Ya está buena la vaina, decidanse: socialismo o capitalismo

Cada día se me hace más doloroso tener que criticar al gobierno pero me trago el dolor y me siento a escribir palabras escritas con lágrimas casi brotando de mis ojos. Se que suena un poco cursi, pero así me siento en estos momentos. En este instante viene a mi memoria un párrafo de una poesía que le escribí en el 2004 a mi último hijo cuando tenía cuatro años: " Ellos son los mismos que ahora tú futuro te quieren quitar, pero no hijo mío, ellos no volverán. Y no volverán porque el pueblo se cansó de ellos y aprendió a leer, a escribir y a cantar. El pueblo abrió los ojos y escogió el camino que lo llevará a su verdadera libertad".

Han pasado diez años, mi hijo tiene catorce y la Venezuela socialista que yo vislumbré para él y para sus hijos, se va perdiendo en la lontananza de la traición y del engaño. Hoy en día mi patria no es la misma que nos dejó Chávez, ni la que soñó Bolívar. Los que dijeron que adecos y copeyanos nunca volverán y lo siguen diciendo, no se dan cuenta de que ellos nunca se fueron porque siempre han estado dentro del proceso infectando todo su cuerpo por dentro y por fuera.

Por doquier solo se escuchan voces desprovista de aquella pasión que fecundó Chávez en un pueblo decidido a construir su futuro. Un pueblo decido a dar la vida por su líder y por sus sueños. Ese líder y esos sueños ya no existen. Mientras tengan familia, tendrán motivos para vivir, los sueños ya los perdieron. Conseguir un ciudadano que diga que su futuro será mejor, es un asunto solo para detectives. Solo los intelectuales "revolucionarios" como José V. Rangel y las encuestas infantiles de Interlaces nos presentan cifras acomodadas a su imagen y semejanza.

¿Que repuesta positiva le puedo dar a mi hijo cuando requiere mi opinión sobre la actual situación económica? Cómo deseo yo que las cosas fueran distintas, pero no es así. Y lo peor, que tratan de mejorarla inventando leyes tan absurdas como la del "Precio Justo" o creando sopotocientos organismo burocrático como el nuevo "Estado Mayor para el Abastecimiento" Mientras no eliminen los intermediarios los precios en vez de bajar seguirán subiendo. Ya que todos los componentes desde la producción hasta la comercialización querrán ganar su 30%. Mientras. Y ese nuevo Estado Mayor ¿Para qué servirá si no hay nada que abastecer?

Mientras persista esta situación, el descontento cada día será mayor y para mí solo hay dos maneras de solucionarlo: o la troika (Maduro-Diosdado-Ramírez) que tiene el poder, retoma el camino hacia el socialismo o terminan de una vez de abrazar el capitalismo. No pueden azar los dos conejos pues uno de ellos se les va a quemar. Como no tengo la más mínima esperanza que tomen el primero, propongo que sean sinceros con ellos mismos y con nosotros en forma claro y raspao nos digan: que más pudo el interés de sus capitalistas que el amor que nos tenían.

Si se van a decidir, por favor decidance pronto, ya que el pueblo, ese pueblo que tanto desprecian los burgueses y tan engañados por ustedes no aguanta más esta vaina. Ustedes no son los que se calan tanta colas hasta para conseguir un fósforo, si es que lo consigue. Ustedes no sufren las consecuencias de los altísimos precios de cualquier producto, por lo tanto la inflación no hace mella en sus bolsillos. Ustedes no padecen de la inclemencia de la inseguridad, pues todos ustedes están muy bien resguardados. Ustedes comen bien, el pueblo come mal. Ustedes tienen empleo hasta por lo menos cinco años más, el pueblo lucha por conseguir uno. Así, que yo les pido que nos digan lo que van hacer, pero no nos tengan más en esta terrible situación, porque yo soy uno de los que no va permitir de que tanto los oligarcas y los boliburgueses me sigan jodiendo la vida. Si no se deciden, algo terrible va a pasar y ustedes serán los únicos culpables.

Me disculpan pero en estos momentos no puedo escribir nada positivo ni nada bonito al estilo de VTV y Interlaces. La situación no está como para andarse por las ramas de los sueños porque la caída nos puede dejar inválidos. ¿Que le puedo responder a mi hijo cuando me inquiere sobre su futuro? Si el futuro que yo vi para él cuando le escribí ese poema es incierto. ¡Coño! cómo puede ser que todo se haya perdido!.

Algo más.. Culmino escribiendo parte de un poema que escribí hace poco años.
Quiero que mi voz sea látigo en el lomo del malvado. Disparo contra la ignominia y el atraso, la enseñanza alegre del maestro en las pocas aulas de mi patria.
Quiero que mi cuerpo sea fuego que levante hogueras de rebelión en otros cuerpos pensantes.
Quiero en fin ser un alma libre y no un zombie del teatro burocrático


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4130 veces.



Nelson Jesús Lanz Fuentes


Visite el perfil de Nelson Jesús Lanz Fuentes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Nelson Jesús Lanz Fuentes

Nelson Jesús Lanz Fuentes

Más artículos de este autor