Denunciar la corrupción. ¿Dónde diablos Diosdado?

Me alegra ver que se tomen algunas acciones contra uno de los flagelos de la IV república que más impulsó al movimiento Bolivariano. Es tan cierto eso de que es imposible ser corrupto y revolucionario socialista que achicopala el alma ver que en tiempos de revolución hayan tantos indicios de corrupción en casi todos los niveles de la administración pública, de manera que podríamos creer que los verdaderos revolucionarios somos pocos. Por suerte no es así, somos más los buenos pero en su mayoría sin maquinaria partidista ni grupos de poder.

El problema Diosdado es que esa mayoría revolucionaria que se empeña en ser el hombre y la mujer nueva, en su mayoría no pertenecemos a grupos de poder y estamos lejos de los que toman decisiones en el partido. ¿Quién podía con el grupo de poder de Tarek o el de Rafael Ramirez? (que no son los únicos). Entonces, dónde carajo vamos a denunciar la corrupción:

1. Si lo hacemos en el partido corremos el riesgo de que el receptor de la denuncia pertenezca a grupos de poder y/o tenga rabo de paja. Termina el denunciante cuando menos maltratado por hacerle el juego al imperio. En el mejor de los casos te dan una palmadita en el hombro y te invitan a seguir luchando o terminas perseguido, mal puesto, difamado, votado del cargo o hasta se inventan un falso positivo para que el corrupto termine siendo el denunciante, como posiblemente les pasó a los camaradas de PDVSA Aryenis y Alfredo, que terminaron presos y al menos a ellos no se les ha visto con guardaespaldas camionetotas blindadas, prendas de lujo y palacios.

2. Si lo haces en los organismos de seguridad o fiscalía exigen pruebas, como si fuera fácil para un mortal común tener esas pruebas que el estado le cuesta tanto conseguir. ¿Será necesario mostrar pruebas para saber que un pelabola como Hugbel y su gente que está en la administración pública vive ahora como rico, no es con el salario?

3. Ir a los medios de comunicación social nos haría merecedores de títulos de traidores, pitiyanquis o quintas columnas y si el pez es de un grupo de poder pesado te crucifican.

Lo mismo pasa con la crítica, no hay donde hacerla para el militante de a pie, de manera que sea escuchada, uno opta por callar esperando un espacio y momento que nunca llega y termina sintiéndose tan impotente que comienza a dudar si se está haciendo el papel de leal o de el tonto útil, como aquella militancia de AD y Copey que era útil solo cada 5 años.

No dudo que en las esferas del poder chavista hay gente honesta y quizás sea la mayoría, por lo que aún guardo la esperanza de que hagamos algo realmente efectivo. Pero no puedo entender que apenas hoy se den cuenta de que en ese grupito que acompañaba a Tarek vivían como reyes, que a los de arriba no les haya parecido sospechosa tanta ostentación. Ojo que Hugbel es el caso de hoy, pero he visto alcaldes, gobernadores, generales y pare usted de contar, dándose la gran vida, escupiéndole la cara al pueblo que dice defender..

Diosdado, no le pidas al pueblo de abajo que denuncie. Construyamos las herramientas para que la contraloría social tenga poder, un espacio donde se puedan hacer denuncias con sospechas razonables, para que sean investigadas y que el denunciante goce de la presunción de la muy buena intención.

La derecha nunca acabará la corrupción porque está en su ADN pero si no hacemos algo verdaderamente radical desde la izquierda, el pueblo va a preferir entregarse a esa derecha que soportar la peladera de bolas por las sanciones y de paso a un montón de basura gobernando en nombre de él. Preferirá volver a luchar por reivindicaciones y no por la transformación

A veces me pregunto dónde estamos los buenos que no saltamos esas estructuras, todavía burguesas y nos ponemos al frente de un movimiento que desde adentro regrese a los principios revolucionarios a los postulados de Chávez. Estoy seguro que los buenos que están en la burocracia, de alguna manera esperan lo mismo.

Noel Peralta



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2267 veces.



Noel Peralta Barreto


Visite el perfil de Noel Peralta Barreto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: