La servilidad es infinita: El reto más relevante del Psuv y del Polo Patriótico

Muchos escuálidos (as) descienden de domésticas y  dejaron y se cansaron de ser "cachifos(as)," pero, no se cansan de adorar a los contratistas de sus ancestros; de allí su encuadre con la oposición que los usó y desprecia tanto.

Insistimos en este tema porque el chavismo debe tomar en serio esta errónea y rezagada conducta de gente honesta y muy trabajadora, de  quienes siguen siendo explotadas y sufren por ahora más que otros y otras personas que ya despertaron como proletarias,  porque aquellas se niegan a ser chavistas, a ser de este proceso por el sólo hecho de que la gente humilde, seguidora de Chávez, les crispa los nervios y les horroriza juntarse con personas abiertamente pobres que hasta ahora, inclusive, trabajan como lo hicieron esos antepasados suyos.

A duras penas y cargadas de falsas y frágiles honrillas, mantienen a sus hijos en colegios privados, no los inscriben en los Simoncitos, no visitan Barrio Adentro, desprecian las bibliotecas bolivarianas, algunos hasta siguen siendo analfabetos-son el piso duro de ese programa analfabetizado;  no quieren tener nada que ver con La Misión Vivienda "comunal-sólo quieren "su casa" a secas-, pero viven  en casas precarias o alquiladas; desprecian los Planes vacacionales implementados por MPPMEducación, cosas así.

Sus hijos ignoran las “Canaimitas” y sólo ven canales de las cableras donde están recibiendo toda esa desfasada y sifrina cultura comercial proburguesa. Les están dañando y abortando un mejor futuro, y por eso el Psuv y el PP deben hacer algo por esos niños y niñas, porque si la ínsita servilidad de sus padres es infinita, también el amor de este proceso por esos niños y niñas debe serlo más aún.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1319 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: