Nuestro Gran Hermano Eduardo Galeano nos habla desde el Empíreo infinito (III)

Subiendo en forma ESPIRAL al seno donde esta nuestro AMADO PADRE CELESTIAL siento que mi CORAZON late más fuertemente, como nunca lo sentí y escucho una voz profunda y suave que me dice. Ámame sobre todas las cosas visibles e invisibles, porque Yo soy tu PADRE, tu Hacedor. Por Mí respiras, vives y sientes, porque Yo soy tu vida, tu dicha, tu bien, tu inmortalidad. Hijo mío creedme, cada corazón es un libro ABIERTO en el cual podemos aprender grandes cosas si nos tomamos el trabajo de hojearlo. Y de pronto mi AMADO PADRE CELESTIAL me pregunta, ¿Quién es mi HIJO para vuestra ALMA ASCENDIDA?. Y le dije AMADO MIO:

La grandeza del Maestro no se fundamenta tan solo en su martirio, sino en su vida toda, que es un exponente grandioso de su doctrina conductora de Humanidades, doctrina que el cimento en dos columnas inefables; La Paternidad VUESTRA y la HERMANDAD de TODOS LOS SERES. El reconocer y practicar su enseñanza como una elocuente emanación de la DIVINIDAD, es la más hermosa ofrenda de AMOR que podemos presentarle sus admiradores y amigos, unidos por el vínculo incorruptible de su genial pensamiento: DIOS ES NUESTRO PADRE Y TODOS LOS SERES DEL UNIVERSO SOMOS HERMANOS Y HERMANAS. Amado PADRE quiero que me permitas anexar lo siguiente:

Nada en el Mundo es VERDAD hasta que llega la Muerte como única Realidad, con ello comprendo que el Mayor de todos los SERES ha de ser el servidor de los más débiles.

Aquí arriba cada cosa esta planificada debidamente y llegara a su tiempo.

DIOS es la suma perfección, la suprema BELLEZA y el eterno AMOR.

El AMOR salva todos los abismos.

El AMOR y la SABIDURIA, esposos eternos, engendran a la Verdad que reinará soberana en el Mundo cuando hayan aprendido a AMAR y un día no muy lejano serán todos una misma llamarada de LUZ alumbrando a toda la HUMANIDAD.

Entre aquellos que bien se AMAN no son ya dos sino uno sólo en el pensar y en el sentir.

Donde el AMOR no vive, toda vida se agota y muere.

Donde el AMOR reina, todas las leyes SOBRAN.

El AMOR verdadero es uno solo, que toma diversos y variados aspectos. AMOR es el de la Madre que se siente capaz de morir en cada instante de su vida, por el bien del hijo de sus entrañas. AMOR es el de la hija, el hermano, el pueblo, los esposos que se sienten capaces de todos los sacrificios por los seres AMADOS.

El AMOR que nada pide, ni busca, ni quiere para sí mismo, es la culminación del AMOR.

El AMOR es más fuerte que la muerte y salva todos los abismos y la FE transporta las montañas.

El AMOR no sabe de frases rimbombantes, es una simple entrega.

El AMOR es más fuerte que el dolor y que la muerte.

Culmino diciendo que DIOS es la suma perfección, la suprema belleza y el eterno AMOR, y quiere a todas sus criaturas formando una sola esencia, una sola LUZ, un solo pensamiento y un solo AMOR.

AMADO PADRE me despido de mis HERMANAS y HERMANOS terrenales pero les digo que la única gloria que quiero y que nadie puede disputarme es este AMOR sin límites que me abraza el ALMA.

¡A TODOS LOS SERES DEL MUNDO QUE NUESTRO AMADISIMO Y GLORIOSO PADRE CELESTIAL LOS BENDIGA POR TODA LA ETERNIDAD!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1041 veces.



Yrne Gil Mata

Físico. Dr. en Educación. Miembro de la Milicia Bolivariana.

 yrnegil@gmail.com

Visite el perfil de Yrne Gil Mata para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Yrne Gil Mata

Yrne Gil Mata

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a206684.htmlCd0NV CAC = Y co = US