¡Nervios de miedo!

Aunque usted no lo crea, pero la realidad nos dice que hay que creerlo. Cualquiera, dentro y fuera del país, podría pensar que las instituciones del Estado se quedaron paralizadas de miedo. Y dejaron que un don nadie tomara cuerpo y volara a su antojo dentro y fuera de la geografía nacional. Un personaje gris, último en la escala de la dirigencia del partido Voluntad Popular, está haciendo lo que le da la gana, sin que nadie ose tocarlo. Es decir, ponerle un parado. Los personajes que están al frente de los organismos del Estado que, se suponen deben velar por la seguridad no sólo del Estado, sino de los venezolanos y venezolanas, se ven la cara unos a los otros, sin saber qué hacer, mientras que un pelele apátrida se burla de ellos, y los reta a que los metan presos.

Jamás se ha visto en ningún país del mundo moderno (solo en la Venezuela disque revolucionaria), que un personaje de mente gris, como lo es Juan Guaidò, le haga tanto daño a la patria de Bolívar y Chávez, ante los ojos de quienes están en los cargos más altos destinados a administrar justicia, y luchar contra la impunidad. Pareciera que estos funcionarios están chorreados de miedo. “El señor presidente Nicolás Maduro Moros —dijo recientemente un asesor— es nuestro guía y conductor de victorias. Comprendemos que él tiene el control, y sabe lo que hace”.

¿Sabe el señor presidente de la República Bolivariana de Venezuela cuánto daño se le ha hecho al país por no actuar en el momento preciso? ¿Lo sabe el TSJ, así como el Fiscal General, y la flamante Asamblea Nacional Constituyente? ¿Lo sabe el Contralor y el Poder Moral? Claro que lo saben. Todos, toditos, los saben en demasía. Pero, malamente para el país, no han hecho lo que tenían que hacer en el momento adecuado. ¿Por qué no actuaron contra el protegido de Trump, el mismo día en que se autoproclamó presidente interino de Venezuela? Carajo, que mal servicio se le ha prestado a la Nación. Ese día de la autojuramentaciòn tenían que haber dado los primeros pasos para allanarle la inmunidad parlamentaria. Pero no fue así… Las pérdidas ocasionadas por los ataques terroristas, tanto en la frontera con Colombia, como en los efectuados en el sistema eléctrico nacional, son cuantiosas. Y a esta hora, en que este humilde opinador escribe, estamos bajo el asedio de ataques continuos al sistema eléctrico, con su epicentro en Guri.

En efecto, mientras eso sucede, Juan Guaidò se ha atrevido a decir, a través de las redes, que no habrá luz (electricidad) hasta que el usurpador se vaya. Y lo ha repetido en España, otro tránsfuga, como Antonio Ledezma. Ya no cuidan el lenguaje. Saben que los funcionarios venezolanos, encargados de administrar justicia, están paralizados de puro miedo, o, por lo menos es lo que demuestran en la práctica. Estos mequetrefes imitan al loco que habita en la Casa Blanca. Usan un lenguaje de ataque, de provocación y de desmedida osadía, pues, saben que hay ¡nervios de miedo!... ¡Se cansa uno!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2016 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a277438.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO