Repuesta a manera de reflexión al compañero Rafael Rodríguez Olmos

No dejo de pensar que el artículo de Rafael Rodríguez Olmos me dejó más loco, de lo que estaba antes de las elecciones municipales…

Bueno, tal vez todo tenga su lógica explicación.

Mi persona, un simple bachiburro donde mi mano derecha es más que suficiente a la hora de contabilizar todos los libros que leí en mí ya dilatada vida.

Y si a eso le agregamos que después de viejo, ose inmiscuirme en la política por primera vez en mi vida, en otras palabras, intente hacer un paréntesis en mi trabajo diario (el mismo que nunca supo de horarios, ni días feriados, donde mi cabeza todo lo resumía en chambear antes que saliera el sol por  el horizonte, regresando a la casa cuando el astro rey se había ocultado hacia ya un largo rato, acompañado todo de una reflexión que siempre me acompaño: “Todo sea por mis hijos”)…

El compañero Rafael nos habla de una derrota disfrazada de victoria…http://www.aporrea.org/ideologia/a178352.html

Pero  yo pienso que fue una victoria apoteótica.

El dio su explicación por la cual él llegó  a dichas reflexiones, y creo justo escribir porque mi persona, llegó a la reflexión de pensar todo lo contrario.

Pero antes de dicho análisis, es bueno reflexionar sobre el resultado que logró con el artículo en cuestión el camarada Rodríguez…

Los majunches leyeron gracias a usted, la repuesta que no supieron dar ni Capriles ni ningún integrante de la MUD (porque tal vez no había nada que explicar por la contundente repuesta de un pueblo revolucionario, ante todas las artimañas puestas en práctica por la contra)…  

Porque en 70 mil lecturas no existe duda que los escuálidos en compañía de Manolito (Borges) y el flaco, que se encargaron de Twittear y mandarlo en Facebook a todo los que pudieran, lo que me hizo recordar aquel artículo en tiempos de las presidenciales con aquel título de “Hasta hoy fui opositor”, que coparon la escena de Aporrea.

O sea, usted les devolvió la esperanza y un “no todo está perdido” en un momento que pienso que Capriles debiera dar un paso al costado, por el descalabro electoral que vivió él y sus seguidores.

Mi reflexión:

¡Mi persona creyó que nos iban a dar hasta con el tobo!

¡¡Me equivoque!! Y no me avergüenza admitirlo…

Aporrea activo una de mis primeras alarmas que lograron preocuparme, que aunado a innumerables errores de nuestros cuadros directrices me obligaban a ser pesimista…

Hace casi unos 3 meses, las lecturas habían bajado a niveles preocupantes, donde el más leído no superaba los dos mil, o dos mil quinientas lecturas, cuando es de todos sabido que en tiempos normales, en todos estos casi 15 años de revolución, dichos lugares preferenciales no bajaban de 5 a 7 mil lecturas.

Los desaciertos en contrarrestar la guerra económica en lo concerniente a los alimentos en nuestro gobierno, no me dejaba conciliar el sueño…

Nuestro presidente nos hablo de 3 millones de toneladas de alimentos que nunca llegaron, y si llegaron, fue en cuenta gotas muy reducida.

Después nuestro compañero Rafael Ramírez le dijo al país algo parecido (casi dos meses después) y todo continuo igual.

Me resultaba muy desagradable ver esas colas en los Bicentenarios entre otros, como los Mercales, etc., etc., llegar a ver nuestros camaradas hacer colas de 5 horas, donde en muchos casos sin los resultados esperados, ya que se marchaban sin la carne y el pollo.

En los Bicentenarios hace meses que los anaqueles de electrodomésticos están repletos de pinos artificiales (por carecer de los electrodomésticos), si a alguien se le ocurría ir a buscar los desaparecidos (alimentos regulados) por las tardes, perdía su tiempo, al igual que ser testigos del triste espectáculo de observar los espacios para la carne y el pollo siempre vacios en horarios vespertinos sin excepciones…

Si a ello le agregábamos la inocultable guerra económica de los fascistas, el malestar era generalizado. No existía lugar ni sitio que no escucháramos las quejas continuas de grupos de personas contra nuestra revolución.

A todo ello mi bachiburra mente le agregaba los escasos 200 mil votos de diferencias en las presidenciales, cuando supuestamente todos votamos con un nudo en la garganta por la muerte de nuestro comandante eterno y con el corazón en la mano donde tocábamos la tecla de votar…

El futuro de las municipales, las veía muy tormentosas…

Pero a pesar del pesimismo…

¡¡El triunfo fue arrasador!!

El compañero Rafael nos habla de 2 millones menos de votos y yo le hablo de los 770 mil votos de diferencias con los majunches y nosotros, en tal vez el momento más crítico de nuestra revolución, los mismos que le dieron un claro mensaje a los escuálidos:

“Más nunca volverán”

¿Porque que lectura distinta a la antes descrita nos pueden dar los 770 mil votos de diferencia en un momento muy difícil de nuestro proceso?

Como hago para pensar diferente, en un momento que reflexiono que nuestro pueblo maduro políticamente, en donde en nuestro horizonte seguramente no existirán obstáculos para lograr las metas que nos tracemos y que no me permite olvidar aquella frase en tiempos de nuestro líder:

“Con hambre y sin empleo, con Chávez me resteo”

En definitiva el compañero Rafael y mi persona, vemos los hechos pasados de diferentes ángulos, el de él, extremadamente pesimista, y el mío, logro transformar un gran pesimismo, para convertirse en el más grande optimismo, por con el futuro promisorio que nos espera.

Definitivamente: No volverán

() Lo único que concordamos con el compañero Rodríguez:

La triste derrota en Barinas…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2047 veces.



José Varela


Visite el perfil de José Varela para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Varela

José Varela

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a178420.htmlCd0NV CAC = Y co = US