Gobierno necesita los votos del Chavismo Light

En la campaña socialista y la estrategia electoral del gobierno para la ganar la Asamblea Nacional sería importante que al mismo tiempo que se lanzan mensajes ideológicos para entusiasmar al Chavismo radical, también se genere un mensaje amigable al Chavismo Light.
Se trata de un tema de estrategia política y electoral que  muchos presuntos chavistas no comprenden. Los miembros del Chavismo Light no son los grandes alumnos de Marx ni de Lenin, pero tampoco son fascistas adoctrinados de Hitler o Franco, ni muy a la izquierda ni muy a la derecha, están en el mero centro y hasta hace muy poco fueron chavistas inconmovibles pero hoy la guerra económica los ha sumergido en un mar de dudas que no se parece al mar de felicidad.

En ellos permanece la esperanza de que el Presidente Nicolás Maduro logre pronto remediar la crisis económica actual, pero a medida que acumulan horas haciendo colas por leche, carne, pollo, pañales o acetaminofén (digo la pastilla contra la fiebre y no la matica asesina que nos mandaron a beber) los light vuelven a dudar.

Un sector intolerante e insolente del chavismo los menciona con desprecio, casi como si fueran leprosos, indignos o hermafroditas, sin embargo de sus votos se han lucrado muchos para ganar elecciones tanto así que son un factor decisivo en los procesos electorales y en 2015 lo volverán a ser, son los chavistas light.

Yo, sin pertenecer a ellos, porque me tocó una vida distinta dentro del estudio del comunismo y apostolado militante, me intereso por comunicarme con ese sector de la sociedad y tenderles mi mano amiga para interpretar sus angustias en vez de insultarlos. ¿Quién no conoce a un Chavista Light en Venezuela?

Ellos no se orientan por doctrinas complejas ni fatigantes campañas de propaganda ideológica, sólo trabajan por mantener una buena calidad de vida familiar e individual. Ojalá que se les deje de tratar como prostitutas, que una vez que son utilizados para el placer electoral de los “candidatos”, esos mismos que acabaron siendo electos los desechan como portadores de enfermedades venéreas sin alma humana. Aunque usted no lo crea, ese Chavismo Light es la población políticamente moderada que existe como mayoría electoral en este país y merece trato digno. Que nadie olvide que hay una oposición oportunista que tratará de seducirlos para también saciar su sed.

En la cuarta y en la quinta, en vísperas electorales les han ofrecido créditos inmobiliarios, vehículos a precio solidario y hasta cupos de dólares subsidiados. En pocas palabras el Chavismo Light es la clase media venezolana en vías de extinción, un sector cuya formación ideológica es de nivel medio, cuyo agrado por el fanatismo ideológico nunca es ni será intenso y que sólo espera del gobierno un sistema económico amable para cumplir sus metas vitales: Vivienda, empleo, salud y recreación.

Pero si las aspiraciones del Chavismo Light son tan superficiales o repulsivas como lo dicen "los nuevos intérpretes del socialismo" en Venezuela, entonces no les pidan sus votos y déjenlos en paz en este año electoral.

El Chavismo Light es en definitiva una clase media que anda brava en 2015 por la Guerra Económica pero que puede volver a soñar y luchar por la Revolución si se les manda un mensaje de inclusión y apertura a la participación.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2182 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas