Con Maduro: Más de lo mismo

La Revolución Bolivariana quedo detenida en el 2013 a la muerte del Comandante Hugo Chávez, y muchas de las decisiones y compromisos que el Líder hubo adquirido con el pueblo, quedaron pendiendo de un hilo. Durante más de 5 años, quienes fueron sus colaboradores y ahora son gobierno no han querido honrar los compromisos adquiridos y los nuevos proyectos creados y pensados para continuar hacia la siguiente etapa de la Revolución como quería el Comandante, muy al contrario, se dieron a la tarea de desmontar la obra de Chávez que tanto esfuerzo y sacrificio había significado para el y para el pueblo.

De esto hemos escrito y mucho, quienes retomen el compromiso de La Revolución Bolivariana tendrán ante si un enorme trabajo, el desorden, y la corrupción mil veces acrecentada imposible de cuantificar resultara en una tarea titánica para recomponer la senda pérdida por quienes tenían el deber de continuar el proyecto Bolivariano. Como dijo el Comandante Chávez: alguien tiene que hacerse responsable; Nicolás Maduro Moros por haber aceptado el compromiso de realizar una tarea muy por encima de sus capacidades, no solo morales, sino de liderazgo.

Todavía hay compatriotas que quieren tapar el sol con un dedo, como si los males de la cuarta ya no hubiesen sido suficientes ahora de vuelta en el gobierno del Sr. Nicolás Maduro Moros; precisamente, insurge la Revolución Bolivariana para acabar con estos males de la cuarta, para que las cosas no siguieran como eran, beneficiando a un grupo mientras el pueblo moría de hambre y miseria, cuando los gobernantes de la cuarta despilfarraban los dineros entre bacanales, orgías e injusticias donde siempre pagaban los más humildes como esta ocurriendo ahora, hemos retrocedido casi al punto donde se inicio La Revolución, creando las causas por las cuales apareció Hugo Chávez: vuelve de nuevo la pobreza extrema, el hambre, la miseria, la decadencia moral, la corrupción, la politiquería demagógica, las persecuciones por motivos ideológicos de quien ose criticar al gobierno del Sr. Maduro, etc., tan parecido a la cuarta hasta por la creación de falsos positivos en los laboratorios ahora del SEBIN.

La manipulación artera donde todas las necesidades del pueblo son utilizadas como excusa para la propaganda política electorera del gobierno ¿Cómo conformarnos con lo que este gobierno ha mantenido solo para manipular a nuestros conciudadanos para mantenerse en el poder? En las regiones se palpa la decadencia y el abandono en que están sometidas por la incapacidad y la corrupción de Alcaldes y Gobernadores puestos a dedo en abierta manipulación electorera, prometiendo que todo va a cambiar y mejorar cuando son los mismos del mandato pasado pero con diferentes nombres y hasta genero. Así esta nuestro país, siendo tan rico, donde la diferencia social disminuida por La Revolución Bolivariana entre pobres y ricos, ahora vuelve y se incrementa con una nueva clase milmillonaria producto de las componendas, comisiones y robo de los dineros del pueblo.

Es imposible no deslindarse de quienes usan el nombre de La Revolución Bolivariana arropándose con los logros y las obras de quien fue su máximo exponente, aquí todos sabemos que el presidente Maduro y su gobierno no son La Revolución Bolivariana, pero es muy fácil para quienes usufructúan los dineros del pueblo para su propio beneficio, rasgarse las vestiduras en abierta demagogia política mintiendo descaradamente que ellos son la Revolución Bolivariana, apoyados siempre por quienes no les importa el sufrimiento de sus propios compatriotas con tal de tener ellos como salir adelante, el gobierno de sectarios los ha convertido en egoístas, el hombre lobo del hombre. ¿Puede una nación, un pueblo continuar a punta de realazos en donde no existen los medios de producción generadores de trabajo productivo, de alimentos y de todo lo necesario para la salud y la vida y encima con ciudadanos de primera y de segunda con derecho a comer mientras los otros mueren de inanición y enfermedad?

Nunca en los años de gobierno de Nicolás Maduro Moros lo hemos escuchado hablar de la corrupción, de los dineros robados, de los traidores pertenecientes al mismo gobierno, pero el suyo, de los narcotraficantes entre su misma familia, de la burocracia, de las altas comisiones de las que se han valido algunos funcionarios de este gobierno y del pasado para ser ahora milmillonarios, de las razones que impiden controlar los precios de los alimentos y medicinas, etc., siempre han sido los otros, los mismos chinitos de recado, siempre silencio, buscando a quien echarle el muerto, como si ellos no fuesen los mismos de antes y como corolario a las excusas, la oposición y la deuda arrastrada desde la cuarta, en un eterno bla bla, donde sus compañeros Ministros se dan golpes de pecho con cara de compungencia, la frase favorita: "sabemos que hemos cometido errores" que quedara para la historia como la excusa perfecta para un gobierno de irresponsables.

Y buena parte del fracaso del proyecto Bolivariano a nivel Suramericano, con los gobiernos progresistas de Lula, Cristina, Correa, Evo, etc. fue el derrumbe del ideal bolivariano con el gobierno del Sr. Maduro Moros, la incapacidad, la decadencia y el mal manejo del proyecto de La Revolución Bolivariana por quienes a la muerte del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías asaltaron el poder con sus abusos, trapacería, y atajos para birlarle al pueblo sus derechos, la debilidad por la falta de un liderazgo regional tal como lo ejercía el Comandante Hugo Chávez, ejemplo de dignidad.

Los pueblos del mundo vieron en la Revolución Bolivariana la oportunidad negada en décadas de abusos, muerte y desolación de recibir lo que es su justo derecho, la soberanía mil veces mancillada por las potencias extranjeras, especialmente los Estados Unidos y los países Europeos sus cómplices para robar y saquear; en este momento el pueblo de La Republica Bolivariana de Venezuela enfrenta un enorme desafió y un gran dilema que solo el pueblo puede resolver: o quita a sus malos hijos y retoma la senda progresista de La Revolución Bolivariana cuyo proyecto debe entrar en la siguiente etapa bajo el liderazgo de quienes puedan capear la furiosa tempestad producto de una guerra mundial anunciada o zozobraremos con el mar de leva del hambre y la miseria y este proyecto se acaba por el conformismo de aceptar lo que sabemos esta mal, lo que no sirve y debe ser apartado para sobrevivir y seguir hacia adelante.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 736 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor