduro.

· En el ámbito electoral

- Rechazamos contundentemente la postulación de candidatos y candidatas del partido de gobierno (PSUV) para el estado Mérida, desde la capital del país, para las elecciones de diputados y diputadas que se elegirán este 06 de diciembre, ya que la misma no se realizó desde las bases populares, mediante la participación protagónica de los militantes del partido. Además, no se consideró para la misma el liderazgo de otros camaradas, caracterizados por una clara consciencia socialista y una probidad intachable.

- Apoyamos la iniciativa de otros movimientos políticos de izquierda populares como una opción democrática para apoyar a otros candidatos.

- Dar mayor capacidad de participación al pueblo.

· En el ámbito social

- Mayores beneficios salariales a través de una economía popular, no clasista.

- Rescatar los programas de salud y educativos, a través de las misiones populares.

- Revisar, rectificar y reimpulsar los beneficios sociales otorgados por el gobierno nacional, como:

ü Programa alimenticio (CLAP) que contenga las proteínas y rubros necesarios para mitigar la escasez y el alto costo de los productos; con precio justo para las familias y con una frecuencia mensual obligatoria, por lo menos hasta que descienda la inflación y se estabilice la economía del país.

ü Programa de Gas, antes PDVSA Gas. Se solicita al gobierno retomar la conducción de esta línea de acción, ya que el elevado costo de los mismos son permanentes, su distribución es de poca frecuencia. Además, la entrega inoportuna unida a la escasez del gas ha generado la deforestación en muchas áreas del país.

ü Programa de medicamentos e insumos: dotar de manera oportuna a las farmacias de los centros de salud, hospitales, a las farmacias populares de medicamentos e insumos para los sectores más vulnerables.

ü Programa de la gasolina: urge revisar este plan, ya que la corrupción se ha intensificado con quienes administran el mismo y con los principales beneficiados, transportistas y distribuidores de alimentos.

- Intervenir a la CORPOELEC y reimpulsar un servicio óptimo para todos los venezolanos, evitar que la suspensión del servicio afecte más a los sectores populares.

- Reformar el sistema de justicia.

- Hacer una revisión a los cuerpos de seguridad y a la FAN.

- Radicalizar el castigo a funcionarios corruptos.

- Aperturar los tribunales populares.

- Afianzar la cultura de la contraloría popular.

- Que cese la persecución contra los campesinos que luchan por sus tierras, por parte de los cuerpos de seguridad del Estado y hacer que se cumpla la máxima premisa de "la tierra es de quien la trabaja, no de la oligarquía".

· En el ámbito de la salud.

- Radicalizar la cuarentena hasta el 3 de septiembre de 2020, eliminar la flexibilización en todo el país, hasta lograr disminuir la curva exponencial del incremento del COVID-19. En este sentido, solo se permitirá laborar al sector de alimentos y productos de primera necesidad, y farmacias.

- Lo anterior debe ir acompañado de un programa de educación, de aprendizaje, en cuanto al manejo del temor, del miedo, de la angustia y la depresión, de reorientar su visión ante al mundo, dirigido a toda la población, con todos los medios de comunicación involucrados, acompañado de psicoterapeutas, psiquiatras y con el apoyo de la Escuela de Medicina Tradicional China del país, que tiene una cultura milenaria en el manejo de estos conflictos.

- Dotar a los centros asistenciales de salud de medicamentos e insumos, así como a su personal asistencial de equipos de seguridad.

- Reparar los equipos de imagenología (Rayos X, Resonómetro, Tomógrafos y ultrasonidos), de los centros de salud del estado Mérida que tienen tiempo paralizado por la falta de materiales o piezas necesarias para su funcionamiento. Realizar este tipo de exámenes tienen un alto costo en dólares para cualquier ciudadano merideño en los centros de salud privados.

· En el ámbito de la tecnología y las comunicaciones.

- Hacer actos guerrilleros para discutir las críticas necesarias que afecten la conducción del proceso revolucionario.

- Intervenir las empresas CANTV y MOVILNET, por su poca capacidad resolutiva para enfrentar las fallas comunicacionales; por la imposibilidad de adquirir equipos móviles debido a los elevados costos dolarizados; por la imposibilidad de obtener líneas residenciales y empresariales, por la inexistencia de los mismos y la falta de materiales para su instalación.

- Intervenir las empresas de comunicación del país (pública y privada), en vista de las constantes fallas existentes que afectan la conexión de los venezolanos, los pagos por puntos de ventas, las transacciones financieras y el uso del internet.

- Reactivar los programas de comunicación de Venezolana de Televisión (VTV), como DOSSIER, Cayendo y Corriendo, entre otros, en virtud de su carácter crítico, orientador y cercanía con el pueblo venezolano. La censura a los programas de televisión hacen daño al proceso y debilita al gobierno.

· En el ámbito moral, de consciencia revolucionaria.

- Seguir convocando a encuentros para el discernimiento de ideas e impulsar el avance de la revolución, ya que sin una formación de consciencia socialista no hay revolución.

- Insistir y promover la capacidad de reeducar para formar el hombre nuevo, con consciencia, en virtud de las fallas en la divulgación de la concientización; es decir, elevar el nivel de consciencia.

- El dominio del hombre está en la mente, de ahí que el avance del imperialismo se ha dado controlando la mente del humano, la cual afecta su proceso biológico, su espíritu y su capacidad para discernir. En este sentido, es necesario reeducar al hombre para su transformación, para hacer una revolución mental.

- Revolución es cristalizar un nuevo tiempo.

Hoy nuestros líderes que están al frente de la conducción del país están enredados en un zarzal, engañados por las "bondades" que le ofrece el consumismo, bajo su óptica y accionar están defraudando al pueblo. Estamos sumergidos en una tragedia donde los valores se transgredieron: perdonar se confundió con permisividad, resistir con consentir, tolerancia con alcahuetería, lealtad revolucionaria con estupidez, no se sabe dónde comienza la anarquía y dónde termina la revolución. La etapa de resistencia la consideraron como consentir a ciegas todas las políticas erradas del gobierno, mientras que continúa la misma lucha social de clase. No queremos que se confunda la lealtad y disciplina con estupidez y sumisión, porque nuestra paciencia tiene límite. Nosotros seguimos de pié y no arrugamos, pero no para seguir alimentando a la nueva oligarquía que se enchufó en el gobierno. Luchamos para crear un auténtico socialismo, una genuina democracia, no una anarquía, ni autoritarismo. La prioridad hoy es dar capacidad de respuestas a las necesidades que el pueblo sufre: atención de la alimentación, de medicamentos e insumos, de los servicios básicos (especialmente energía eléctrica, gas, gasolina y comunicaciones), adquisición del efectivo, entre otras insuficiencias que no puede cubrir. Urge comenzar por los cambios del tren ejecutivo, que cesen los conflictos internos dentro del partido de gobierno —que abran paso a la pluralidad, a la crítica, no a la censura y a las sanciones incoherentes por las denuncias que se realizan—, que cese la alcahuetería y la permisividad que el gobierno ha tomado con la oposición. Firmar acuerdos sin escuchar la voz del pueblo, será el fracaso de este gobierno; jugar con la tolerancia, la lealtad y paciencia del pueblo, es peligroso; no más tregua a su dolor, ya que puede tomar otros derroteros distintos que pueden ser lamentables para la revolución. Ya es el tiempo, ya es la hora, de hacer la profunda Revolución Bolivariana. El mundo está cambiando, la América toda no escapa de estas transformaciones, todas estas circunstancias cambian también, de lo contrario las mutaciones vendrán por la misma fuerza de la gravedad que le impondrá este sistema a un pueblo que se niega a seguir siendo esclavo de un imperio, a continuar con el salvajismo del capitalismo. Estos cambios obligados no serán fáciles si el pueblo no está preparado; por lo tanto, si se inicia desde la matriz ayudando a formar consciencia, la crisis se supera sin mayores traumas. La tolerancia es amor y la alcahuetería es actuar por temor a enfrentar la verdad. El miedo conlleva al desamor porque se hace parte de él. A nosotros nos asiste la verdad y el Amor por trabajar activamente por la justicia y la libertad para elegir el sistema que más beneficios de a la humanidad: la mayor suma de felicidad posible.

NOTA: LAS FIRMAS DE QUIENES REFRENDAN ESTE DOCUMENTO ESTÁN RESGUARDADAS



Esta nota ha sido leída aproximadamente 413 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: