Todo lo que tenga que ser cambiado

Tengo días tratando de escribir, demasiadas cosas sucediendo continuamente, no solo en Venezuela, también a escala planetaria una fiesta casi apocalíptica está prendida.

Sin embargo dadas las circunstancias y como soy de los que piensan que las críticas, si son constructivas, son necesarias para el avance de los procesos de cambio, decidí sentarme frente a las teclas.

Antes que nada, comprendo que estamos en guerra y bajo ataque constante desde adentro y desde afuera y todo lo que se diga puede ser usado en nuestra contra, pero si queremos progresar debemos entender que la transparencia, la sinceridad y la ética deben siempre ir por delante en todo proceso verdaderamente revolucionario. Dicho esto tratare de ser breve.

El llamado del compañero presidente Maduro para escuchar lo opinión, críticas y propuestas del pueblo es acertado y positivo, pero debemos tener cuidado con algo que hemos visto mucho, funcionarios que vienen, escuchan al pueblo en las asambleas (que muchas veces se convierten en sesiones de catarsis) reciben con mucho cariño y diligencia las propuestas pero terminan haciendo lo que les da la gana.

El presidente aprueba puntos de cuenta para tratar de acercar más efectivamente el poder al pueblo, pero muchas veces esos recursos deben atravesar embudos donde los recursos son secuestrados por corsariatos burocráticos y al final lo que reciben las comunidades organizadas son migajas. Muchas veces con esas migajas el pueblo hace cosas increíbles y no tarda en aparecer un funcionario siempre listo para la foto o el "pase" televisivo para mostrarle al presidente lo bien que está haciendo su trabajo. Los embudos tienen nombre y apellido en algunas gobernaciones y alcaldías, institutos, oficinas y demás instituciones del estado burgués tradicional que aun conservamos querámoslo o no. Mucho cuidado, ya lo advirtió don Simón Rodríguez:" los funcionarios engañan a los ministros, estos engañan al presidente y este a veces sin quererlo engaña a su pueblo"

En revolución, así estemos en guerra, no deberían existir cajas oscuras imposibles de penetrar para las auditorias y las investigaciones de profesionales y especialistas a la hora de obtener información. La transparencia y la información oportuna y constante deben ser un principio fundamental de las políticas del estado revolucionario. Creemos que la mayoría del pueblo ha dado muestra, sobre todo en los últimos tiempos, de su conciencia y su madurez política por lo tanto no es necesario esconder o restringir información (a no ser, por supuesto, que esta pueda ayudar al enemigo) sin embargo en estos casos es necesario explicarle claramente al pueblo el porqué de las cosas. Lo que nos trae al plano económico.

Muchos nos preguntamos porque no se ha anclado el Bolívar al oro, como lo han recomendado muchos economistas serios de la nueva escuela nuestro americana, (o sea no ortodoxos) o porque aún mantenemos el pérfido acuerdo que le permite al banco central de Colombia, una nación hermana en manos de un narco gobierno mafioso, comprar y vender libremente nuestra moneda.

Lo hemos comentado antes, muchos pensamos que una hiperinflación inducida por un ataque descarado contra nuestra moneda, en un contexto de bloqueo y agresión económica descarada, no pueden enfrentarse con medidas monetaristas ortodoxas, "o inventamos o erramos".

También nos preguntamos porque no se ha producido ya el tan cacareado aumento en el precio de la gasolina o porque no se ha seguido implementando la transición al gas licuado de la flota vehicular del estado y el transporte público, como lo ordenó el comandante Chávez.

¿Qué pasa en las zonas económicas especiales? ¿Cómo funcionan en verdad? ¿Quienes participan y en qué condiciones? Estas zonas, sin contraloría popular efectiva pueden fácilmente volverse centros de corrupción y fuga de capitales. El pueblo debe estar informado.

Pensamos que el pueblo tiene derecho a saber él porque se toman o porque no se toman ciertas decisiones importantes. Siempre lo hemos dicho la falta de información será usada como arma por el enemigo para crear zozobra e incertidumbre.

Aunque apoyamos la iniciativa "Venezuela bella" muchos pensamos que la limpieza y el mantenimiento de los espacios públicos, calles, carreteras y demás, al igual que el aseo y los desechos sólidos, no deben seguir siendo "operativos" esporádicos, sino políticas públicas que involucren seriamente a las comunidades organizadas.

Vemos como muy acertada la decisión de comenzar a procesar a los traidores culpables de los intentos de golpes de estado: a cada traición mas ley y más constitución. ¡Ya basta de impunidad! A nuestros amigos opositores les recuerdo una vieja frase. "si no puedes asumir la responsabilidad y pagar las consecuencias no cometas el crimen".

Del mismo modo que se está "reestructurando" y revisando corpoelec, se deberían seguir revisando y restructurando todas las empresas del estado especialmente PDVSA Y Movilnet , esta última se encuentra en un estado caótico.

Aunque entendemos y apoyamos el llamado a la producción y a la creatividad, y nos parece excelente medida la facilitación de créditos para "emprendedores" y otros tipos de productores, no se debe seguir repitiendo el terrible error de la falta de control, seguimiento y apoyo técnico en el que se ha caído en el pasado. Hay que seguir redistribuyendo las riquezas pero con estricto control y seguimiento.

Hay que seguir perfeccionando y profundizando los medios de distribución popular para derrotar a los monopolios y a las mafias que aún controlan gran parte de lo distribución de todo.

Las penas por corrupción, apropiación dolosa, fraude y otros delitos financieros deben ser penados fuertemente, pensemos en condenas de un mínimo de 15 años mandatorios sin derecho a ningún beneficio, que quizás puedan ser negociadas, si los acusados ayudan a la justicia a descubrir otros culpables y a recobrar los bienes del país .

Aquí volvemos a la transparencia, está muy bien que se acuse y se arreste a los traidores y corruptos, pero el pueblo debe tener acceso a la información de cómo van los juicios, cuales son las condenas que se piden desde el ministerio público y cuando las halla, tener inmediatamente la información de las condenas aplicadas.

Mucho cuidado con los "revolucionarios" que se visten de rojo rojito y que por dentro están más que apegados al pensamiento burgués liberal.

En resumen: sigamos cambiando todo lo que tenga que ser cambiado, profundizando todo lo que podamos seguir profundizando. Transparencia, seguimiento, ética y moral revolucionaria.

Mientras las elites imperiales sionistas y sus lacayos en las oligarquías locales siguen sembrando el caos y las guerras y promoviendo el fascismo, sigamos unidos buscando la paz y la armonía con auténtico espíritu bolivariano.

Mientras el mal desarrollo neoliberal sigue destruyendo el planeta, mantengamos en alto el quinto objetivo del plan de la patria, "la salvación de la vida en el planeta" desarrollando el ecososialismo nuestro americano y promoviendo la verdadera democracia: la democracia protagónica y participativa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 520 veces.



Gustavo Corma


Visite el perfil de Gustavo Corma para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Gustavo Corma

Gustavo Corma

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a278608.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO