Evocando “El Oráculo del Guerrero”

Chávez: En este tu retorno…“El guerrero se sienta”

Fue “una recuperación extraordinaria” dijo Chávez… “Negro Primero conmigo…día del Ejercito… ese día comenzó mi Retorno…”

“…Orgulloso de ser cadete….sentirlos, a ustedes mis cadetes, (tas), es mi cuna es mi medicina del alma, la medicina de amor…día de historia y renacimiento patrio y les invito a que sigan trazando su rumbo…siéntanse orgullosos de ser cadetes libertadores….

Así rememoró el presidente Hugo Chávez Frías este 7 de julio, en su visita a la Academia Militar en el Fuerte Tiuna, patio de las academias, algunos episodios de su vida en ese recinto.

Allí ingresó en 1971 hasta julio de 1975…. Luego, dijo, pasó al grupo de Cazadores, a Los Blindados del Bravo de Apure y un año después ya era Teniente.

En  1981, en la Academia Militar fue designado como Oficial Ejecutivo de la Cuarta Compañía de Cadetes…. “y volví a ser cadete-comenta- “un teniente con buenos oficiales”. Ocasión que le permitió regresar a las aulas, al estudio hasta el amanecer… “aquí ascendí a Capitán.. Y luego toda mi vida…aquí …gracias a la vida que me ha dado tanto…gracias muchachada, cadetes de ayer, oficiales de planta, cadetes de hoy, cadetes de siempre… ¡Que Dios bendiga siempre a la Academia Militar!…

Chávez, en este mensaje reitera: “hay que mantener el rumbo que se había perdido y que hemos retomado 200 años después…nacimos para ser los libertadores y las libertadoras de Venezuela, creadores de la patria grande y buena…

… “He comenzado mi retorno de otro abismo…no es mi retorno en verdad, es una escalada de aquel 20 de junio-alude su reciente intervención quirúrgica-  la segunda operación fue difícil y larga… con grandes riesgos…

… ya había advertido a mi Gobierno ante cualquier resultado previsto…todo estaba listo… el 24 de junio desperté y pregunté… era el día de la batalla de Carabobo…estaba todavía en terapia intensiva. Fue “una recuperación extraordinaria” dijo… “Negro Primero conmigo…día del Ejercito… ese día comenzó mi retorno…”

…Venezuela será patria plena y perpetua, con el favor de Dios…empezó esta larga marcha hacia el 2021…”

Palabras más, palabras menos, el presidente Hugo Chávez no tiene que preocuparse por las opiniones de sus enemigos porque a la vista están los hechos, los acontecimientos y los resultados de una gestión de gobierno, que si bien muchos critican, basta con recordar  el pasado del bipartidismo político adeco-copeyano en sus últimas bocanadas de exterminio, cuando Chávez en diciembre de 1999 los pulverizó. Sí a los que habían destrozado a Venezuela. Sí ciertamente fue Chávez quien extirpó ese cáncer que llamaron democracia, de más de 40 años.  Sí. Hugo Chávez, soñador y apasionado en aquel 4 de febrero de 1992, asumió su responsabilidad y su furor por adecentar la patria mendiga, a la que estaba sometido ese pueblo con 80% de pobreza, no se detendría tras las rejas. Allí comienza con fuerza esa necesidad de hacer algo por la patria que tomó vuelo y replica su aleteo por todo el continente, provocando la admiración de propios y extraños. Chávez ha cumplido. Y cómo dicen en criollo “nadie le quita lo bailao”.

Confieso que me ha costado trabajo articular un mensaje al gran hombre que es Hugo Chávez. Apartando esa decorosa banda presidencial que ostenta de hace más de doce años, no por su elección sino por la de un pueblo que reconoce su inmenso esfuerzo en lucha contra la pobreza, la lucha por la integración Latinoamericana, su impulso para renacer a una izquierda decadente… Prefiero hablar a ese hombre sencillo, que rompió paradigmas en la manera de hacer política en estos pueblos del llamado “tercer mundo” y cuidado del mundo entero.

No por casualidad Chávez, dijo en más de una ocasión que “era un prisionero”-considerando su estilo de vida-, quien confiscó su libertad de vivir para hacerlo por los demás…pocos hombres nacen para esta misión.

Ahora Chávez es nuevamente motivo de una noticia de  revuelo global…la afectación de su salud. Y recae en un momento crucial, en la antesala de las elecciones presidenciales, en donde el escenario le está servido para las aves de rapiña, pero  no hay un contrincante que se le mida con fuerza, porque Chávez solo hay uno. Por eso el miedo de muchos, por eso la provocación con opiniones que no vale la pena considerar. Decir ¿Qué si es o no verdad lo de su enfermedad?, es un ardid simplista de aquellos que sólo quieren despliegue en los medios de comunicación social y dar caviar al periodismo rancio.

Sepa usted, compañero Chávez que Globovisión no es un canal televisivo sino el brazo de los más radicales opositores, dentro y fuera del país. Que CNN es una repetidora y no perdona que usted le haya desenmascarado, un periodismo viciado que no vale la pena comentar. Son un molde de la Fox News. Y no le perdonan la avanzada de Telesur.

Sus ganas de vivir, de retomar el camino, de querer y cuidarse es el mejor antídoto a su enfermedad, y no seguir considerando las críticas perversas. No es necesario que muestre sus cicatrices ni que aparezca en los actos para complacer a los enloquecidos. Recuerde que tiene 90 días de permiso de parte de la AN y sólo si cumple su agenda del “retorno”, tendremos la alegría de verle vivir y guardarse para los años futuros y cumpla su sueño, descansar bajo una mata de mango, en las riberas del río Orinoco y ver a la distancia a los niños jugar en una tarde apacible.

La primera medicina, además de la atención médica, el reposo y no hacer caso a las provocaciones. Mejor, es aprovechar el tiempo que apremia. Chávez, lea el capítulo “el guerrero reúne los ejércitos”. Es más útil que debatir la patraña

El buen humor es otra medicina, ríase de todo que de la oración nos encargamos nosotros. Mucha energía positiva, de amor pleno, que emana de todo un pueblo que le sigue, el mejor antídoto contra la mala energía del odio.

Sepa usted que una noticia de esta índole, un cáncer alborotado en sus entrañas no es cualquier cosa. De manera que el hecho, no sólo toma por sorpresa a los que respaldamos su obra, sino también a los que le adversan de siempre. Sepa que es sólo el clímax en la lucha por el poder político y esa no amaina. Es una lucha de castas, de atormentados, de seudo líderes que no han podido sacudir, persuadir a las mayorías porque obviamente no son una mejor opción en el Gobierno.

Y sí, es verdad  que en la vida no hay nada más seguro que la muerte pero mientras haya vida, esperanza para saldar las dificultades hay que luchar, y no es sólo cumplir el recetario médico, sino ignorar por ahora la cochina envidia, los pensamientos tristes, las traiciones…llene el espíritu de alegría, aun cuando sienta dolor. Apéguese a la fe, que salga de su corazón, de la conciencia.

Mi querido compañero Chávez, recuerde el “Oráculo del Guerrero”:

El Guerrero se sienta

“Es momento de dejar de actuar. Sal de la vorágine de la vida y haz un espacio para meditar. Mantente inmóvil, aquieta tu espíritu. Busca la soledad. Sólo así podrías ver con claridad. Ha habido mucho movimiento hasta ahora. Los caballos están desbocados, el remolino ha girado incesantemente. Yergue tu columna, concéntrate en el bajo vientre, relaja tu cuerpo, observa tu respiración, expándete. Cierra los ojos y haz el silencio. Conéctate con la tierra, sintiendo el cordón umbilical que los une. Cobíjate en el vientre de tu madre. Reposa, descansa, medita. Luego ve y actúa si es preciso”.

Leonjudith@gmail.com

Periodista

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2061 veces.



Judith León

Periodista e internacionalista.

 Leonjudith@gmail.com

Visite el perfil de Judith León para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a126356.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO