La soltería ideológica del intelectual y otras ficciones

Existe una pródiga tradición histórica relatora del compromiso del intelectual, cuyos matices y cauces entrelazan discursos y prácticas que, a veces, parecieran banalizar la voluntad de quienes aspiran tocar fondo y no saludar a la bandera; promover, sí, un debate planetario sobre si tiene el mismo calibre ético aportar soluciones al pernicioso cambio climático sin un gesto acusatorio al capitalismo, o si al intelectual le basta y le sobra con exhibirse desde un espacio sólo declarativo a favor de las novedades políticas que muestran los pueblos, más allá de las identificaciones que el escritor Manuel Ribas le atribuye a la derecha estúpida con una izquierda tonta, en franca y lúdica reacción al tono celebratorio de Vargas Llosa sobre el reeditado “Manual del perfecto idiota latinoamericano”.

Se puede deambular toda la vida con este dilema a cuesta sin sentirse infeliz, escribir libretos de telenovelas y citar a Brecht (con viáticos para conocer en Suecia las motivaciones profundas del poema de la Condesa y el Guardabosque), mientras las legiones de la OTAN destruyen la vida en Libia o en Gaza el fascismo y el terrorismo se apropian de su dimensión humana y territorial.

Desde la intelectualidad derechista mundial se predican justificaciones que son rebotadas con cinismo y desparpajo por quienes, desde un toldo mediático de “centro”, acicalado de cierto carmín de izquierda “progre”, de “libertad intelectual”, como es el caso de ciertos oficiosos de la derecha criolla que, desarmados como están, tasaron su oficio de rociar con sus plumas tarifadas su porción de odio contra Chávez, la originalidad y vigor de su liderazgo y la por ellos “incomprendida” revolución bolivariana.

Valga estas líneas para recordar al gran intelectual norteamericano Norman Mailer: “En EEUU mucha gente estaría feliz si pudiera encerrar a la mitad de la gente en las cárceles. Necesitamos un cambio humano, encontrar al individuo atrapado en la maraña ajena y fría”.

La soltería ideológica del intelectual es una falacia intelectual.

fruiztirado@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Federico Ruiz Tirado


Visite el perfil de Federico Ruiz Tirado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Federico Ruiz Tirado

Federico Ruiz Tirado

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a144002.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO