¡Miranda volverá cuando menos lo esperes!

La tapa del sarcófago que simboliza su presencia entre los grandes que ocupan el Panteón Nacional, está entreabierta. Indica, a los desavisados, que sus restos no están allí. Su espíritu indómito, sí. Sí está, pero no sólo en ese lugar de veneración a los héroes y mártires de Venezuela, sino en el corazón de todas y todos los patriotas que seguimos luchando por la independencia definitiva.

Se dice que Sebastián Francisco murió en 14 de julio, el año 1816. Casi tres décadas antes caía, ante el asalto de jóvenes revolucionarios franceses, la fortaleza militar de La Bastilla, en Paris y se signaba el inicio de la Revolución en el vecino país europeo. 14 de julio de 1789, una prisión similar a la que ocupaba Miranda en la ciudad de Cádiz, España, es asaltada y liberados sus únicos siete prisioneros de entonces. Nuestro venezolano no correría la misma suerte. “Hondas arrugas surcaban su frente en todas direcciones, tenía la barba y los cabellos completamente canos, las sienes deprimidas, los pómulos salientes, la mirada indecisa y sin brillo, los labios apretados como los de una herida cuyo daño es todo interior; el paso difícil y tardío y su cuerpo mismo, antes tan erecto y arrogante, principiaba a inclinarse hacia la tierra", describe Manuel Sauri, su compañero de cárcel.

Los amigos ingleses del Generalísimo en prisión, se propusieron ayudarle a fugarse, pero el 25 de marzo del mismo año de su muerte, es víctima de una hemorragia cerebral de la que no se recuperaría más. Tres meses después la muerte le sobrevendría, a los recién cumplidos (el 25 de marzo) 66 años de edad. Su desaparición la acentuaría la de su cuerpo, aún irrecuperado de la horrible “peste”, la fosa común de los despreciados en Cádiz por la corona española, pese a todas las investigaciones e insistencias por encontrarlo, aun en este bicentenario de la ignominia.

No soy el primero en invocar el retorno de Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez. Luis Alberto Lamata, historiador y cineasta venezolano, lo logra en su largometraje, estrenado en 2007, al cual tituló, precisamente, “Miranda regresa”. Pero el Miranda que, más temprano que tarde, veremos ingresar impetuoso y decidido a bordo del Leander y con su convicción de independencia definitiva es el que, como Bolívar, regresa con el despertar de los pueblos.

Miranda precursor, Miranda incomprendido, Miranda enamorado poeta y músico, Miranda soldado, Almirante, Generalísimo, prisionero, abandonado. Miranda patriotismo y luchas incansables. Miranda Revolución, ahora Bolivariana y Chavista, con su aurora de libertad, de independencia definitiva, de Patria socialista.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1132 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a230940.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO