Maduro, deseos no empreñan

Cuántos créditos ha otorgado el gobierno de maduro para activar la pequeña y mediana industria: para impulsarla y para reimpulsarla una y otra vez; hasta este año, donde se piensa reimpulsarla de nuevo, es decir recuperarla del desastre de ellos mismos. No se sabe cuánto dinero se ha repartido. Habría que pedirle a María León que le pregunte directamente al presidente, a ver si ella puede hacer que publiquen esa información.

"Lograr la recuperación económica, la recuperación de la mediana y pequeña industria, fue el llamado del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, quien aseguró que el año 2020 tiene que ser un año de crecimiento económico y productivo." Este es el deseo más ferviente del presidente, desde que llegó a Miraflores, pero los deseos no preñan. La pregunta que yo me hago es esta: si los EEUU está conspirando con sanciones económicas en contra de Venezuela para sacar a Maduro de la presidencia y poner en cambio un gobierno títere con Guaidó y los guaidoses ¿Por qué maduro cree que este año sí va a poder recuperar la economía? ¿Qué ha cambiado como para que este año sí, porque en el pasado no se pudo? ¿Habrá algún pacto secreto con los enemigos que sí lo permitirá gobernar bien?

Hay que decir que desde que maduro está en la presidencia solo en los dos últimos años se han aplicado las llamadas "sanciones económicas". Estas no sirven de pretextos para los anteriores. En el pasado, la causa de que no se haya recuperado o reactivado la economía, tampoco fue por falta de dólares, porque todos se los entregaron a representantes de FEDECAMARAS, a Polar y a Fedeindustrias (¡hasta el gobierno tuvo su ministro Fedeindustrias, el señor Pérez Abad, uno de sus presidentes!) No fue por eso. Antes de estos dos últimos años la causa principal fue la "guerra económica", en especial, la conspiración con el dólar paralelo; eso ha sido el subterfugio más famoso del gobierno.

Y aquí cabe otra pregunta ¿Por qué, si el gobierno no puede controlar la "inflación inducida" insiste en sus planes de recuperación económica, sin poder resolver el principal problema que es la "inflación inducida"? ¿Será que está acordando algo en secreto?... Si la "inflación es inducida", es porque el país está produciendo (que no es cierto), no está importando solamente (que tampoco es cierto), si es así ¿Por qué no se ataca el problema de la hiperinflación primero, para que esa recuperación tenga algún sentido práctico o real?

La realidad es que esa "pequeña y mediana industria", las PYMEs (y Polar, que siempre está ahí) son importadores en su mayoría, y simples ladrones cazadores de la renta, extractores de dólares que los sacan del país, para luego "lavarlos" en sus bodegones y en esas "reinversiones" del dinero que se robaron o se siguen robando: "viene un modelo productivo de inversiones, de reinversiones, de ganancias compartidas…", las del robo son las únicas reinversiones posibles, de aquellas que habla maduro por televisión (Uf ¡Hasta cuándo tanta idiotez!... de ellos y de nosotros).

El discurso de maduro siempre ha expuesto la crisis vista al revés. La crisis no es del "aparato productivo", el aparato productivo son seres humanos, somos nosotros; los que producen no son los empresarios, somos nosotros. La crisis es de la población venezolana, nosotros somos los que pasamos trabajo, sin trabajo productivo, sin recursos, sin bienes y servicios; ¡los empresarios No!, ellos tienen todo lo que necesitan, de hecho ellos son los que verdaderamente viven bien, con sus bodegones y sus dólares. El "aparato productivo" lo desmanteló maduro cuando cedió el espacio captado por la sociedad y el socialismo, a los "productores de maletín", empresarios pinochos y ladrones de Fedeindustria, y los otros, los Polar, Cisneros, etc., demandantes, llorones, cómodos y felices.

Maduro fue el que acabó con la PDVSA soberana productora de petróleo, no fueron las sanciones. En nombre de una supuesta honradez, sustituyeron políticos chavistas, técnicos y expertos por militares neófitos, demoledores de empresas públicas. En vez de trabajar junto al pueblo para producir otra sociedad, para mejorar el trabajo social a favor de toda la sociedad, en vez de optar por continuar haciendo una revolución, solo pensaron en cómo sostenerse en el gobierno por más tiempo, "en paz", pactando con los capitalistas, apartando y domesticando a los chavistas radicales, echándolos a un lado, con promesas, bonos y cajas de clap ¡de "50 dólares", según Mario Silva! Maduro y su gobierno buscaron una solución pragmática: "¿Para qué hacer una revolución económica?": más fácil fue entregarle el asunto económico a los "expertos capitalistas"…, PARA QUE ELLOS HICIERAN LA REVOLUCIÓN…!!!

Las palabras de maduro pueden expresar sus deseos más sinceros, pero, a estas alturas del partido hacen ruido, molestan, ¡provoca tirar el televisor por la ventana cada vez que uno las oye!, ni siquiera parecen deseos vanos; es cinismo, desfachatez, en forma verbal. ¿Quién no quisiera que todo lo que dice maduro fuera cierto? Pero, ¡deseos no empreñan!, y el cinismo ofende.

Son muchas las contradicciones. El gobernó está a la deriva, sin brújula; debemos hacer un motín en el barco porque nuestras vidas y nuestro futuro dependen de poderlo llevar a puerto seguro. Salir de Guatemala para llegar a Guatepeor no es la solución, por ahora la solución comienza con frenar la vergüenza de tener a locos y bobos por líderes, de lado y lado. Hay que convocar a los políticos más sensatos, verdaderos líderes, militares, profesionales y técnicos, nacionalistas y/o socialistas para conformar un gobierno de emergencia capaz de activar, en términos prácticos y efectivos, la Constitución de Chávez...

Solo vean los chismes políticos por televisión y en prensa y pareciera que estamos de verdad en Guatemala o en cualquier república bananera; la chapucería, las payasadas, los chismes, ninguno habla pensando en la sociedad, en el planeta, en la humanidad, solo se miran el ombligo buscando salvar una reputación que no tienen, ante otros que tampoco la tienen; se trata de un país que es como una pizza vieja atacada por cucarachas.

Hagamos una red comunicacional a favor de la conformación de una junta patriótica socialista, para el rescate de la revolución y de la institucionalidad, necesitamos una base política para continuar con los cambios. Anotémonos en esa idea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 989 veces.



Marcos Luna

Dibujante, ex militante de izquierda, ahora chavista

 marcosluna1818@gmail.com

Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marcos Luna

Marcos Luna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a286413.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO