Diosdado: Entre criticones y jefes, quiénes nos han metido dos strike

Es célebre la frase, según la cual, la lengua es el castigo del cuerpo. Si prefieren en este caso, también aplica: el pez muere por la boca. Un alto jefe del gobierno no logra el puesto de jefe en un concurso de oposición o en concurso de credenciales. Esto no se decide así. Para optar a un alto cargo en el gobierno, tienes y debes tener por lo menos el apoyo y el consentimiento de Maduro y Diosdado, que es como decir todo el PSUV

Hace apenas unos días atrás, el camarada Diosdado sentenció que los “criticones” dentro del chavismo no perderían sus fuente de sustento, pero eso de ser “jefes” jamás. Así sentenció el camarada Diosdado. Un criticón no debía de estar en el PSUV porque echa perder la política y los proyectos electorales del PSUV. Más o menos esto fue la argumentación. No eran confiables que llegaran a ser “jefes”.

Es público y notorio, que en Tejería encontraron unos inmensos galpones repletos de todo tipo de insumos médicos. Todos vimos los inmensos galpones repletos de insumos y al Camarada Maduro haciendo el reconocimiento. Es público y notorio que más o menos 46 empresas que recibieron una boloña de millones de dólares para importar y no importaron, tenían una misma –única- dirección y para ñapa, esa dirección no estaba ni en El Tigre Anzoátegui ni El Furrial. 46 empresas que solicitaron dólares y se le dio dólares tenían una única dirección y esa dirección estaba nada más y nada menos que en el centro de la conspiración contra Venezuela: Miami. A los jefes y analistas de los entes, que no cayeron del cielo, dieron esta boloña de dólares y no les produjo ningún ruido este pequeño detalle.

A los empresarios que tenían galpones repletos de insumos médicos en Tejería; el gobierno y no los “criticones” de Aporrea le habían dado más o menos 200 millones de dólares.

Ahora bien, si Diosdado sentenció que los criticones son enemigos de la revolución, pero que no perderían sus puestos de trabajo, se me ocurre preguntarle al camarada Diosdado: Cómo, por qué y a cuenta de qué, estos jefes que si son revolucionarios y no se ganaron estos puesto por concursos de oposición, se les “escaparon” estos pequeños detallitos.

Si yo tengo una guerra con alguien y yo mismo le doy las armas para que entren bien en la guerra que me montan, cómo puedo quedar yo como guerrero y político. Estos jefes que no cayeron del cielo, nos han metido dos strike y sin bolas y jugando como para RECADI, que suponíamos había desaparecido.

Esta situación de estar con dos strike y sin bolas, obliga al Camarada Diosdado, que parece más beligerante, tomarse un curso muy intensivo, cuyo objetivo debería ser aprenderse el arte de la Guerra de Sun Tsu. Aprobarlo implica repetir todo el texto sin pelarse una frase.

¿Sera que muchos jefes del gobierno si conocen al enemigo y se conocen a ellos? No son criticones, más bien son muy obedientes y saben que ahí donde han estado como jefes repartiendo dólares hay una mina y en ese juego, le entregan armas al enemigo, pero estos jefes no entregan estas armas y se quedan viendo para el cielo.

El asunto para Diosdado son los “criticones”. Trata de descalificarlo. Diosdado no conoce al enemigo y sólo los amenaza. El librito de Sun Tzu con sus más o menos 125 páginas, dice en algunas de sus páginas algo más o menos así: si no conoces al enemigo y tienes como jefes a personas que son amigos del enemigo, seguro que correrás peligro en la guerra y no precisamente por los criticones.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2535 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Amaranta Rojas

Amaranta Rojas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a198144.htmlCd0NV CAC = Y co = US