A propósito de ser ciego

Los hijos… del PSUV en plan “verde”

Los hijos… de cualquier miembro del PSUV, tal vez sin saberlo, son parte de un país destrozado en su moralidad, en su ética, en su condición humana, quienes observan el cómo la vida de millones de venezolanos se ha empobrecido de manera dramática, y hoy un gobierno encabezado por una cúpula insensible, desde su bradifrenia inventa historias, pretendiendo con ellas justificar un plan "verde" sobre una militancia que se viste de rojo.

Los hijos… del PSUV escuchan a un presidente decir que tiene dinero para comprar un millón de fusiles para enfrentar al "enemigo", activando un plan "verde" mientras vivimos momentos muy ensangrentados de nuestra historia, cuando miles de ciudadanos sin distinción de clase social mueren en las calles víctimas de una delincuencia, cuya impunidad es el signo que ha permitido a mafias y asesinos adueñarse de las calles y avenidas de Venezuela.

Los hijos… de aquellos que defienden e integran el PSUV, seguramente pueden ir a prestigiosas instituciones educativas privadas tanto dentro como fuera del país, o asistir a clínicas privadas ubicadas en cualquier parte de mundo para curar sus dolencias o enfermedades. Ante ello el gobierno inicia un plan "verde", cuando las escuelas públicas están destruidas sin materiales educativos ni pedagógicos para los niños, y los hospitales para el "pueblo" están abandonados, condenando a morir muchos venezolanos al no poder acceder en esos espacios asistenciales a las medicinas y materiales médicos-quirúrgicos indispensables para garantizar el Derecho a la Vida.

Los hijos… de quienes conforman el PSUV seguramente se despiertan cada mañana sin tener preocupaciones del qué comer, porque tienen sus neveras y despensas llenas de alimentos, y sobre esa realidad, lo más alto del gobierno, ordena a los militares para que proyecten un plan "verde", ignorando que otros venezolanos se despiertan con un negro amanecer buscando entre los contenedores y la basura un pedazo de comida podrida que mitigue el hambre que sacude a la mayoría de nuestra gente.

Los hijos… de quienes integran esa cúpula del PSUV pueden dormir en confortables camas, disfrutando de los más confortables espacios inmobiliarios, ubicados en los más excéntricos sitios del este de cualquier ciudad del país. O sea, son un grupo muy privilegiado y reducido de la población. Por esa razón, quienes toman decisiones en el seno del madurismo, decretan un plan "verde", cuando tenemos venezolanos que tienen que "vivir y dormir" en las aguas del contaminado río Guaire, o de cualquier barrio o espacio abandonado de nuestra malograda Venezuela, sin los mínimos servicios públicos como agua, luz o recolección de desechos sólidos.

La minoría de hijos… del PSUV conforman una élite que tiene acceso a excesivas prerrogativas generadas por una dirigencia que sólo gobierna para los suyos en desmedro de la mayoría de nuestros connacionales, lo cual ha derivado no sólo en un apartheid económico y social, sino que muchos de los jóvenes emigran, huyendo de un gobierno que piensa solucionar semejante realidad con la aplicación de un plan "verde", cuando un pueblo decide manifestar ante su inconformidad por tanta barbarie política.

La minoría de hijos del PSUV, conforme sea su nivel de sindéresis, tal vez en algunas ocasiones estén en desacuerdo con el neototalitarismo y la neodictadura que el gobierno madurista pretende imponer en Venezuela, no obstante, su opinión no en válida sobre quienes desarrollan un plan "verde" para perpetuarse en el poder, aunque tal situación origine un estado de "conmoción interna" que nos cercene todos los derechos políticos y ciudadanos, entre ellos, la suspensión indefinida de elecciones, es decir, el poder del voto para poder cambiar este gobierno, quien ha perdido la mayoría del apoyo popular.

Esperemos que nunca los hijos de un psiquiatra y de cualquier venezolano, junto con el país en su totalidad continúen siendo víctimas de un gobierno comandando por una cúpula del PSUV que traicionó los valores esenciales de la democracia, la tolerancia, y el respeto por el pensamiento y las ideas políticas, cuyo plan "verde" es la confirmación que sólo le quedó el apoyo de una cúpula militar. A propósito de ser ciego. Quien tenga ojos que vea.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4268 veces.



Javier Antonio Vivas Santana

Lic. en Educación en las menciones de Ciencias Sociales y Lengua (UNA) Maestría en Educación mención Enseñanza del Castellano (UDO) Dr. en Educación (UPEL) Profesor de la Misión Sucre (2003 -2012)

 jvivassantana@gmail.com      @jvivassantana

Visite el perfil de Javier Antonio Vivas Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Javier Antonio Vivas Santana

Javier Antonio Vivas Santana

Más artículos de este autor