El Arado y el Mar

El autogol de Maduro

Nos sorprende maduro con un nuevo golpe: ahora está contra el maduro de ayer, repite lo que a muchos les costó el calificativo de agentes de la cia, de traidores. Ahora dice que el maduro de ayer ha fracasado, se pasa a la disidencia con armas y bagajes, coincide con la mud. Cambia su política exterior, de un plumazo crea un mundo multipolar donde todos los polos son capitalistas, y el líder es erdogan; trata de maquillar la unanimidad del mundo, se pliega al imperialismo ruso y chino y escurre el bulto de la responsabilidad revolucionaria de crear un polo alterno, socialista. Es que maduro es un artista del disfraz, del autogolpe, pudo engañar hasta al Comandante haciéndose pasar por socialista. Su política es cambiar la piel como una culebra, como un insecto y con ella zafarse de las culpas, se las endosa a la piel de ayer, al maduro de ayer, el de hoy es un hombre nuevo, limpio, sin mancha, sin fracaso, sin pasado. 

Es lamentable que el congreso del PSUV haya quedado en una más de las de maduro: una mentira. Apelaron al recurso manoseado de “ir a la calle”, “de consultar al pueblo”, manera de evitar hacer, excusa barata para no hacer nada, para no pensar, para no resolver. Es lamentable porque el tiempo se agota, la realidad, que no miente, toca las puertas del madurismo que en su caída arrastra al Chavismo paralizado y al país entero. Allí está la inflación, una de las más altas de mundo en toda su historia, allí está el fracaso y no hay culpables, no hay renovación de cuadros, no hay una corrección de rumbo, sólo un cambio de piel, un nuevo empezar. 

El país asiste perplejo a la situación, un gobierno espantoso, mentiroso y no pasa nada, la gente se fue para el exterior y los que se quedaron aguantan con estoicismo la adversidad. El país se asombra de sí mismo. ¿Cómo es posible esta pasividad, por qué no hay reacción? 

La respuesta hay que buscarla en el quiebre de la vanguardia, no hay dirigentes que vislumbren el cambio de época, todos siguen chapoteando en el mismo barrial, no consiguen superar las reglas del juego agotado, de las formas de la dominación capitalista. No consiguen ver profundo, no superan el entorno, la inmediatez. 

Las condiciones están dadas para recuperar a la revolución, al sueño de Chávez: hay condiciones concretas, la peor crisis que ha vivido este pueblo, existe la teoría revolucionaria, tenemos el recuerdo de Chávez. Pero la masa irredenta está al garete, sin líder, sin esperanzas. 

¿Hasta cuándo puede durar esta situación, es viable un país sin líderes, sin vanguardia? La falta de líderes es un problema mundial, la revolución se ha quedado huérfana. Ahora no se trata del fin de la historia, parece ser el fin de los líderes. 

Sin embargo, y aunque parezca paradójico, esta situación adversa es propicia para el aparecimiento de los grandes líderes. Los hombres extraordinarios se prueban, emergen, en la adversidad; al contrario, cuando el viento es favorable hasta los morrocoyes vuelan. Hay que tener fe, se avecinan días esplendorosos. Viene una nueva ola de líderes auténticos. Ellos volverán, siempre lo hacen. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5961 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a267131.htmlCd0NV CAC = Y co = US