¿Cultura del socialismo liberal?

La doctrina bajo la que se piensa una ley orgánica de la cultura Debe necesariamente responder al máximo de todos los postulados constitucionales estipulados específicamente para esta razón universalmente categórica afirmativa de derecho, referente a los principios morales como justificativo o pretexto jurídico del solicitado Ser Social Ético, de lo denotado Cultural y expuesto clara y evidentemente como proyecto nacional de país, distintivo, claro y evidente como dirían René Descartes y luego Simón Rodríguez, solo que ahora contextualizados étnicamente argumentados, descritos después que su denotación y predicado es la doctrina de cultura socialista con universales principios y peculiares valores morales que orgánicamente conforman una eticidad y etnicidad , el antropológico carácter distintivo como trama de cada título y capitulo del referido proyecto de ley, dispuestos coherentemente por temas sectoriales implícitos en lógicos planes culturales socialistas que vinculen inéditas categorías conceptuales como. Comuna, poder popular, pensamiento crítico, revolución del entendimiento, método de la conciencia, de la incomprensión entre otros. 
 
(…)Es así necesario establecer rutas, nutrir la jurisprudencia al respecto procedimentalmente para afinar su pertinente y adecuada implementación en lo real verdadero para la productividad y eficacia de la gran Ley en Red Socialista, orgánica funcional en correspondiente realidad de verdad en lo democrático del derecho de toda la sociedad a la cultura.  
 
Desde el estimulo fomento desarrollo y garantidas para su órganos de administración y controlaría como monitores del poder popular del actual y pleno despliegue de desarrollo en este tipo de políticas, desde artículos que señalen expresos formales en procedimientos programados a ser reconocidos, obedecidos en su juicio de fallo.  
 
Considerar normativas de convenios culturales entre la institucionalidad en general y todos los sectores a fin de textualizar en normas estipulados y tratados que vinculen y beneficien la economía socialista en comunidad de la actividad legítima cultural nacional e internacional. 
 
Establecer abreviados de explicitas vías contenciosas administrativas rápidas, oportunas breve concisa, con mandatos y sanciones estipuladas ante su desconocimiento e incumplimiento ya que la cultura es de vital importancia nacional, es un asunto de seguridad nacional, Y desde las directrices de un programa nacional cultural educativo de la nación es como se forjara la ruta de moral y luces, la eticidad demanda. 

La transición de la cantidad a la cualidad social

 
La calidad en cualidades y cuantía de nuestra Diversidad Cultural, el pensamiento las ideas como pasivo activo de instrucción como construcción del Ser Social Socialista desde y a través de la investigación funcional del conocimiento. Las ciencias en cuanto a la transformación de cosas en objetos de arte, de ideas en procesos mecánicos industriales, de desarrollar virtudes y no vicios y con ello criaturas humanas virtuosas, etnicidad ancestral como diversidad cultural, normada a través de la ley orgánica, receta para su adecuado desarrollo humano ecológico en sintónica extensión nacional vinculante rectora de en toda la territorialidad del país. 
 
Una Ley Orgánica para la Cultura dentro de la ética del concreto humanismo real ciudadano

Donde los principios morales subyacen como principio rector que se justifica por si mismo ,es la esencia virtuosa que trasciende lo material, las apariencias para pasar al plano de las ideas vinculadamente en articulados expresos claramente respecto a la participación protagónica de la ciudadanía o pueblo, la constitucionalidad de las bases populares como programa cultural en múltiples modalidades y estilos como ejes trasversales, los consejos de planificación local por sector con cada ministerio, ya que en fin esto es Diversidad Cultural y, de normarla se trata, desde, y, por la comunidad de base o consejalía asignada.  
 
Es la Comuna en eslabones originales autóctonos legítimos en esa inmensa cadena de lo que se constituye la Diversidad Cultural Venezolana, de nuestro espíritu absoluto, la libertad democrática del conocimiento para el bienestar del habitad de hombre. 
 
Uno de las normativas a estipular son las concernientes a los programas culturales a desarrollar en cada estado y municipio, metodológicamente impartidos a través de registros fílmicos didácticos físicos de un documental que recoja uno a uno los acontecimientos sociales en pleno desarrollo, para una filosofía de humanismo real intentando, captado su dialéctica material en tiempo real de movimiento social, conformar así el status cultural que se quiere ensayar. 

De la real concreta concurrencia ciudadana que se participa en ello. 

Para alcance y real consolidación trazada en planes progresivos por cada directriz del complejo proyecto cultural nacional, es realizable en intervalos con unas fases de actividades que consigan nombrar acordar leyes especiales y reglamentos de carácter funcional, eficaces en su administración y productivos de su objeto social a término. La acción cultural nacional inmersa en el PIB como economía cultural. 
 
Acordar a nivel nacional el reconocimiento y cumplimiento de los propiciados valores y reconocimiento de principios rectores que alimentan espiritualmente los contenidos de la ley con sus correspondientes definiciones orgánicas, no sin antes conceptual izar términos o conceptos comunes para desarrollar en definiciones jurídica esta urgente necesidad como cultura del bienestar social no solo venezolano sino continental. 
 
Además que se muestren de manera anexa, y para mayor y cabal comprensión, los adelantos a nivel nacional de la investigación requerida como consulta popular y glosarios de términos surgidos durante el proceso por región, calificativos en materias de contenidos, deberes y derechos, fundamentados causalmente en los ,principios, valores, moral, doctrinas, disciplinas y modalidades de la convivencia en uso y disfrute de bienes servicios culturales en su fomento desarrollo y preservación atractiva económicamente dentro del flujo del sistema económico socialista.  
 

Así  la promoción como industria cultural socialista

De las investigaciones académicas con la praxis  social para el conocimiento científico el arte y artesanías entre otras, por ejemplo como empresas cooperativas culturales como estimulo endógeno a otras empresas de bienestar social, que al fin y al cabo también forman, parte de nuestra cultura así el al turismo y la ecología pueden ser la empresas culturales de vanguardia desde la perspectiva del intercambio social cultural socialista. 
 
Ley macro después de la constitución convenida comunitariamente nacional para su repercusión internacional desde los comités locales de planificación publica, leyes orgánicas de base, comunal y de consejos federales de gobierno central todo ello para el beneficio colectivo de cada comunidad especifica y en suma , del conocimiento como movimiento humanista tecnológico científico para la suma felicidad suprema del bienestar del colectivo, por todo lo más esencial como lo es el fenómeno cultural que ocupa el cultivo de virtudes habito y costumbres loables al bien de una Nación.

 
Cultura del conocimiento científico filosofía humana.

 
Así el carácter supra a los derechos humanos reviste de ético la necesidad obligada del amparo majestuoso de promulgar dicha ley, de una ley orgánica del poder popular de la cultura para la cultura misma y, para la cultura nuestra en peculiar especificidad, ese es el gran enunciado categórico universal como reto, la premisa que nos sugiere legislar desde su origen ontológico, investigando haciendo docencia epistemología, transito del transcurrir de distintas evoluciones del pensamiento filosófico para una filología cultural que nos colma humana y socialmente. 
 
Presente en nuestra evolución que deviene desde toda actividad, actitud, aptitud que implique voluntad en ejercicio del pensamiento cognotividad como inteligencia, conectiva  y desestructuradora, analítica, es una filosofía de cultivar virtudes para crear civismo y, también el ejercicio de fomentar una sociedad con buenos trascendentales sueños, hábitos y costumbres , una variada equilibrada ecología ética , con sus respectivos contextos y tiempo que debe asumir, postulando reglas de juego, haciendo innovaciones jurídicas en las nuevas categorías sociales surgidas y ,que pueden ser emprendidas razonablemente bajo la eficiente administración socialista proporcional y equitativa, que vinculen al pueblo en especial con , las leyes orgánicas del trabajo, consejos comunales, deportes y recreación, salud, turismo, educación, familia, , mujer, en cohesión con municipios, parroquias, casas de reuniones de celebración de los barrios, hospitales, escuelas, comunas, universidades, las empresas culturales todas ,panaderías, cafeterías, kioscos, equipos en cooperativismo comunal desde los más diversos y complejos acuerdos de comprensión y colaboración en la extensión de la cultura como del tan obligante y necesario nuevo glosario, que debe ser anexado a la ley como fruto de las consulta del espíritu absoluto de los pueblos, parafraseando a GWF. Hegel, inmerso en universales preámbulos ambientados según la doctrina y la lógica como ciencia que estructura las ciencias humanas en desarrollo histórico ¿en el tránsito hacia el socialismo...?   ¿está nuestra voluntad como ejercicio ético hacia estos logros?  Esa será siempre la eterna revolución. 


arteawao2003@yahoo.es



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3389 veces.



Alejandro Alvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a106489.htmlCd0NV CAC = Y co = US