Estrategias de acción política

La revolución bolivariana se prepara para afrontar, no solo los
desafíos inmanentes al ejercicio del gobierno y la necesidad real de
seguir avanzando en la regeneración moral y la redención social de
nuestro pueblo. Que pasa por garantizar la plena satisfacción de las
necesidades humanas, hasta el logro de circunstancias materiales y
espirituales de bienestar, imponiéndose como condición sine qua non el
reto histórico de continuar ejerciendo el gobierno. Entendiendo que
los próximos dos años serán determinantes para el futuro y el destino
de esta revolución libertaria, de ello estamos conscientes, tanto los
revolucionarios, militantes y dirigentes de los movimientos
progresistas del continente, como el imperio y sus lacayos que no
descansa en su afán de restituir el orden neocolonial de dominación.
En ese sentido, nuestro líder y timonel el compañero Chávez, como
Presidente del PSUV, el 21 de enero desde La Guaira, para dar
continuidad a las discusiones que se vienen generando y a los
documentos y estatutos aprobados en el primer congreso extraordinario
del PSUV y orientado a estimular profundos debates desde las bases,
para amalgamar un plan de acción a implementar los próximos 2 años que
garantice trascendentales victorias populares en las contiendas
electorales del año 2012, en el marco del bicentenario del inicio de
la lucha por nuestra independencia, presentó las siguientes Líneas
Estratégicas de Acción Política:

1. De la cultura política capitalista a la militancia socialista.
La llegada al gobierno de la revolución bolivariana en 1998, y su
posterior avance, se produjo por encima de muchas de las estructuras
partidistas existentes, tanto de derecha como de izquierda, casi todas
atravesadas por la cultura capitalista en el uso del poder político,
aunado a la malsana herencia de la creencia de considerar que un
partido con perspectivas de victoria, representa una inversión tanto
en contribuciones financieras como militancia, para luego recibir en
contraprestación recompensa de cualquier índole. Por esta razón, el
líder de la revolución, llama a las 3R2, orientadas a revertir los
efectos perversos de estas conductas.

2. El partido movimiento y la satisfacción de las necesidades humanas.
El proceso real de transformación de la sociedad hacia el socialismo,
impone trabajar con el pueblo, en su lucha diaria por transformar sus
condiciones materiales y espirituales de vida.

3. Convertir el partido en un poderoso medio de propaganda y comunicación.
La mejor propaganda es la óptima imbricación de la militancia con las
masas populares. Es fundamental que la maquinaria del partido con la
fuerza que dispone, esté al servicio de una audaz política
propagandística y de difusión, tanto de logros como de lineamientos
tácticos y estratégicos incluyendo el proceso de formación
político-ideológico.

4. El PSUV como plataforma del desarrollo y fortalecimiento del poder popular.
Impulsar el control popular de la gestión gubernamental en todos los
niveles y profundizar los vínculos entre el partido y las masas. Es
cardinal que los sectores populares se reconozcan en el partido, ya
que este no puede ser identificado como apéndice del estado, sino como
un instrumento que acompaña al pueblo en sus luchas y en la
construcción del poder popular.

5. La construcción del Gran Polo Patriótico: una audaz política de
repolarización

Un gran polo que apueste por los cambios democráticos y
revolucionarios de la sociedad venezolana, rescatando el espíritu
nacionalista y libertario que hace 200 años animo la lucha del pueblo
venezolano para darse una patria soberana.


Twitter: @pedrocarreno_e


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2602 veces.



Pedro Carreño


Visite el perfil de Pedro Carreño para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Carreño

Pedro Carreño

Más artículos de este autor