"El arado y el mar"

Dos requisitos para el golpe y la nula preparación del chavismo

Hablar de golpe es común, vivimos tiempos previos y el tema es obligatorio. Ya no se  comenta la posibilidad del golpe sino por qué aún no sucede y con cuál disfraz se presentará. Como es conocido, en política la verdad es lo que no se ve, de allí la dificultad para responder las interrogantes. Intentemos una aproximación sin ánimos oraculares. Veamos.

Dos requisitos exige el golpe de derecha: la justificación desencadenante y la garantía de que no habrá respuesta que ponga en peligro la operación. Ya las condiciones objetivas están dadas; las colas, los linchamientos, las trancas, los vacíos en la política, la campaña internacional son señales de que la situación honra un golpe. La justificación desencadenante la fabrican, puede ser un asesinato que enardezca a las masas de oposición y paralice las masas afines al gobierno, puede ser un atentado masivo como aquel tren en España, un secuestro; y si movilizan, algo que hasta ahora no han logrado, entonces pueden intentar una “revolución de colores”. Bastantes recursos y pocos escrúpulos tienen, la justificación no será problema.

La dificultad se les presenta con la respuesta al golpe. Si ellos rompen la legalidad burguesa tienen que hacerlo con una gran represión que sirva de terapia de choque contra cualquier manifestación, de un terror que paralice a la masa más consciente. Y previo al golpe intentarán eliminar a los líderes que puedan conducir la respuesta.

La derecha prepara el golpe, lo declaran los más altos voceros del gobierno, el agotamiento de la legalidad burguesa así lo demanda. Es absurdo que en el campo chavista no se va más allá de la denuncia y de la soberbia, dejando asentada la respuesta en una supuesta reacción espontánea que por arte de magia y de voluntarismo sería suficiente para develar la asonada. Todo se limita a denunciar y a un difuso decir que se está develando.

 Es necesario, es un deber de la dirigencia, preparar al Chavismo, disuadir a los golpistas con movilización de masas, hacerles ver que la respuesta es inevitable y será demoledora, mostrarles fuerza más allá de las bravuconadas y los artificios de pantalla.

Es necesario formar con urgencia un comando antigolpe que sirva de referencia a las masas en la hora de la confrontación, este comando debe tener réplicas en los Estados, en los municipios. Los organismos de base deben estar activados y atentos a la contingencia. El comando antigolpe debe emitir unas indicaciones que guíen la resistencia.

El PSUV no puede, y en esto acompañamos a Luis Britto, quedarse paralizado viendo la destrucción del Chavismo, es necesario que afine la organización, que profundice la formación de manera que cada militante esté en capacidad de resistir la embestida de la derecha.

Todo lo anterior es necesario hacerlo, pero lo que más temen los golpistas, lo que los disuade es que en momentos de ruptura la masa se movilice y tenga líderes capaces de profundizar la Revolución, expropiar a los expropiadores, confiscar las fortunas mal habidas, socializar los canales de distribución de mercancías, las fábricas de alimentos, nacionalizar la banca, regar por todo el Continente la llamarada revolucionaria, vigorizar el espíritu que alguna vez, con Bolívar, Zamora y Chávez, conmocionó al mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4042 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a226253.htmlCd0NV CAC = Y co = US