Memorias de un escuálido en decadencia

Petróleo

¡Al carajo los enfermos! Ocurre que hay fiesta en la oposición porque el precio del petróleo viene cuesta abajo en su rodada y no me tires serpentinas que ya el carnaval pasó. Y además, la OPEP decidió no cortar su producción y el viaje de Rafael Ramírez fue en vano y en vino celebramos todos. Cómo será la vaina que hasta Embajada Radonski está dando clases petroleras en su gobierno de calle ciega y dice que “las consecuencias de la caída del petróleo serán terribles”. Ahora tenemos expertos petroleros arrechísimos, también Leopoldo –cheque Pdvsa- López dice desde donde se encuentra que “el gobierno no sabe manejar la política petrolera”, y claro, lo mejor que debe hacer Pdvsa es crear nuevos partidos políticos dándoles cheques para su fundación. Somos una vaina bien seria, cuando deberíamos preocuparnos y crear planes y desarrollar ideas para salir adelante y para que el pueblo, (ese pueblo que ya dejó de creer en nosotros porque no es pendejo), sepa que nosotros también queremos este país, pero no, salimos a montar una fiesta del carajo porque ahora si se jodió Maduro, se cayó el petróleo y se cayó el gobierno y nosotros al poder, AD juventud, AD juventud.

Cómo será la vaina que hasta el comentarista Leopoldo Puchi se dio cuenta y escribió en su columna que la oposición había montado un jolgorio por la caída del precio del petróleo. Esas son las vainas que nos hacen un daño del carajo, esas vainas se piensan pero no se dicen, porque no hay que olvidar que estamos desde ya buscando votos y la gente ahora no es bolsa, como dice Fracaso Petkoff, ahora la gente tiene conocimiento, y para colmo de males, casi todo el mundo sabe leer y escribir, aunque a nuestros columnistas no los lee nadie.

Uno no se puede pasar la vida deseando que a este país le caigan todas las plagas del mundo, como que uno viviera en Marte o Júpiter, como diría Julio –Matemático- Borges, uno también vive aquí, es decir, que a nosotros también nos van a caer esas plagas, y todavía seguimos creyendo que si nos invaden nosotros nos vamos a salvar porque somos de la oposición, y porque segurito las bombas nos van a preguntar esa vaina: “¿Eres o no eres o quién eres?” ¡Qué bolas! Seguimos pelando bolas hasta más allá de donde dice cuidado puente angosto, porque hasta con el festival de Suena Caracas nos metimos, y Embajada Radonski salió a hablar toda la paja del mundo por su twitter como si la gente no tuviera derecho a pasarla del carajo bailando y cantando.

El papá de Margot está arrechísimo con esa alegría de la oposición porque cayó el precio del petróleo, “porque seguro que ellos viven en Júpiter”, dijo, y se levantó del sillón Luis XV que le regalé y se fue al cuarto y agarró la puerta y le metió ese coñazo tan duro que del carajazo se apagó la Cruz del Ávila.

- Apágame la vela, María.- me canta Margot


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5800 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Energía y Petróleo para el Pueblo


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición