Los anuncios de Chávez el 09 de enero de 2006

LAS NACIONALIZACIONES

Todos lo escuchamos. Una mayoría algo sorprendida, mientras unos pocos no, pues para estos, entraba entre los cálculos que se vienen haciendo desde hace unos años. Entre estos últimos no encontramos nosotros. De acuerdo Globovisión:
"El presidente de la República, Hugo Chávez, en el acto de juramentación de los nuevos ministros, solicitó al nuevo tren ministerial, adelantar el proceso de nacionalización de la Compañía Nacional Teléfonos de Venezuela, CANTV al calificar que esta empresa es “estratégica” para la seguridad del Estado.
"...esos sectores de un área tan importante y estratégica para todos nosotros como lo es la energía eléctrica. Todo aquello que fue privatizado nacionalícese. Recuperemos la propiedad social sobre los medios estratégicos de producción....La Compañía Nacional Teléfonos de Venezuela, nacionalícese. Señor Vicepresidente la nación debe recuperar la propiedad de los medios estratégicos, de soberanía de seguridad y de defensa".
También instó al ministro de Energía y Petróleos, Rafael Ramírez a nacionalizar los procedimientos de mejoramiento de los crudos pesados de la faja del Orinoco; "no eso debe pasar a propiedad de la nación dijo el mandatario nacional…”
Ante estos anuncios la empresa de telecomunicaciones señaló en boletín de prensa que "Cantv no posee información oficial sobre presunta nacionalización" aunque se estaba al tanto el anuncio presidencial.

¿Son estos pasos el socialismo o son simplemente medidas capitalistas, para fortalecer al capitalismo mismo?. En varios momentos en la historia del capitalismo, gobiernos burgueses y pequeñoburgueses han tomado la decisión de nacionalizar, con o sin indemnización, empresas privadas. El gobierno Teodoro Roosvelt, durante la crisis del 30 en los Estados Unidos, nacionalizó una serie de empresas privadas a fin de tratar de paliar la crisis que capitalismo vivía en ese momento. Su intención no era avanzar más allá. Ni siquiera darle un rostro humano al capitalismo. Su objetivo era salvar capitalismo de la crisis que estaba su soliviantando los ánimos obreros.
Bajo el gobierno Salvador Allende, en Chile se nacionalización importantes sectores de la economía, entre ellos la industria del cobre. Esta nacionalización tenía como fin, fortalecer económicamente el proyecto político de transición del capitalismo a una sociedad socialista. Más allá del equívoco político de creer en la posibilidad de la conquista del socialismo por vía pacífica, conciliando con la burguesía las transformaciones necesarias para alcanzarlo, el objetivo de dichas nacionalizaciones no era fortalecer el capitalismo.
Podemos citar otros ejemplos históricos de nacionalizaciones de empresas que no culminaron en la instauración de un gobierno de los trabajadores y el pueblo, en un estado socialista. Egipto bajo Nasser, Nicaragua con el primer gobierno de los sandinistas, Perú con el gobierno del general Velasco Alvarado, etc.

¿Cómo podemos caracterizar las anunciadas nacionalizaciones?
El gobierno de Chávez ha venido tomando una serie de medidas económicas y sociales que no están acordes con las orientaciones que los grupos económicos de poder venían desarrollando en Venezuela y a escala planetaria. No son medidas socialistas, pero tampoco son las que el capitalismo requiere en la actual etapa desarrollo. No son medidas socialistas, pero contribuyen a generar nuevas contradicciones en el seno de la sociedad venezolana, cuya dinámica social comienza a cuestionar al capitalismo mismo.
Las anunciadas nacionalizaciones, son las primeras medidas económicas, independientemente de que se paguen o no indemnizaciones, que afectan intereses económicos imperialistas. Esto sería un salto cualitativo positivo en la actuación del gobierno del presidente Chávez. Un planteamiento como éste, tiene que ser apoyado por las fuerzas revolucionarias venezolanas y mundiales, convocando y/o apoyando movilizaciones en este sentido, con nuestras banderas. Trotsky nos marca la pauta cuando la nacionalización del petróleo bajo el gobierno de Cárdenas en México.

APALANCARNOS PARA SEGUIR AVANZANDO
Además de apoyar las nacionalizaciones, los revolucionarios tenemos que explicar pacientemente que las mismas, para que surtan todo su efecto beneficioso para el pueblo y para el proceso revolucionario mismo, deben servir para ir creando nuevas relaciones sociales de producción. Un primer paso en este sentido es pasar a funcionar esas empresas bajo control de los trabajadores tal y como sucedió con la refinería Puerto la Cruz cuando el lock out patronal de diciembre de 2002. Seguido y de manera continua, se debe dar impulso a la discusión en el seno de las organizaciones obreras y populares (UNT, Consejos Comunales, organizaciones campesinas y estudiantiles, etc), de un plan para extender éstas nacionalizaciones al sistema bancario financiero, todos los monopolios y oligopolios nacionales y multinacionales y el del desarrollo de estas organizaciones obreras y populares, para convertirlas en el fundamento de una nueva institucionalidad de estado, que barra definitivamente del mapa de Venezuela, a las del estado burgués. En esta tarea, la corriente C - CURA de la UNT, y los hoy fortalecidos camaradas del PCV, tienen papeles muy importante que jugar.
Desde la Corriente Socialista Revolucionaria, nos comprometemos a seguir dando nuestro aporte teórico y político para avanzar nuestro proceso revolucionario por los caminos de la revolución socialista.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1979 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas