¿Somos demasiado tolerantes?

Tiene la tolerancia varias raíces, pero son las dos principales el estado de ánimo, que nos hace comprender la verdad de la relatividad de todo conocimiento, que todo conocimiento es relativo, y la mejor solidaridad que es ayudar al pueblo a que siga su propia naturaleza.

Los socialistas Bolivarianos, toleramos los desmanes conspirativos de los medios de comunicación privados, (por encima de todos Globovisión) toleramos el vilipendio y la agresión contra el Comandante Presidente, toleramos los desmanes del oposicionismo golpista, toleramos los desmanes de los obispos de la iglesia católica, toleramos la especulación de los pulperos de Fedecamaras & asociados; toleramos la indolencia y la mala praxis de los médicos, aunque su profesión la pagamos los contribuyentes; y toleramos que los entes de aplicar la justicia se hagan los musios; ¿preguntamos porque el Gobierno no socializa de una puta vez todo el sistema de salud?

Y lo más contradictorio, toleramos el saboteo de la quinta columna endógena. Y más, toleramos también ser demasiado blandengues.

Una idea no puede ser verdadera, sino aquel espíritu en que está en consonancia y acuerdo con las demás ideas, en que se forma con éstas un todo orgánico y coherente, en aquel en que ha brotado como en mundo propio o a que se ha asimilado. En todo otro caso, la idea más exacta y verdadera puede llevar a un semillero de errores hasta tanto que modifique el conjunto todo de las ideas de un espíritu. Se trata, más bien, de que el oscurecimiento de la atmósfera intelectual de Venezuela heredada de la época del puntofijismo ha envuelto a muchos “socialistas”, en la niebla extendida sobre Venezuela por el capitalismo.

Los socialistas de las décadas de los sesenta y setenta han sido vistos casi exclusivamente a través del existencialismo, del vitalismo o, lo que es peor, de la simple difamación. De ahí que la presentación en esa época “socialista” fuese vista con una buena dosis de escepticismo por parte incluso de autores considerados como “buenos conocedores del socialismo”. Estos reprochaban una serie de incongruencias respecto a los movimientos del pueblo y una clara concomitancia con la ideología burguesa. La tesis consistía en afirmar que la angustia de esos “camaradas”, su sentimiento trágico, expresaban la contradicción y los temores de una Venezuela insegura y dividida, la del principio del año sesenta. La agonía de los “socialistas” venezolanos rumbando hacia el poniente en aquellos años. Su lucha se presentía que no tenía victoria posible, y no encontraba un fin sino en sí misma. El síntoma más claro de que eso se iba, es que se trataba de mantenerlo sobre la mentira. Esto que se fue era la vieja máquina puramente exterior, sobre la que se sustentaba toda la monserga, y todo el lío del socialismo.

El socialismo del siglo XXI debe cumplir, por ello mismo, una función liberadora en este terreno, ya que, por una parte, tiende a un aprovechamiento racional del poder tecnológico y, por otra parte, a una extensión de la cultura desligándola de sus adherencias y su contenido clasista.

Todos los venezolanos estamos contestes de que el socialismo Bolivarianos no lleva máscaras y por ello hieren de frente todas las ficciones sociales. La superioridad moral de éste nuevo socialismo ante las demás ideas políticas motiva la simpatía del pueblo que distanciado, de aquella dirigencia socialista de los sesenta-setenta, le está profesando al socialismo del siglo XXI.

El socialismo Bolivariano ha conseguido captarse una benevolencia entre el pueblo que antes no se le concedía, y, sobre todo, ha sumado en sus filas hombres y mujeres que, con sus incesantes trabajos de difusión de ideales políticos que harán en breve del PSUV un núcleo poderoso, que baste por si sólo para derribar la burguesía.

La concepción política es parte de un organismo total de concepciones; es la filosofía aplicada a un aspecto de la vida social del pueblo, y sólo son realmente vivas y fecundas las convicciones políticas que forman parte de una concepción total.

Lo primero es enterarse de las cosas, y para enterarse del socialismo a fondo, señores burgueses oposicionistas, para prejuzgarlo como queréis hacerlo, es preciso ante todo darse un baño algo más concentrado del que habéis recibido de economía política, y luego aprender la lengua de la ciencia.

El socialismo… pone su raíz y su asiento en la forma económica del pueblo, en la confianza de que todos los demás aspectos se reformaran reformando el fundamental. La moral, el arte, la ciencia, el derecho, la política, todo descansa en cimientos económicos, todos los caracteres del pueblo brotan de su estructura económica, ésta es lo esencial.

El socialismo extrae su fuerza de la unión de los marginados. De los sentimientos comunes nacen las ideas directrices, y no al revés. El socialismo implica un modo de producción distinto del capitalista y que, por tanto, de lo que se trata es de superar este modo de producción: la propiedad de la tierra, la presión salarial, la Patria, el proteccionismo de los pulperos, la cultura y la producción convertida en patrimonio de la burguesía, las crisis económicas, etc.

Y ¿Por qué los de la “democracia representativa” creen que ésta debe estar, ligada a los imperialistas? ¿Por qué los de la democracia representativa miran con pavor la perspectiva del Socialismo Bolivariano?

—“Mientras la tierra y los medios de producción no sean de propiedad comunal; mientras haya quienes estén sometidos a la explotación de terceros y no tengan medios propios para formar y sustentar a sus familias, mientras haya quienes a donde quiera que vayan tendrán que pisar tierra ajena y no encuentren propia sino aquella que les tengan dar de sepultura luego que hayan muerto; mientras tanto no se puede hablar de socialismo”.

Y… Seguimos en esta Venezuela burguesa y consumista. La economía, la salud y la educación están en poder de las mismas mafias de siempre. Pero, sin embargo seguimos hablando de socialismo.

¡Gringos Go Home!

¡Libertad para los cinco héroes de la Humanidad!

manueltaibo1936@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1581 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Taibo

Manuel Taibo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a132632.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO