Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo

"Ideológica" híbrida dictadura: terrorismo Estado, Venezuela

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado: Venezuela, pueblo conculcado en sus derechos democráticos. Tesis antítesis y síntesis.

Inherente procede del latín inhaerens, una conjugación del verbo inhaerere ("permanecer unido"). El concepto se utiliza para nombrar a aquello que, debido a sus condiciones naturales, resulta imposible separarlo de algo ya que está unido de una manera indivisible a eso.

Poder en política y sociología el poder puede ser percibido ocasionalmente como hegemónico y autoritario, aunque el ejercicio del poder de una manera o de otra es aceptado en todas las sociedades humanas. Ha existido cierto debate sobre cómo definir exactamente poder, por lo que diversos autores han propuesto definiciones diferentes. Una definición clásica propuesta por M. Weber es la siguiente:

Por poder se entiende cada oportunidad o posibilidad existente en una relación social que permite a un individuo cumplir su propia voluntad

Terrorismo de Estado, la guerra híbrida actual: Venezuela.

De las falsas dialécticas y el humanismo práctico moral

El terrorismo es inherente a la especie humana, desde las violencias materialistas, físicas evidentes e invidentes, a lo sutil, emocional, psicológico, encantado en cualquier modalidad persuasiva nacionalista o colonialista, el diversificado "cultural" terrorismo de Estado híbrido moderno en sus grados de modalidades fascistas; emotivos, psicológicos-gistas, alternantes por distintos intereses; uno el instintivo neuronal tratando persistentemente de estar dominando a otros para sobrevivir, logrando detentar privilegios materiales, políticos, ideológicos, espirituales, éticos, en fin cultura del poder por el poder en sí mismo. Dando lugar a un mismo retorno "el que cava un hoyo, inevitablemente, tarde o temprano, cae en él"; suprimiendo coercitivamente a otros a través de fuerzas de persuasión o disuasión u operaciones psicológicas abiertas o encubiertas o de choque en los casos de violencias físicas o a través de sutiles, fuerza emotivas, psicológicas, imponiendo culturas, ethos, logos, conductas, morales, con coerciones y supresiones de deberes para derechos "éticos" colectivos, reconocidos, desde las permanentes manías de poder, como esclavismo social ideológico.

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/cabello-la-actividad-del-bachaqueo-es-delincuencia.aspx

Psicología del Poder.

Así el particular terrorismo de Estado eventual "humanista" o reaccionario, como utilidad en funciones políticas "teocracias" de "Estados", añadidos con la oligarquía de vivir en función según su propia "valía" hecha "moral" nihilista, hedonista entre clanes o castas "iluminadas" de "verdad", autoproclamados al orden nuevo "liberador", sometiendo a condiciones y circunstancias en desventajas a débiles en indefensión jurídica, pudiendo ser eliminados o suprimidos desde su mismo Estado, y Gobiernos o desde otros estadios, sea por distintos intereses y circunstancias por el Poder social económico, moral, político, ideológico, la lucha de clase sociales en la dialéctica del oprimido a derechos humanos, morales, civiles, económicos entre otros, así lo evidencia a través de la opresión en múltiples ámbitos y condiciones, suprimiendo salarios, servicios sociales de salud y alimentación en escaseces como estanflaciones sociales económicas en relaciones de producción social oligarcas, nepoticas, burocráticas, inmunidades, impunidades, plutocracias, teocracias de privilegios como híbridos terroristas no tradicionales de Estado.

La guerra híbrida terrorista de Estados implantados o no.

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

http://www.aporrea.org/contraloria/n275260.html

El híbrido terrorismo de razones "éticas" de Estados y burocracias con privilegios entre corrupciones precarias entretenidas o incompetentes a las fuerzas de trabajo tercerizadas de maquilas esclavistas mundiales y sus re-financiamientos consecutivos, como delito de crímenes económicos, estafas al colectivo privado y público, lo cual son terrorismo híbridos también, la pregunta por la cosa de Martin Heidegger 1975, donde el delito público, oficial, oposicionista y privado persisten como actos de terror que se contraponen en sus "verdades" de "estándares de vidas", entre el creer y el saber absoluto hegeliano y el Poder ideológico por la "verdad" aparente o la inteligible también es terrorismo híbrido cognitivo, creer y saber, o entre economicistas políticas sin respaldo de doctrinas humanistas éticas para sus estéticas de ejemplos virtuosos de "Estado o Pueblo" en transformadores a bienestar de sus ámbitos metódicos hacia el humanismo efectivamente eficaz y eficiente, como práctica moral posible, es terrorismo híbrido también.

Inhibiendo los procesos sociales del trabajo planificado humanista trasformador, sin usar fundamentos y principios de equilibrios ecológicos, expoliando la ecología con "trabajo rico en ciencias humanas sociales," también es terrorismo por el impositivo "orden" hegemónico imperialista de cualquier hibrides creída superior. "Orden nuevo secular mundial" al cual nos enfrentamos los pueblos

La guerra híbrida terrorista así, prosigue en proporciones de todo tipo amenazante, sutilmente "doctrinario", donde la "ideología híbrida" no le es coherente ni consecuente a sus principios para juicios bien fundamentados a lugar, porque no es respaldada por el trabajo de los pueblos educados para el ético PIB real, sino por fraudes y sus deudas sociales que paga el pueblo a través del terror, cooptándolo con especiales condiciones y sanciones impositivas terrorista también a las sociedades actuales, por lo tanto: terrorismo es primeramente histórico, antropológico curricular orgánico inherente condición de la especie humana, por ello la norma moral a través de la religión necesaria, es históricamente penetrada por facciones de "Estados" por reductos terroristas que le desvirtúan su esencia original humanista, por lo tanto es terrorismo híbrido también

http://www.aporrea.org/internacionales/n275639.html

El terrorismo se híbridiza por el Poder, originariamente por niveles de supervivencias políticas sociales básicas, que van estableciéndose desde el derecho natural originario primero, y luego como la ideología jurídica del vencedor Estado de derecho afirmándose con hechos ajustados a "sistemas de derechos de Estados en justicias sociales" autorregulados dialéctizantes para y por la misma supervivencia, contra las atrofias genéticas y "males morales económicos, "economicismos," "sionismos," "nazismos," "fascismos," y otros "ismos" genéricos que le desvirtuarían eventualmente el anhelado carácter revolucionario humanista, a cualquier democracia legítimamente ética, haciendo "operaciones para liberaciones nacionalistas del pueblo" o genocidios de "delincuentes culpables," "razas," "inferiores," entre otras excluidas o no minorías selectas "peligrosas," que pudieran amenazantes ir traspasadas desde sus consideraciones del animal irracional al animal "racional" moderno, causales de desequilibrios de "razones democráticas de Estados," estas como conductas de consecuencias que prevalecerían condicionadas a expensas del maltrato a sus derechos confiscados en lo económico, ético, emocional o físico, moral, espiritual o ideológico, y de cooptación infligida a otras culturas étnicas, el más alto nivel eficaz del terror híbrido logrado en la cadena de alimentación por el Poder en sí y para sí mismo

La supremacía étnica-ética es una de ellas, la no hibridez del Estado puro, porque las razones del "Estado soy Yo" usando la psicología, fuerzas de las ciencias y sus tecnologías para el terrorismo en sus distintas híbridas versiones individuales y de conjuntos como operaciones metodológicas de estado en elementos de praxis terroristas políticas, de doble y triple moral discursivas económicas, industriales hegemónicas militares, científicas complejas académicas, y de todo "ismo" de sectas y afines contradicciones.

http://www.aporrea.org/actualidad/n275584.html

Con todo lo que implique imperceptible o no violencia física o emocional psicológica de masas, los medios se valen de todo por ello el "medio es el mensaje" según Mc. Luham 1989, y no se justifican, ni siquiera adversando a N. Maquiavelo, con lo del medio se justifica por su finalidad de causa en todo los grados de niveles, hasta la sutil modalidad psicopedagógica social conductista "humanitaria" Occidente contra Asia- Oriente y el Sur de regiones continentales y africanas globales, mediatizadas e ideologizadas, en teologías políticas de Estados casi que esclavistas ideológicos , "asesinado justificadamente colateral" como conocimiento "verdadero", entre las violencias independientes de ambas, por cuotas y permutas de verdades en "manifiestos destinos"

http://www.aporrea.org/contraloria/n275636.html

En las distintas naturalezas de sus sociedades el terrorismo persiste así, hasta en el más sabido de los "humanismos" persas, chinos, latino, griego, hinduistas, romanos, otomanos, alemán, es común los genocidios entre muchos históricos imperios que le han practicado como medio de terror para la conquista de colonias a la esclavitud

Adverso al terrorismo, la supresión por medio de oración, misericordia y servicios devocionales, es la práctica religiosa del humanismo titulado contra el terrorismo, alejando radicalmente de los sentidos la innata violencia instintiva que nos caracteriza como especie a través de las punciones orgánicas y la inteligencia solo emocional, la ética como axiología o religión contra el terror, educan en humanismo divino para el desarrollo trascendental de las conciencias puras, hacia las ciencias transcendentales de los conceptos puros del entendimiento.

Terrorismo por ello no es conocimiento verdadero, y por eso no es precisamente una ciencia, pero el caos humano le contiene inherente y es así condición irreversible a una condición propia de la especie humana:

Por la supresión de lo iguales orgánicos políticos, en condiciones y circunstancias múltiples, falseando como desplazando historias, protagonismos, lideres, intereses autónomos, legítimos y pueblos culturales, con el método fundado en el terror, donde es primero "el botín material y cultural" del saqueo de los privilegios geográficos-geológicos, étnicos, para luego hacerse de los derechos políticos como "misiones o "legados doctrinarios humanitarios", supremos al pretextarlos "moralmente" de los "intereses" ciudadanos públicos nacionales.

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

Entonces, en consecuencia; la especie humana es de falsos positivos; clasistas, mentirosos, ambiciosos, asesinos, dominantes, ególatras, codiciosos, egoístas de profunda e intrincada doble moral, debido a los "siete pecados capitales", pero decimos y parecemos estar sumidos sinceros en las normativas del modelo de "educandos civilizatorios".

La ventaja es la Razón humana, de que somos perfectibles al humanismo, desde los métodos de las inquisiciones y enrolamientos militaristas o, a las voluntarias adquisiciones de ideologías prácticas, como morales sociales humanistas, o también, desde la indiferencia indolente de causar muertes a otros por la precisión convicta e individualista de "libertadores" como ingnoracidad global universal muy convenida, contra la teoría crítica social humanista necesaria actualmente más que nunca, me atrevo a decir, hecha crítica efectivamente de moral práctica; desde sus predicadores furtivos y públicos apóstoles reconocidos políticamente, hasta la inteligible comprensión popular intelectual inevitable comunitaria-comunión para las sobrevivencias del todo integrado universal.

¿La fraternidad comunal universal humanista o el hibrido terrorismo sectario estatal comunal?

El terrorismo híbrido por ello es condición humana muy labrada y cultivada como auto-impuesta, histórica pasada, presente y futuro en detrimento de otras ecologías de "animales" en proceso de "socializaciones" constantes, persuadiéndoseles o disuadiéndolos de "algo" entre diversos mecanismos ilustrados y de fuerzas de choque violentas, todos entre ellos por la "libertad y su calidad".

Y, por eso se ha ido haciendo de políticas basadas en teologías de clanes infundados, multiplicando ciencias coercitivas, torturadas y usadas como el medio por el mismo terrorismo "patriota" de impulsos inevitables orgánicos emotivos, hechas punciones posesivas, oficialistas u oposicionistas por el control del control de las "conductas chips" de tipo subjetivo psicológico social, en lo individual y colectivo social, suprimiendo enajenado, alienado, explotando medios y aprovechando plusvalías económicas e ideológicas, destacando lo privado personal como el fetiche a emular como la moral dominante, que no soporta el avance humanista del conocimiento válido en procesos éticos propios.

Y, el humanismo es fraternidad pura con método misericordioso proveniente del amor, que además de lo mencionado arriba, también además se forja en conocimientos a voluntad transformadora a bienes comunes, desde el aprendizaje de experiencias como educación social moral y cívica de prácticas morales efectivas, es verdad de conocimientos analíticos trascendentales en intuición pura, lográndose superar a sí mismo de las contradicciones primitivas instintivas del terrorismo como violencia, pasando a la síntesis del fenómeno a través del humanismo pleno, basado en su moral como ética demostrada geométricamente educativa, en la práctica diligente aptitudinal con actitudes competentes en expectativas públicas, para y de las integrales sobrevivencias virtuosas en derechos humanos político sociales necesarios, imprescindibles como convenientes a toda la especie y al universo en su totalidad.

La mujer y el hombre consiguientemente somos terroristas simbólicos colectivos y persistentes emocionales, ya era el tiempo de superarles, erradicando violencias de todo tipo, además porque lo cognitivo de lo inteligible heterogéneo social es imprescindible, absolutamente se involucra por necesidad lógica con lo irracional en lo emocional, "negocios y sentimientos" , –lo llamado por Marx; el ser fragmentado, el pusilánime obnulado–, el capital por ello no tiene patria, ni condiciones a derechos humanistas efectivos, rompiendo la divina idea hegeliana de la unidad, o las tres divinas personas cristianas para los hechos a través de la Fe, de la supremacía del fenómeno humanista, lo uno del "Ser" genérico de Parménides factorizado, que participa dialéctico entre la lucha de contrarios, es el obligado procesal social, para tratar de sintetizar verdades comunes de su esencialidad como producto notable de ser el "Ser" de la sustancia de las virtudes humanas a perfectír o el "big bang" implosivo universal

Sustituyendo "lobo" por las acepciones y sus tiempos gramaticales de "terrorismo" durante toda su lectura:

Leviatán en el hombre como híbrido terrorista-lobo del hombre, en sí y para sí mismo social. Una perspectiva genealógica desde la filosofía antropológica en un delta equis de la historiografía que le acontece, en su siempre eterno presente, muy sucinto, limitado desde su ontología, por mis limitaciones primero que nada, para su correlato en sí y para sí, y por necesidad humanada de vivir gregario social a juro, asociado a través del "dominio" sobre el resto de todos los intereses , en cualquiera de sus mejores casos incluso, el terror híbrido es el peor de los dogmas inquisitivo; quiere estar con y en todo al mismo tiempo y lugar de decretos, solo para la voluntad propia de establecerse en "libertades" porque dícese posicionar-se de la "verdad verdadera" como le dicen, a cualquier nación o rango…

Antagonizando por contraposiciones impulsivas, des- intencionadas o no, muy propias del torbellino caos que nos subsume en la evolución social desde la sola idea "instintiva" y de "libres albedríos" que originan las causalidades, verdades válidas, contradicciones y determinismos en logros de supervivencias; por ello el correlato teórico-práctico va en proceso normativo a la evolución terrorista perennemente híbrida , es el requerimiento actual sobre la aplicativa efectiva educación en justicia social como único camino a la paz, desde el símbolo como gruñido homo, al viaje de las ciencias interestelares a través del poder del conocimiento relativo del tiempo actual, del arquetipo individual al inconsciente colectivo o en la oscuridad del terror híbrido.

Son los grados manifiestos intuitivos hacia la paz o el terror, igual antes y hoy , pero por ello no siempre infinito eterno, después y antes de Buda o Zoroastro entre infinitos humanistas maestros o los mismos iluminatis legítimos, todos en sus buenas originales categóricas de versiones del verdadero conocimiento humanista práctico moral, sin facciones de Estados híbridos violentos infiltrados, implantados teologales distorsionándoles, y porque, aunque nunca nos bañamos dos veces en el mismo río-lugar y tiempo, porque somos sus pasajeros no sus conductores, en todo el proceso es correlativo universal sumariado como historicidad compleja, que arrojaría desde estas naturalezas descritas arriba, su episteme-híbrido terrorista cultural, la guerra en la paz "perpetua" o la paz para negociar la guerra desde la vía híbrida política

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

Porque no hay paz perpetua, es la violencia que nos inhiere innata, no se puede prescindir de ello, marcada por las conductas sociales híbridas para, y del dominio por, y las supervivencias "elites aptas," como salvadoras darwinistamente de lo evolucionista-moista al sedero lumínico, la armenia como masacre y palestina, y las guerras de hambre, los eventuales saqueos y bachaquismo venezolano, con el re-coloniaje y la nomenclatura rusa, china o leninista o norteamericana "aptas" por competentes, y lo hitleriano en el mendelismo genético de la bioética "liberal republicana" africano, occidental, u oriental, haciendo el apartheid sionismo nazi fascista con el terror híbrido como falacia reduccionista al absurdo "democrático" creído "socialista" de consumo oligarca, dentro en el argumento del dilema al absurdo del ignorante como "socialismo nacionalista" o "liberalismo ideológico esclavista" ideológico híbrido de exquisita "maquila" febril expoliadora asiática u occidental. La guerra híbrida del hambre. La esclavitud por una "ideología híbrida" reductora de derechos humanos.

Terrorismo híbrido actualizado, es un enfoque "democrático" de peculiares clanes terrorista apoderados sintéticos como historia mal abonada, que les conmuta confundidos entre inocentes pueblos con sus políticos, a la que su metafísica crítica, si se le quiere considerar agregada como proto ciencia, les prevé intuitivamente de hipótesis plausibles no híbridas sino aclaradas en doctrinas humanistas, revolucionarias y no terroristas, todo depende de las interpretaciones que den a Aristóteles o Averroes, que le maduran y suplen en conocimientos de técnicos métodos para dosis de adaptaciones humanistas a la evolución, negando sus urgencias de "exterminios saludables", con por ejemplo; la "muerte de 500 niños iraquíes" o la muerte de un bebe palestino al ser incendiado, o las conculcaciones de derechos humanos en cualquier país del mundo o la mayor fosa descubierta recientemente con muertes, victimas de genocidios terroristas de Estado híbrido en la Escombrera Colombia, son ejemplos de razones y etnicidades de Estado híbrido terrorista.

Adquiriendo a-percepción estructural para el desarrollo social del anarquismo cívico pedagógico crítico como administrativa calidad productiva del conocimiento, el orden y la República ideal latinoamericana caribeña sin vicios, la trascendencias humanistas hechas métodos contra toda ideología híbrida terrorista, mientras Gandhi muestro el camino de ninguna violencia que supero trascendiendo al terror, porque le supero con conocimientos resistentes en prácticas públicas ejemplares en virtudes a los pueblos, que les planifico-pacificándoles la táctica, enseñando con educación estratégica situacional la virtud para la cultura de paz productiva humana,.

El dilema planteado tiene particulares respuestas, pero el enemigo es uno solo para todos, incluso para opositores per se, ¿híbrido terror o humanista paz?

Porque la especie deviene histórica escogiendo entre fascismos y sus distintas transitoriedades de "ismos" o mas sosegadamente preferibles de "humanismos" de razoón politikon pura, de moral práctica no innatista instintivista precedida de solo los sentidos por las apariencias, la opinión mediatizada homogénea, de instintos puros por sobrevivencias que florece como teoría política inmediatista así ambigua, el terrorismo es instintivo inmediatista, degradado al mal, por la supervivencias en los reinos colonialistas entre esclavos de conciencias de "privilegios especiales".

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

Hoy aparentando "derechos humanos" de razones pura de "Estado, " por in-metódicos des-humanizados con sus procesos integrados a "voluntades sesgadas híbridas categóricas" de, y entre elites imperativas infaltables, ¿"para la paz estable casi dizque perpetua"? que prometen demagogos o por lo menos discursivos teóricos; en su híbrida "lógica" proposicional expresiva básica y, quizás agregando algo de la arqueología del pensamiento de Foucault, para darle nombres, conceptualizando la paz y su oponente terror híbridizado en las respuestas por las cosas heideggerianas o los diálogos para las definiciones plantónicas hacia la justicia y la paz humanista real, desde el entendimiento reformado para el entendimiento espinosista, como el convencimiento de pensar o existir primero consiguientemente, según R. Descartes.

Las palabras y la revolución humanista que nunca vendrá y de los afines de su geología moral filológica, de especificidad entre los fenómenos espacio tiempo eisteniano y la conciencia abierta de especie, por ello, todo conocimiento que se perfecciona como medio terrorista o humanista después de su innatismo primitivo que le subyace primigenio, también se obtiene a través de las experiencias, parafraseo a Emmanuel Kant.

El terrorismo por ello es inherente al "Ser" del ser humano, pudiendo gradualmente evolucionar transitando en determinismos, mecanicismos, causalidades, valideces, contingencias, y "destinos manifiestos" uno de los últimos neo fascismos, pasar el socialismo por liberalismo, en distintas experiencias durante centurias, entre guerras de mierdas a la "n", y, si le es inherente así, superar falsas dialécticas, llegando a la operación de ecuaciones fundamentadas sin concupiscencias, a las ideas del bien de Platón a través de la enseñanza aprendizaje, ¿desde estos puntos de vista, qué ideologías epistémicas de terror aplicar para detentar el Poder mismo? es otro tópico a dilucidar.

Leviatán de Thomas Hobbes, una interpretación.

Partiendo para componer este ensayo desde el "creer absoluto" como dogma hecho marco ideológico constructivo del terror, en oposición a la ciencia como verdad filosófica valida y concreta en el papel funcional asertivo de la cultura nacional para la paz, para la transformación en justicia virtuosa a bien del Estado y todo sector nacional , su gobierno y pueblos eficientes:

Terrorismos híbridos de estado "democráticos" desde el creer absoluto instintivo, al intuitivo a-perceptivo crítico, confabulados en el dogma como hecho toxico político actual marco ideológico, en el papel de la praxis transformadora de la filosofía política continental como competente cultura ética humanista para la justicia camino a la paz

Expresándose así; el "Hombre como lobo-híbrido terrorista del propio sí mismo estatal estadal, evaluados como sociedad-hombre".

La expresión en lengua latina "homo homini lupus" significa "el hombre es un lobo para el hombre". Corresponde a una cita del texto "Asinaria", del escritor Plauto que vivió hacia el año 200 a.C. Sin embargo, la introdujo Thomas Hobbes quien consideraba que una de las notas características de la esencia humana es el egoísmo, por intermedio del cual el hombre mismo termina siendo su propio verdugo.

Cuando hablamos de la guerra y la paz, nos valemos de un vocabulario cuyo sesgo moral nos hace pensar tales eventos adoptando una postura de desasosiego. Sin duda cuando hablamos de guerra híbrida como terror generalizado, lo hacemos completamente convencidos que es mala. Pero este vocabulario moral en vez de facilitar una descripción de la guerra y la paz, sirven para desear la paz y pedir el fin de la guerra. De manera cuando hablamos de un conflicto bélico, expresamos más bien lo que sentimos sobre él y no el por qué se ha presentado. Al opinar sobre la guerra contra Irak o manifestamos nuestro deseo porque exista paz entre Israel y el pueblo Palestino, no expresamos lo que realmente sucede o acontece en estos países, sino lo que esto provoca en nuestro fuero interno.

Posiblemente, pensaremos en términos morales sobre la guerra y la paz, pero cómo ese lenguaje moral cobró el uso corriente con ocasión de tales eventos, diremos, que evaluaremos este problema utilizado por el derecho internacional. Recordemos la Carta de las Naciones Unidas y hasta a la propia ONU, preguntándonos que hacen para lograr la paz en las naciones en guerras híbridas, ya que son instituciones internacionales que tienen un arraigado discurso moral que ya Emmanuel Kant se encargó como todo futurista de dilucidar-anticipar.

Cuando pensamos en la guerra y la paz, normalmente los intelectuales tratan antes de explicar estos eventos, justificarlos o rechazarlos, induciéndolos a tomar una posición, si debe o no debe suceder y, casi nunca nos dedicamos a entender lo que ocurre y, el por qué ocurre, llevándonos a suponer valores donde se adopta la posición moral casi siempre de denuncia o critica por la falta de la tan ansiada paz.

Razonar en torno a la guerra híbrida ideológica actual, plantearse la interrogante sobre los argumentos que habitualmente utilizamos para involucrarnos en esa reflexión, sobre lo que trató de plantear Thomas Hobbes en su obra Leviatán.

El Hombre como Lobo terrorista híbrido contra, y del Hombre mismo comunal, asociado por y del poder por intereses:

La distribución de la riqueza materiales, culturales espirituales del mundo actual parece dar la razón a estas ideas, por lo que el hombre puede ser un híbrido terrorista-Lobo o una entelequia como "Dios", es libertad de derechos y albedríos, dependiendo de lo que haga él mismo con su propia vida, en sus propias circunstancias y condiciones orgánicas y colectivas. No tenemos un destino predeterminado como seres humanos, pienso que nuestro destino se encuentra en nuestras propias manos mentales. Lo que seamos en la vida dependerá enteramente de lo que planifiquemos y hagamos día a día con ella.

El supuesto del que Hobbes parte para suponer que el Hombre es el Lobo-híbrido terrorista del Hombre; es que el hombre está en una constante competencia con los demás hombres apelando al terror para ello sometiendo en la mayoría de los casos, lo que conduce a la aparición del terrorismo sublime diplomático o fascismo violento de la irracionalidad la envidia el odio y finalmente a la guerra. Esto es supuestamente una característica innata en el hombre enriquecida con "ideologías" pro libertad, y es el argumento principal que utiliza para justificar la creación de un Estado autoritario.

Es interesante anotar que Hobbes, inmediatamente después de hacer esta afirmación determinista sobre la naturaleza humana, señala que los animales en cambio "no saben distinguir entre el bien público y el bien privado" siendo violentos solo a la hora de saciar necesidades biológicas de hambre-manadas, y, por lo tanto, no se dan cuenta que cuando persiguen su bienestar individual, están a su vez procurando el bienestar común.

Esta afirmación nos llevaría a deducir que los hombres que "no distinguen" entre su bienestar particular y el bienestar público, son terrorista y se asemejarían a los animales, lo cual se basa en la justificación bíblica; de que es a partir de ingerir el fruto del conocimiento cuando el hombre empieza a distinguir el bien del mal y, que además, tiende a elegir el mal, es decir, el bien individual sin importarle en absoluto el bien de los demás.

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

La filosofía política y la teoría social de Hobbes, representan una evidente reacción contra las ideas descentralizadoras, y la libertad ideológica utilizada Como mensaje a través del medio terror, persuadiendo conciencias que proponía la Reforma, en la que él avistaba el peligro de conducir inevitablemente a la anarquía como desorden, el terror del caos, de tal forma que para él fue necesario justificar y fundamentar la necesidad del absolutismo como política ideal con la que soslayar dichos "males". Es inevitable instaurar una autoridad absoluta pudiendo también fungir de terrorista y cuya ley sea la jerarquía máxima autoridad dogmatica y tenga que ser obedecida por todos los pueblos sin excepción.

El Estado es un "artificio" que surge para remediar un hipotético estado de naturaleza terrorista y sublime intrínseca, en el que los hombres, guiados por el instinto de supervivencia, el egoísmo y por la ley del más fuerte, se hallarían inmersos en una guerra de todos contra todos, que haría imposible el establecimiento de sociedades organizadas en las que reinara la paz y la armonía. Sin un Estado práctico en autoridad fuerte de gobierno, sobrevendría el caos y la destrucción, convirtiéndose el hombre en terrorista-lobo para los otros hombres, según la célebre frase de Hobbes: "homo hominis, lupus".

http://www.ultimasnoticias.com.ve/noticias/actualidad/politica/cabello-asesino-de-mujer-desmembrada-esta-vinculad.aspx

La propia naturaleza nos otorga una razón que nos provee de ciertas "leyes naturales", el innatismo del reflejo básico, que son como dictados nocionales de la recta razón sobre cosas para sobrevivir a la adversidad, que tienen que ser hechas o evitadas para preservar nuestra vida y la de otros miembros, en el mismo estado que del que gozamos como habitamos.

Por ello, el hombre encuentra dentro de sí la necesidad de establecer unas leyes que le permitan vivir en paz y en orden; necesidad que se realiza mediante un pacto o contrato social precedido o no por las antesalas terroristas, mediante el cual, los poderes individuales se transfieren a "un solo hombre" o a "una asamblea de hombres": el Estado o Leviatán que, como el monstruo bíblico, se convierte en el soberano absoluto y cuyo poder aúna todos los poderes individuales.

El Estado se presenta así como algo artificial, opuesto a la naturaleza humana, pero susceptible de garantizar la supervivencia de todos a costa de la pérdida de su autonomía y libertad suprimida a través del terror en cualquier nivel de modalidad.

Aunque T. Hobbes estuvo a favor de la libertad religiosa e ideológica y favoreció el proceso de secularización (proceso que experimentan las sociedades a partir del momento en que la religión y sus instituciones pierden influencia sobre ellas) de Europa, defendió el poder absoluto devorador del Estado, a cuyos intereses tenía que subordinarse la minoría.

Hobbes representa el orden propio del conservadurismo, en el cual, el todo social armonioso ha de estar por encima y subordinar cualquier acción y apetencia individual.

Este ilustre pensador ingles defendió como forma óptima de gobierno la monarquía, desaconsejando cualquier reparto entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial.

La preocupación natural por el ego, en el caso de un desarrollo más o menos libre de la razón sin terror, se traduce pues en el desarrollo de un sentimiento de afecto, como primeras experiencias emocionales, lo cual es todo lo contrario a un sentido de competencia con los demás, o a un supuesto deseo innato de ejercer poder sobre los demás para oprimirlos o hacerles algún tipo de daño, es decir, que refutaría la tesis de que el hombre sea el lobo-terrorista del hombre en sociedad.

Ahora bien, en las sociedades como la contemporánea se pretende reducir al hombre a tener que competir, incluso con la intimidante violencia, por conseguir la gracia y el reconocimiento de los grupos de poder, a través del malbarato de su fuerza de trabajo o de relaciones de tipo servil, pues son estos grupos de poder los que poseen directa o indirectamente los medios de producción, de los que él y sus seres queridos dependen para poder sobrevivir económicamente.

En esas sociedades, el hombre es inducido por parte del sistema a ser el lobo de los demás hombres. Esta histeria competitiva que permite que los sistemas irracionales de explotación de hombres por otros hombres puedan subsistir, no es natural al ser humano, como tampoco lo es el afán de acumulación de objetos, es decir, el deseo de acumular propiedad privada.

Ambos son taras que el sistema se encarga de inculcarle desde temprana edad a sus niños, pues son el móvil principal que mantiene vivo este sistema aberrante. Siendo que hace ya varios milenios que vivimos en sistemas de explotación de hombres por otros hombres, queremos, como decía Kant, no pensar por nuestra cuenta sino asumir simplemente que se trata de un defecto natural del hombre, cuando nuestra experiencia cotidiana personal nos muestra a diario que en nuestras relaciones más cercanas, lo que suele dar son relaciones de afecto.

Y como explicamos estas relaciones de afecto? No son una suerte de bondad celestial que se nos inyecta por alguna suerte de iluminación divina, sino que, surgen de la relación natural del hombre con el hombre en cuanto este siente la necesidad de encontrar un espacio de interrelación y aceptación relativamente incondicional, en el que pueda desarrollar su razón y ser aceptado aún si comete atropellos contra lo racional o convencional.

Por otra parte, el sistema, al reducir al hombre a un elemento despiadado que lucha compitiendo con otros para subsistir, hace que en gran parte de los casos las personas se alienen ideológicamente, a tal punto que permea de este sentido alienante al plano de sus relaciones afectivas.

La alienación, por su carácter normalmente inconsciente hace que la gente absolutamente se enajene y , crea, que él es quien concibe su manera de pensar, sus acciones, que lo que se le presenta es lo que "Es," – la realidad, espacio-temporal objetiva verdadera como realidad actual –lo que se nos aparece como fenómeno en sí,– sencillamente porque debe ser así, siendo absurdo que justifiquemos las injusticias con seméjate máxima.

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

Entonces, resulta que si terminamos creyendo que porque en nuestro estado de inercia e impotencia contra el sistema opresor proyectamos a nuestras relaciones afectivas la histeria competitiva a la que se nos ha sometido, entonces las relaciones afectivas también son de carácter competitivo. Y es que en este proceso de enajenación destruimos el carácter originario de dichas relaciones afectivas convirtiéndolas efectivamente en relaciones enfermizas que no son ya ni auténticamente afectivas, ni auténticamente competitivas. Son estados de disociación personal.

Esto es gravísimo porque, siendo que nuestra razón se despliega dentro de los marcos de relaciones afectuosas, significa que al deformar relaciones afectivas en relaciones de una competencia racionalmente injustificada, lo que termina sucediendo es que tampoco la razón encuentra el espacio que necesita para desplegarse, y el hombre termina encerrado en un círculo vicioso de limitaciones racionales ganado entonces más por los vicios que por las virtudes.

Resumiendo; por naturaleza, el hombre no puede seguir al terrorista así, lobo del hombre en sociedad, pero si no se libera de su opresión espiritual, ideológica, económica y política, logrando en entendimiento puro para la comprensión de las conciencias todas trasformadas a comunión del bien general equitativo a circunstancias y condiciones, seguirá sometido a la irracionalidad, y buscando su tan ansiada paz continuará en guerra y esto lo induce actuar así convirtiéndolo en terrorista social, el lobo del hombre.

¿El hombre lobo de sí mismo y su sociedad, el terrorista híbrido actual?

De las falsas dialécticas es el terrorismo híbrido una condición humana inherente por el Poder en sí y para sí mismo. ¿Esclavismo ideológico como el terrorismo híbrido de Estado?

Estanflación, delincuencias, hambre y enfermedades en el pueblo.

Dictadura de ideología híbrida: terrorismo de Estado en Venezuela.

BIBLIOGRAFÍA electrónica
HOBBES, Thomas, Leviatán, Alianza Editorial, S.A., Madrid 1989./

Definición de inherente – Qué es, Significado y Concepto http://definicion.de/inherente/#ixzz3NNTfhlIR

Heidegger Martin La Pregunta Por La Cosa – Ebiblioteca.org

ebiblioteca.org/?/ver/83349

Biografia de Parménides de Elea

www.biografiasyvidas.com/biografia/p/parmenides.htm

Apenas se conocen datos fiables sobre la biografía de Parménides. Su doctrina, todavía objeto de múltiples debates, se ha reconstruido a partir de los escasos ..

Volver a la página anterior. Heidegger Martin – La Pregunta por La Cosa Pdf. Fotografía de este autor BIOGRAFIA: Heidegger, Martin Nacionalidad: Alemania

Averroes – Wikipedia, la enciclopedia libre

es.wikipedia.org/wiki/Averroes

Averroes (latinización del nombre árabe Abū l-Walīd Muhammad ibn Ahmad ibn Muhammad ibn Rushd, أبو الوليد محمد بن أحمد بن محمد بن رشد; Córdoba, …

Immanuel Kant – Wikipedia, la enciclopedia libre

Immanuel_Kant

Immanuel Kant (ɪˈmaːnu̯eːl ˈkant) (Königsberg, Prusia, 22 de abril de 1724 – Königsberg, 12 de febrero de 1804) fue un filósofo prusiano de la …

Crítica de la razón pura – ‎



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1005 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a240834.htmlCd0NV CAC = Y co = US