Participación electoral

La última confrontación entre el Gobierno-PSUV y la AN-MUD en su disputa por el poder, dejó una Asamblea Nacional Constituyente monopartidista, con ínfulas de "poder constituyente originario" y carácter "supraconstitucional", para aprobar leyes "constituyentes" sin fundamento en la Constitución. Pretende con éstas legitimar el ecocidio-etnocidio del Arco Minero del Orinoco y privatizar las reservas de petróleo y minerales estratégicos de la Nación, mediante contratos funcionales al proyecto de desterritorialización y recolonización que impulsa el gran capital transnacional en Nuestra América.

Instalada la ANC, el gobierno-PSUV "triunfante" anunció el "advenimiento de la paz", prometiendo que "profundizaría la revolución" para ganar una "guerra económica" ante la cual luce indefenso y sin iniciativa, aunque le ha sido muy útil para eludir su responsabilidad en las graves privaciones y penurias que agobian a los venezolanos. Pero, no habrá paz verdadera mientras la presión social esté al rojo vivo a punto de erupción, por la creciente precarización de la vida de las grandes mayorías.

Siguiendo ese patrón, la cúpula AN-MUD evadió su responsabilidad en la derrota sufrida y con la mayor impudicia, se inclinó ante el gobierno de EEUU y sus aliados para rogarles que "intervengan ya" a Venezuela, para derrocar el gobierno de Maduro por las buenas o por las malas. El respaldo de la MUD a la amenaza de intervención militar y a las sanciones económicas de Trump y compañía, mostró una vez más el malinchismo genético de un liderazgo vacío de identidad nacional.

La falta de voluntad política del gobierno para enfrentar la crisis sistémica creada por la corrupción y el colapso del modelo rentístico petrodependiente, el fracaso de la cúpula de la MUD para ofrecer una alternativa que responda al interés nacional y la desconfianza en un CNE tutelado por el Gobierno-PSUV, ha provocado frustración y desesperanza en compatriotas que dudan de participar o no en las elecciones de gobernadores. Objetivamente, la abstención favorece el régimen autoritario en proceso de consolidación, alejando la posibilidad de una salida pacífica, democrática y constitucional a la crisis. En estas circunstancias históricas, la participación electoral es un acto ciudadano de reafirmación de la soberanía popular, por el restablecimiento de la Constitución.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 976 veces.



Gustavo Márquez Marín

Carabobeño, nacido en Valencia, ingeniero egresado de la Universidad de Carabobo donde también ejerció la docencia, durante la gestión del Presidente Hugo Chávez se desempeñó como Ministro de Industria y Comercio (1999), Ministro de Estado para la Integración y Comercio Exterior (2005-2007), Embajador en Austria y Representante Permanente ante los Organismos de Naciones Unidas en Viena (2001-2004), Comisario General del Pabellón de Venezuela en la Expo 2000 Hannover (1999-2001) y Miembro de la Comisión de Negociación con Colombia de las Áreas Marinas y Submarinas (1999-2001).

 gamarquez2@yahoo.com

Visite el perfil de Gustavo Márquez Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a253078.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO