Maduro está poseído o está con Dios

1.

Dios, todo poderoso, Omnipotente, Omnisciente, Omnipresente,

ha estado y está al lado de Maduro. ¿Es una locura lo que estoy afirmando? Para nada. Jamás, en mis 81 años de vida, ni en lo que he leído, un presidente elegido por el voto popular, jamás, lo reitero, lo había visto sometido a un bombardeo inmisericorde tanto desde afuera como desde adentro, a un hombre como Nicolás Maduro Moros. Morteros vienen y morteros van. Bombas vienen y bombas van. Pero no aciertan. Gracias a Dios.

2.

Pero ha sobrevivido. Ha preservado el legado del Comandante Supremo de la Revolución, con coraje, con valentía y con fervor revolucionario. Ha sudado, ha pasado malas noches, hasta habrá brotado de sus ojos lágrimas de sangre, ante tanta miseria por parte de la derecha internacional, aliada y alimentada por la derecha traidora venezolana, encabezada por Julio Borges y Antonio Ledezma, entre otras joyas de la traición.

3.

Yo, en mis artículos publicados en Aporrea, he sido un asiduo crítico de algunas políticas del gobierno que preside Maduro, incluyendo a sus ministros y presidentes de emperras púbicas. He tenido sobradas razones para hacerlo. El propio Maduro, me respalda, al informar, ayer en el marco del IV Congreso del PSUV, cuando dijo que había mandado a investigar a 70 empresas públicas, y que todas habían arrojado resultados rojos. Nada de producción. Nada de socialismo. Pura paja, pues. Y ¿qué decir de PDVSA? La gallinita de los huevos de oro… ¿Quién hicieron con esa empresa? La destruyeron los mismos rojos, rojitos.

4.

En medio de esta barahúnda, surgieron las guarimbas y Maduro las venció. Nació la guerra económica, como un medio de hacer chillar al presidente obrero, y está firme, rodilla en tierra, defendiéndose y defendiendo a su pueblo con todo el medio posible. No le ha sido fácil doblegar esta guerra, a la cual se plegaron la mayoría de los empresarios y los comerciantes, quienes cada día inflan e inflan los precios, como una manera de hacer arrechar al consumidor para que se encienda la chispa, que pudiera incendiar la pradera. Se están quedando con las ganas.

5.

Pero no han podido con el presidente "burro", "analfabeto", "mal hablado", chofer de autobús, buscapleitos, marginal, tirapiedras, tierruo, etcétera. No ha podido con él ni electoralmente ni con las guarimbas, con la guerra economice, ni con las amenazas del señor Trump, del Departamento de Estado, la CIA, y el Comandante general del Comando Sur. No ha podido la derecha interna dominarlo, ponerlo de rodilla, hacer que baje los pantalones y entregue a Miraflores a Julio Borges y a su pandilla. ¡Carajo, que duro de matar es este hombre!

6.

Pregunto: ¿Dónde está la oposición política de este país? ¿Qué hace? ¿Dónde están metidos sus líderes? Están pasando la borrachera que le produjo Maduro, desde que inició su mandato. Están analizando cómo es que ha sido derrotado, en todo terreno, por un alpagatuo como Nicolás Maduro. Por un hombre que no se sabe dónde nació, donde creció, donde jugo trompo y elevó papagayo, y paso su niñez; donde estudio o de quien es hijo, según sus detractores.

7.

Cuesta aceptarlo para algunos, pero Nicolás Maduro Moros, a fuerza de recibir de golpes y porrazos, se convirtió en una aguerrida presidente, con un verbo duro y preciso que derrumba a cualquiera. Esa es la pura verdad. Maduro se creció, como arte de magia, gracias a la torpeza de una dirigencia opositora falta de visión y desligada totalmente de las masas que ayer tuvieron. Por eso no son capaces ni de convocar a una junta de condominio, pues, no habría cuórum. No cuentan con nada parecido a calor de pueblo. Maduro los "mato".

8.

Cuando alguien, sea presidente o no, tiene una visión clara de lo que quiere y hacia dónde va, ese alguien no necesita sentirse celoso de nadie, ni guarimbear con un ego torpe y desaliñado, contra nadie. El propio presidente Maduro lo dijo ayer ante los delegados e invitados especiales al acto del IV Congreso del PSUV. "Yo no tengo ego. Yo no aspiro a nada, como no sea ser pivote para que nuestro pueblo siga el camino del socialismo bolivariana por años y más años, hasta que se terminen los tiempos". Eso dijo, palabas memos, palabras más. Demostró que es el único líder que existe en este país, duélale a quien le duela. Y Dios lo acompaña, porque Dios es justo con quienes son justos. Por cierto, no tengo ninguna duda de que Maduro derrotará a la guerra económica y criminal… Esperen el 20 de agosto y lo que vendrá después. Enea con burundanga.

AGREGADO:

Yo no cambiare mi estilo de ser. Criticaré cuando sea necesario a este gobierno y al que venga. Un gobierno que no acepte la crítica de sus ciudadanos, no puede llamar un gobierno popular y, menos democrático. Por cierto, estoy listo para recibir las más duras criticas y ofensas por mi correo que aparece al pie de mis artículos. Pero, una vez más, me resbalarán… Estoy protegido contra todo… Dios, también está conmigo, desde siempre.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2601 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a267075.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO