La Revolución traicionada

Existen muchas formas y maneras de traicionar una revolución. Una de ellas es no hacer oportunamente lo que se debe, se puede y se tiene que hacer ¿Y qué es lo que hay qué hacer? Este es el tema central que se han planteado la mayoría de los revolucionarios que han querido hacer verdaderas, permanentes e irreversibles revoluciones. ¡Claro! También debemos respondernos: ¿Cómo, dónde, cuándo, quiénes, con quiénes y particularmente con qué contamos y necesitamos para hacerlo? Pues, ¿para qué y por qué? Son interrogantes que siempre han tenido respuestas más difundidas, aunque no siempre compartidas.

En abril de 1991, Estéban Volkov, nieto de Trotsky, en la presentación de un clásico de la literatura marxista: "La Revolución Traicionada", decía que este libro: "es una clara muestra de la lucha sin cuartel que libró León Trotsky hasta su muerte contra la dictadura burocrática estanilista, tratando de salvar la esencia y postulados de la Revolución de Octubre contra las falsificaciones y traiciones a la misma por José Stalin y su camarilla", en él se vaticinaba, sesenta años antes, el inexorable colapso histórico del "anacrónico e injusto régimen estalinista". En el prólogo de la "Revolución Traicionada", Alan Woods nos recuerda que "para los marxistas, la Revolución de Octubre de 1917 fue el acontecimiento más importante de la historia humana…por primera vez, la clase obrera consiguió derrocar a sus opresores y comenzó la tarea de la transformación socialista de la sociedad".

Ahora bien, ¿Cuáles fueron las causas que llevaron al colapso de la Unión Soviética? Hay distintas interpretaciones, lo sabemos. Es más, hay que darle tiempo al tiempo para ir develando ocultas y complejas verdades. Por lo pronto, nos parece interesante examinar el punto de vista de León Trotsky, a través de este testamento intelectual en el que nos plantea un alerta rojo: las revoluciones socialistas pueden ser reversibles cuando son traicionadas. No sólo porque son traicionados sus líderes, sino lo que es más grave aún, porque la traicionan sus propios líderes. Veamos diez ideas claves que encontramos en "La Revolución Traicionada":

1. Con la Revolución Rusa, por primera vez, quedó demostrada la viabilidad del socialismo, 2. La revolución socialista, contrariamente a lo que esperaba Marx, no triunfó en un país capitalista desarrollado, 3. La URSS estuvo siempre a medio camino entre el capitalismo y el socialismo, nunca vivió el "socialismo real", siempre se debatió entre el retorno al capitalismo y un avance hacia el auténtico socialismo, que sólo se puede lograr si la clase obrera conquista y mantiene el poder político, 4. Sobre la base de un elevado desarrollo de la industria, agricultura, ciencia y tecnología, será posible garantizar las condiciones necesarias para el libre desarrollo de los seres humanos, 5. Cualquier sociedad en la que el arte, la ciencia y el gobierno son monopolio de una minoría, esa minoría utilizará y abusará de su posición privilegiada a favor de su propio interés, 6. Es logrando la administración y el control democrático de la clase obrera, como podremos derrotar la dictadura burocrática y la casta corrupta de los partidos gobernantes, que son los verdaderos causantes del fracaso de la revolución socialista, 7. Necesitamos una economía nacionalizada y planificada y ésta necesita una verdadera democracia, tal como el cuerpo humano necesita al oxigeno, 8. La revolución mundial es inevitable, aunque sea traicionada, será difícil derrumbarla, 9. En el período de transición hacia el socialismo, ningún funcionario puede recibir un salario más alto que un obrero cualificado, 10. Gradualmente toda las tareas de dirección del Estado se harán por todos los trabajadores de forma rotativa: cuando todo el mundo es un "burócrata" por turnos, nadie es burócrata. De acuerdo a estas ideas: ¿Qué debemos, podemos y tenemos que hacer para no traicionar la Revolución Socialista Bolivariana y hacerla irreversible?


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5359 veces.



Hugo Moyer Agostini

Ing. Químico (1975). Postgraduado en Macroeconomía, Planificación y Creatividad Aplicada Total. Profesor Titular jubilado de LUZ (1997). Presidente Honorario de la Escuela Latinoamericana y Caribeña de Ciencias y Técnicas de Gobierno (ESCOLAG). Ha sido el primer Director del Instituto Zuliano de Estudios Políticos, Económicos y Sociales (IZEPES) y del Centro Latinoamericano de Altos Estudios de Gobierno (CELAEG) Ha sido asesor de Rectores de varias universidades, Alcaldes y Gobernadores, así como de la Presidencia de PDVSA y PEQUIVEN. Vive para la POLÏTICA y se resiste a vivir de la política.

 escolagzulia@gmail.com

Visite el perfil de Hugo Moyer Agostini para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: