Ahora es que hay 4 erres al cuadrado

 Indudablemente que con los acontecimientos recientes de las grandes precipitaciones que superan en mucho la cantidad de agua que en casi 40 años a caído en el mes de Noviembre- Diciembre sobre el territorio nacional con el consecuente desbordamiento de los ríos, quebradas, resquebrajamientos de estructuras de acueductos, etc., todo el país se encuentra en emergencia, haciéndose patente no solo la falta de mantenimiento de algunas estructuras de Embalses, carreteras, vías agrícolas, y pare ud de contar, pero sobre todo el abandono y descuido en que se encuentra la provincia, los pueblos y caseríos del Interior del país, la miseria expuesta en que viven esos compatriotas quedo patente ante nuestros ojos, tuvo que ocurrir esta desgracia para que nuestro Comandante Presidente se diera cuenta de que ha 11 años de Revolución aun nos falta erradicar parte de la pobreza y abandono de la 4ta Republica y sus malas costumbres. 

   No es lo mismo andar en campaña encaramado en un camión, no es lo mismo ir de visita a una u otra región en donde los Alcaldes y Gobernadores de turno “maquillan” aquí y allá la zona por “donde pasa mi suegra” al decir del dicho popular, de nada ha servido que el Alcalde nuestro o el Gobernador nuestro sean los gobernantes de turno, aquí no vamos a analizar las injusticias en que se ha caído por el sectarismo, la burocracia o la corrupción, ya habrán otros que lo harán, se atisba la miseria, la pobreza por doquier, lo cierto es que este pueblo, el de La Republica Bolivariana de Venezuela se cansa de gritar, de pedir que se le escuche, de querer participar realmente en las decisiones importantes que involucran a la mayoría como seria la “verdadera Comuna”, este pueblo Revolucionario, el verdadero, el luchador, ese que no duda en participar en un programa de radio para exponer su problemática, ese que llega a las puertas de el sistema de medios públicos con la esperanza de que nuestros gobernantes, o quizás algún funcionario se tome la molestia de escuchar su petición y le de respuesta, ese que clama por el gas “comunal” al que supuestamente tiene derecho, ese que espera que algún funcionario “caritativo” le reciba los documentos que nunca terminan para demostrar de que a pesar que trabajo mas de 30 años para el estado, necesita el contrato de su primer día de trabajo para que se le pueda tramitar su seguro social al que tiene derecho, ese que se le declaro en alto riesgo su casita y tiene tres años en un albergue esperando que algún ente por milagro le de una respuesta , ese que languidece día, mes, año esperando ser atendido o siquiera escuchado por el Comandante Presidente, el que choca con la pared de la burocracia y que además a veces, solo a veces es acusado de egoísta cuando sus necesidades en vez de ser solucionadas son echadas al olvido para priorizar las situaciones mas recientes; esto es como un rosario en donde a pesar de que estamos construyendo el socialismo del siglo XXI tal parece que se han incrementado los males del capitalismo. 

   Los recientes acontecimientos y la cantidad de compatriotas que se encuentran en albergues sumado a los que no se les ha caído su casa pero perdieron sus enseres, otros todo, incluyendo sus cosechas y sus aperos de labranza, sus animales, nos indica que la tarea es monumental: tenemos que hacer lo que no hicimos en 11 años sin descuidar lo que hemos construido, es decir, ocuparnos del país afectado sin descuidar al resto que también es pueblo y es país, ¡valla tarea!, porque se es gobernante de todo un país, todo un pueblo damnificado o no que tiene todas sus esperanzas puesta en el Líder y todos los pueblos de progreso que nos ven y nos siguen, se requiere de una gran sindéresis y un gran rigor para llevar a cabo esta tarea y darle respuesta no solo a una parte del pueblo sino que a la otra también, se requiere mucho análisis y el concurso de los mejores elementos con que cuenta la Revolución aunque para ello tengamos que convocar a los que fueron excluidos por razones que el creador sabrá, y el pueblo también lo sabe y a el nada se le oculta, a 11 años han quedado al descubierto “lo que no sirve ni funciona, el clientelista, el hipócrita, el vivo e interesado etc. “Las leyes solo pueden ser justas equitativamente cuando se basan en el amor puro y desinteresado, el que nos obliga al trabajo individual y colectivo para el mayor bienestar de la Comuna”. 

anazaicon@gmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2234 veces.



Ana Bordas


Visite el perfil de Ana Bordas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ana Bordas

Ana Bordas

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad