Chavismo crítico o cínico y traidor

 “Hagamos la crítica nosotros mismos pero sin ningún complejo de que le hará daño al proceso. No no le hace daño, le hace bien al proceso, siempre que se haga con lealtad a los procesos y a los principios, siendo la ética la que prevalezca”.
 “Uno puede estar descontento por razones y uno puede criticar con razones ¡Carajo! Pero eso no significa que van a apoyar a la burguesía, porque eso es traición a la revolución. ¡Uno puede criticar a la revolución, pero este es el camino de la salvación de la patria!”
Hugo Chavez

La única verdad absoluta donde medie la razón de alguien es que nadie tiene la razón o que cada quien tiene su razón que sólo puede aproximarse a la verdad cuando es aceptada y adoptada por un colectivo mayoritario. Así la verdad de los chavistas se aproxima al pensamiento de Chávez, aunque nadie puede declararse dueño de esa verdad. Este trabalenguas tiene el propósito de aclarar que los juicios que en adelante exprese no son más que mi razón individual y para nada pretende abrogarse la razón del chavismo.

Me permito juzgar de manera negativa a ese autodenominado “chavismo crítico” que le ha dado por pasar de la crítica constructiva a la revolución, a la acción para derrotar toda iniciativa que presente el presidente Maduro para contrarrestar el ataque feroz de la derecha, poniendo su razón por delante de los intereses del pueblo que dicen representar desde una posición de izquierda. Por respeto a algunos de ellos (porqué otros desde hace rato que demostraron un enfermizo interés sectario) sólo me referiré al hecho de la coyuntura política en la que estos "intelectuales" y “revolucionarios de vieja data” deciden confrontar al presidente Maduro.

Justo en el momento de mayor polarización entre la opción de construir el socialismo y la restauración del modelo capitalista depredador, provocada por la más atroz embestida impulsada por los intereses imperiales y sus cipayos nacidos en este tierra (más no venezolanos) que nos pone a escoger entre la rendición o la guerra civil, se aparecen esgrimiendo una tercera vía no polarizada, atacando a la propuesta de convocatoria a Asamblea Nacional Constituyente con los mismos argumentos de la oposición y presentándola como la verdad chavista.

El presidente Maduro propone la convocatoria a la ANC como una alternativa a la vía impuesta por la derecha de guerra o rendición, en esta circunstancia una tercera vía sólo podría evitar los escenarios dantescos si tuviera el poder para imponerse por la fuerza, caso contrario lo único que puede lograr es contribuir con la derrota de la revolución liderada por el presidente Maduro, abanderado por Chávez para continuar su legado (con errores o no). Ese escenario representaría el peor desastre de la historia contemporánea de Venezuela para todo lo que suene a chavismo y a pueblo (ellos incluidos), por lo que como llamó Chávez a los que usaron la crítica para favorecer la derecha y combatir las opciones de los oprimidos yo los llamo chavismo cínico traidor.

Traidores porque la crítica sin lealtad a los principios es más dañina  que el ataque de la derecha, o me van a decir que la fiscal que hoy acusa al gobierno de violación de los DDHH y la Constitución y que nada dice y hace en contra de la violencia terrorista, actúa acorde con principios revolucionarios, que cuando esconde una carta sin su firma que ella personalmente entregó a la AN convalidando el listado de postulados a Magistrados al TSJ en diciembre del 2015 para sacarla hoy para destruirlo lo hace por principios éticos altruistas y no por un cálculo político vulgar. Me van a hacer creer que los que la aplauden y la apoyan en su lucha por desbaratar la única opción de supervivencia del chavismo lo hacen inocentes de que su accionar favorece al escenario buscado por la derecha.

Chavismo crítico es el que se mantiene en batalla hasta en las más difíciles circunstancias contra el enemigo de clase y sus alienados de la derecha y la izquierda. Es el que a pesar de la arrechera se mantiene firme conservando viva la opción revolucionaria  y al mismo tiempo combate nuestra corrupción, burocrático, oportunismo y mafia partidista. Que no nos jodan ni los fulanos chavistas cínicos traidores, ni la sucia maquinaria partidista que buscan dar al traste con la democracia participativa y protagónica por ambiciones personalistas o sectarias. El presidente Maduro invocó a los poderes creadores del pueblo, claro que estamos en desventaja, pero es que acaso Chávez andaba llorando implorando respeto para poder llegar al poder. Hace rato que juramos ser Chávez entonces por qué carajo vamos a dejar que nos roben la iniciativa. El poder no se transfiere, el pueblo lo ejerce, como la única vía para que se salve a si mismo.

Vamos todos al combate por la vida, a imponer constituyentistas que sepan a pueblo, a obrero, a campesino, vamos a desafiar la maquinaria sin dividir, a elegir no los que mejor nos representen sino a los que mejor nos sepan escuchar, informar e interpretar la voz del pueblo, a los que estén dispuestos a defender las propuestas del colectivo con inteligencia, contundencia y lealtad.

La batalla es dura, porque la derecha va con todo a tratar de deslegitimar y sabotear el proceso constituyente y la otra izquierda también, por lo que tan sólo con la participación chavista (sin opositores ni Traidores) debemos demostrar la fuerza capaz de legitimar la ANC para avanzar en la construcción de la patria socialistas que nos legó Chavez.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2191 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas