Chavistas-maduristas: mano arribas por el regreso de Guaidó

Regresará cansado, casi que extenuado después de lidiar con tantas oportunidades de salir victorioso que, hasta Trump se le arrodilló cuando, le pidió de todo corazón que acabara con Maduro que, él nada podía hacer y, Guaidó se sintió importante como si visitara el Olimpo en busca de gloria, pero no, Trump no dejo de mirarlo piernas cruzadas como estuvo todo el tiempo por lo que imaginó que era obra de Arturo Michelena como una imitación de Miranda en La Carraca aturdido por volver a Caracas, que Trump distraído y molesto con los demócratas, lo siguió viendo, no lo perdió de vista y como el mentiroso que es no dejo de verlo como su sombra que, no puede acabar con el "dictador Maduro" en Venezuela, y lo siguió mirando por 45 minutos que jamás sonrió imitando a Jesucristo pescando en río revuelto y, no pudo dejar de verlo y verlo que, al final ni supo a quién veía, ¿un fantasma quizás, de esos que aparecen en la Casa Blanca?

¿Y qué le dijo Trump a Guaidó en privado? Acaso, le dijo, ve para arriba a ver si ves algo, o acaso estás ciego que no consigues la piñata del poder a la que le debes caer a palos, o qué, precísame, dime, ¿molesto, tal vez, que no demostró antes de la visita? Pero, contento no estaba y, hasta pensaría, quién me metió a mí este sujeto por los ojos como el indicado para tumbar a Maduro sin dejar de tumbarnos a nosotros la cantidad de dólares que nos ha sacado que hasta la cuenta de ellos no la tengo, ¿pero será posible? Fue cuando, le preguntó a Guaidó: y tú qué sabes hacer, acaso eres actor de la IV-R, por lo que Guaidó pudo haberle respondido, tejo oportunidades que se las lleva el viento de mi mala suerte y, Trump lo observaría con cara de zorrillo viejo y sólo se sonó los dedos y, aclaró, mi mano seguirá extendida, solo eso, y adiós.

Pero lo peor está por venir, ya que Guaidó viene cargado de mucho apoyo, de muchas entrevistas con su cabeza llena de muchos ruidos y sus tripas como caimán en vigilia que si no es ahora no será nunca, viene más despierto y dispuesto a luchar más con fuerza, pero le trae un encargo a Maduro que Trump a través de Pompeo le manda, ¿y cuál será? Imposible de saber que ni a Julio Borges, ni a Vecchio se lo reveló, y por qué no, secretos de presidentes, fue lo que asomó como excusa que, a Ramos Allup, lo tiene de cabeza caliente sin verlo.

Guaidó, llegará pronto, tan pronto como sea posible le den pista para aterrizar, y muy pronto lo tendremos en su país, en su gobierno y, en las calles, exigiendo, diciendo y firme de voluntad como lo dirá como son sus deseos y las órdenes que trae son precisas que en alta voz lo dirá y a conciencia, si es posible, lo repetirá que nadie olvidará como lo dirá con su voz de ilusión nada pasajera que en la Casa Blanca oirán también y, entonces ¿si? Lo soltará: ¡pueblo de Venezuela! Y, lo va a soltar... -Qué:

¡Señoras y señores! Presten atención que como Maduro. ¡Sí Maduro!

Es un "dictador" por lo que Trump mantiene todavía: las cartas sobre la mesa. ¡Seremos libres!

¡Hombre no diga usted eso! ¡Sea usted más cuidadoso! ¿Quién dijo eso, acaso Diosdado? ¡No hombre!

Eso es fraude y atropello -Bolton, respirando por la herida desde los Estados Unidos, que no quiere ver a Guaidó, ni en pintura. Todo es posible, ¿no lo cree? Pues así son ellos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2231 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a286918.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO