Pildoritas 59 (año VI)

Unidad ahora y siempre

La sensación de unidad que reflejan o proyectan las fuerzas revolucionarias no puede ser por razones meramente electorales y porque hay que enfrentar a la contrarrevolución, la unidad debe ser permanente y sobre todo sobre la base de principios doctrinarios que estén por encima de la burocracia y de actitudes mercenarias por parte de quienes se anotan a la política sólo para buscar prebendas o posiciones como en la cuarta de “pónganme donde haya”. Así cualquier revolución estaría destinada al fracaso.
Lo anterior obliga a los cuadros que han llegado al convencimiento y no a la conveniencia de que la revolución hay que cuidarla de esas malas influencias, a pensar en fórmulas que una vez pasemos esta nueva prueba del 14 de abril, se proceda por todos los medios a lograr la mayor perfectibilidad del proceso procediendo a la depuración sobre todo de la administración pública, a la preparación de los servidores públicos en todos los niveles para el logro de la mayor eficiencia posible, haciendo bueno el llamado que en los últimos días de su vida exigió el Comandante Supremo.
Tenemos al frente de la mayoría de los estados ( 20 de 23), gobernadores y la mayoría de los alcaldes del país, que se supone están claros de esta circunstancia que es prioritaria para la preservación del proceso en el tiempo, así que no habría excusa aceptable para que no se emprendan acciones inmediatas y efectivas para detectar los infiltrados, cuestión que no es difícil con una buena labor de inteligencia y una vez ubicados mantenerlos en control; esto vale tanto para todos los servidores públicos como para los cuadros que manejan la actividad partidista, donde no es extraño encontrar quienes se aprovechan para comerciar postulaciones, extorsionar y hasta practicas reñidas con la moral como la operación colchón. Casos hay, denuncias hay y por lo general nada sucede, quienes hacen eso no pueden seguir en la revolución, porque con su conducta están trabajando para la destrucción del proceso y por lo tanto para la contrarrevolución.
La formación ideológica para la mayoría de los militantes es obligante, si no recordemos por ejemplo la fortaleza que una vez tuvo COPEI, porque tenia una política de adoctrinamiento bien estructurada en donde se formaron lideres de una generación que no se puede negar tuvo figuras brillantes y destacadas, ese partido comenzó su debacle entre otras cosas porque abandonó la formación de cuadros y se dejó arropar con el manto de la corrupción y la búsqueda de acumulación de riqueza personal.

La revolución debe mirarse en ese espejo y no cometer los errores de los partidos tradicionales.
Hay hechos que a veces nos llevan al pesimismo. Les cuento a mis lectores un caso para el análisis,
Soy feliz propietario de la famosa colección 70 que son 100 libros, todos ellos con temas doctrinarios de la izquierda, es decir del socialismo, escritos por autores destacadísimos.

Hace mas de dos años que estoy escribiéndole la connotadas figuras de PSUV a nivel nacional para darlas en DONACIÓN, últimamente con la creación de la Escuela de Cuadros al frente de la cual está el diputado JESUS FARIAS, le escribí por twitter en varias oportunidades y ni siquiera se dignó responderme, también le escribí al Presidente Maduro, a un correo que dio una vez recientemente y que aun tiene activo y tampoco he recibido respuesta. Todo esto lo que demuestra es que no hay un verdadero interés por la formación ideológica porque imaginemos el beneficio que en este campo podrían traer estos textos si por ejemplo se digitalizaran y se distribuyeran a todos lo niveles,

Son cosas que aunque no se quiera lucen inexplicables, Aprovecho para pedir a mis lectores, si alguno de ellos tiene o puede conseguir un Nro de teléfono de JESUS FARIAS me lo haga llegar para hacer un último intento a ver si logro convencerlo de que reciba esta donación que es una verdadera reliquia y que muy pocos venezolanos, estoy seguro posee.-

Ojalá y mi deseo casi que obsesivo, que sé compartido por muchos, por la formación ideológica, se haga realidad a la mayor brevedad una vez que baje la marea electoral y se pueda entrar a llenar esa especie de vació que de no cubrirse va a afectar gravemente el futuro del Proceso y le estaríamos traicionando la memoria del gigante de quien tanto aprendimos y quien tanto aportó a las bases doctrinarias de la Revolución.-


saulmolina2006@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1418 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas