Gasolina para la guerra económica

Todo parece indicar, si nos guiamos por la campaña publicitaria que inicio el Gobierno a través de los medios de comunicación (la cual no es gratis) que el aumento de la gasolina es inminente en Venezuela.

Según los resultados de sondeos de opinión (que tampoco son gratis) los indicadores reflejan que es el momento para aumentar la gasolina.

Con videos y cuñas se trata de crear una matriz de opinión, en la cual se busca comparar el precio de una arepa (en su costo de producción) con el precio de un litro de gasolina. Hecho insólito de genios que pretenden hacernos ver a los venezolanos, lo que ya es lugar común; o en otras palabras, “lo que está a la vista, no necesita anteojos”.

Por otro lado, están los sesudos analistas y  magos de la oposición, quienes como caimán en boca de caño esperan se apruebe la medida, para sacarle provecho y atizar a la población y a los transportistasen la calle, para ellos ganar elecciones parlamentarias (continuar el Plan chileno).

Debemos ser realistas. Aquí ya a estas alturas del partido, a pesar de las condiciones dadas y que desde luego tienen su riesgo político, no debemos ser tontos útiles de quienes desean por cualquier vía acabar con la Revolución.

En anterior artículo donde hicimos referencia al tema,  “La gasolina: ¡una papa caliente!señalabamos lo siguiente: “Sería interesante revisar lo que pensaba el Comandante Chávez sobre esta materia y la cual, actualmente se pasea y ronda en la cabeza  del Presidente Maduro y genera expectativas en muchos dolientes, quienes se frotan las manos esperando que el alza de la gasolina sea una realidad”.

No queremos pasar por “profetas del desastre”, pero conociendo los actores de la oposición “golpista y traicionera”, no dudamos que ante una eminente medida como está, necesaria y justa, entrarían en acción.

Porque además de traer mosqueteros,  necesitan y esperan elementos para echarle más leña al fuego  de la “guerra económica”, ante la cual ha reaccionado con paciencia comprobada el pueblo venezolano, gracias a la unidad cívico-militar; cosa que es muy digna de aplaudir.

En el mismo artículo (Aporrea.com) decíamos también sobre el tema que “...La cosa suena lógica, pero detrás de ello hayuna gran verdad que no hemos logrado enfrentar y exterminar de raíz, de una vez por todas y que representa un verdadero cáncer para nuestra economía; el contrabando de extracción hacia Colombia”. (Sobre ello no se han paseadolos genios de la actual campaña publicitaria para aumentar la gasolina)

Resulta compatriotas, venezolanos y amigos del Alto Gobierno, que aunque sabemos de la guerra del petróleo y sus consecuencias, existe un contrabando de extracción con muchos años de manejo y con mafias bien conformadas (colombo-venezolanas); incluso incrustadas dentro de nuestra Revolución. Ellos están esperando ansiosas la medida, porque son mutantes y no tienen Patria y además vienen desde la  IV República y ahora muchos visten de rojo(revisar cifras en Comercio y Suministro dePdvsa).

Ellos no tienen nada que perder; al contrario, incrementarían sus ganancias y hasta serían capaces de financiar una campaña como la que actualmente se tiene en los diferentes medios de comunicación, solamentepara aumentar su negocio del contrabando de gasolina.

Este negocio se mantiene incólume e incluso, casi estamos seguros, que ya han hecho el cálculo de sus nuevas ganancias, las cuales superan en creces a las que obtendría el Estado venezolano con el aumento de la gasolina. Esta mafia debe  ser eliminada y acabarseantes de cualquier  medida. (muchos echan números desde Bogotá y Caracas y pertenecen a la antigua meritocracia petrolera).

No queremos ser negativos, ni tampoco obtusos ante el desbalance real que tiene el actual precio de la gasolina, el cual es manejado de acuerdo a las circunstancias y se le ha sacado mucho provecho político( en la IV y en la V).

No obstante, si somos realistas,debemos pensar que está en juego nuestra Revolución y no debemos ponerla en bandeja de plata al enemigo.Ojo con quienes hacen la campaña publicitaria; no dudamos de sus buenas intenciones, perotambién nos podría resultar una empresa escuálida o con infiltrados,quienesel cualquier circunstancia harían caída y mesa limpia.

Miremos lo estratégico del asunto. Un poquito de paciencia y hagamos un alto en el camino, busquemos en los análisis del Comandante Hugo Chávez Frías, los pro y los contraque él manejó sobre la materia, ante un aumento de la gasolina; sobretodo,cuando estamos en un año electoral y hay mucho que perder.

Es verdad que un ajuste de los precios debemos hacerlo tarde que temprano; pero ¡por favor!, no seamos ingenuos y no le echemos gasolina de nuevo a la guerra económica,la cual con el apoyo del Estado y las FANB ya tiene casi ganada el pueblo venezolano.

Primero lo primero y después, dejemos a estos genios publicitarios que se desgasten los sesos comparando los costos de producción de una arepa con los de un litro de gasolina.

Los venezolanos -dijo un poeta - somos “pendejos”, pero con Chávez aprendimos a pensar y a no ser tan ingenuos. Ahora sabemos determinardónde está lo estratégico y tambiénvalorar donde está laimportancia que tiene para el país y para Latinoamérica,la defensa de la Revolución Bolivariana...

¡Amanecerá y veremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2008 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /energia/a202045.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO