Invisibilicemoslos también

“Si yo me callo, gritarían las piedras de los pueblos de América Latina que están dispuestos a ser libres de todo colonialismo después de 500 años de coloniaje”. Cte. Hugo Chávez.

El Comandante Supremo se nos marchó pronto, pero sin irse. Su legado es inmenso pero aún no hemos empezado a digerirlo, estamos tan distraídos que aún no empezamos a buscar sus frases, sus enseñanzas, sus conceptos y su lineamiento.

No podemos seguir perdiendo más tiempo en seguirles el juego a los cadáveres políticos que nos distraen para poder mantenerse insepultos.

En una estrategia bien aplicada no nos dejaron siquiera llorar la despedida del comandante, pues nos embistieron en una campaña donde tuvimos que bailar más que ellos, reír más que ellos, gritar más que ellos y tener más animo que ellos para que no nos derrotaran a punta de llanto y congoja.

Ya eso pasó y afortunadamente ganamos las elecciones; el proceso continúa, pero ahora nos aplican otra estrategia para mantenernos distraídos: se declaran ganadores y nos retan a defendernos como si fuéramos perdedores y caemos en la trampa; nos preparamos para defendernos como si algo de razón tuvieran.

Pasemos la página; ya ganamos las elecciones; la revolución continua; ignoremos su berrinche y se les terminara el juego; ignoremos las malas caras y sonriámosle al vecino de la cacerola; allá ellos con su amargura; no tenemos nada que explicar; la explicación la dimos el 14 de Abril: Somos mayoría y punto!

Que si impugnaron ante el TSJ; está bien, es problema de ellos tratar de ver como prueban la legalidad de su reclamo; nosotros sigamos trabajando.

Usemos sus propias armas, Invisibilicemoslos; que nos importa si dijeron o dejaron de decir; no le demos más importancia a sus nuevos actos en nuestras redes sociales ni en nuestra prensa; ellos no le dan un solo centímetro, ni una sola línea, ni un solo minuto a las obras del gobierno en sus medios de incomunicación antisocial. ¿Entonces porque tenemos que darles importancia nosotros a lo que hicieron o dijeron?.

Qué si están en Paraguay; Qué si se reunieron con Uribe; Qué si Obama dijo; Qué si Inzulsa; Que si el Papa; Que si… nada, ¡Que carajo nos importa lo que estén haciendo!.

Si algo tenemos que decir de ellos es solo quienes son; que hacen ya no importa tanto; quienes son ¿Cuántos compatriotas que siguen a Capriles saben de su vinculación con la secta fanático religiosa Tradición familia y Propiedad; que fue prohibida en nuestro país por el presidente Social Cristiano Luis Herrera Camping? ¿Cuántos de los que los saben, están conscientes de que significa esa secta?¿Cuantos saben del frustrado atentado al papa Juan Pablo II donde estuvieron involucrados estos seguidores del texto de Plinio Correa de Oliveira y que Alejandro Peña Esclusa estuvo preso por eso? ¿Cuántos saben que Peña Esclusa es miembro importante del mal llamado comando Simón Bolívar? ¿Cuántos saben sobre el origen de los fondos de Uribe Vélez y su vinculación al narcotráfico y al paramilitarismo colombiano?¿Cuantos saben que ese ritual de Capriles de besar los pies de la imagen de la virgen está reservada solo a los “jerarcas” de esa secta fanático religiosa que tiene como fundamento “mantener la relación ordenada por Dios en cuanto a la Tradición de los Mantuanos, el Abolengo de las familias elegidas y la propiedad privada como mandato divino”?

Si algún espacio les vamos a dedicar que sea solo para divulgar quienes son, en que andan no nos importas ni nos quita el sueño; sigamos en lo nuestro que ellos se están alimentando de la zozobra en la que nos mantienen.

Los pueblos de América Latina están cansados de la dominación de la clase de los “apellidos deslumbrantes” y ese cansancio no permitirá que la dominación germine de nuevo, ya se fueron y no volverán; olvidemosno de esa chusma parasitaria que por más de cinco siglos se adueñó de la tierra, expropio la savia y se chupo la divina sangre de las venas abiertas de la América Latina.

El comandante Hugo Chávez se calló físicamente pero sus palabras nos gritan frescas: “Los que quieran Patria Vengan Conmigo”.

No perdamos más tiempo en los ladridos de los perros, dejémoslos que ladren y sigamos caminando; preocupémonos en ser eficientes para que los alienados que los siguen los vayan dejando solos.

Olvidemosno de una vez por todas del tema electoral, ya las elecciones pasaron y ya las ganamos; que sean ellos los que se preocupen por ese tema y vean que hacen con su derecho a pataleo.

Dediquémosle tiempo al análisis del pensamiento Chavista, dediquémosle tiempo a la reflexión socialista, dediquémosle tiempo a la aplicación sin demora del Plan de la Patria.

El primer paso, más importante que seguirle el rastro a los que andan fuera del país haciendo foros antipatria, es seguirle el rastro a los alimentos y a las medicinas; no importa si la margarina no es Mavesa, no importa si la harina de maíz no es PAN, no importa si la pasta o el arroz no son Primor; lo importante no es la marca; no importa si la etiqueta viene en chino, japonés, italiano o inglés; en este mundo globalizado no solo la guerra y las malas costumbres deberían ser fáciles de compartir; la comida y las medicinas deberían ser también del dominio mundial.

Si la empresa de alimentos que tenemos instalada en nuestro país no puede producir, entonces intervéngase; si no es conveniente políticamente pues los ánimos están exaltados aun; bueno entonces pasemos la página enviémosle una tonelada de vaselina (para que engrasen su sistema de producción) y sigamos caminando.

No sigamos dándoles más importancia de la que tienen; las elecciones ya pasaron, a gobernar se ha dicho, a producir se ha dicho, a vivir se ha dicho.

Latinoamérica no volverá a la oscuridad pues el sol salió para siempre y lo único que mantiene “vivos” a los muertos insepultos del pasado es que aún sientes que nos asustamos a su paso, aun les hacemos sentir que su hediondez nos afecta, aun los hacemos sentir importantes; pasemos la página y disfrutemos la luz, la vida y el delicioso perfume de la eterna primavera.

Aun si todos nos calláramos, gritarían las piedras de los pueblos de América Latina que están dispuestos a ser libres de todo colonialismo después de 500 años de coloniaje; hoy tenemos Patria y desde ahora y para siempre tendremos patria.

CHAVEZ VIVE; LA LUCHA SIGUE!


oscarajimenezr@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2673 veces.



Oscar Jimenez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: