La UNEFA-Mérida se pone de pie para enfrentar los fantasmas de las universidades derechizadas

No trabajo en la UNEFA-Mérida, pero sus ecos de dolor me han llegado desde hace mucho tiempo. Siempre que pasaba por sus instalaciones me preguntaba por qué no veíamos a sus estudiantes y profesores muchos más comprometidos con el proceso que lidera el Comandante Chávez. Ahora vemos esperanzas en el horizonte.

El reto que enfrenta en nuevo decano de la UNEFA-Mérida, el doctor Guido Ochoa, es crucial y determinante en la lucha revolucionaria de nuestro Estado. La UNEFA-Mérida se había mantenido prácticamente dominada y contralada por los escuálidos desde su fundación. Esta UNEFA parecía un convento, silenciada, apagada sin un compromiso real con la lucha revolucionaria. Teniendo una gran población estudiantil y ubicada frente a poderosas instalaciones de la ULA, navegaba a la deriva, tímida y desamparada ante los miles de problemas que afrontaba. En sus aulas se le prohibía hablar de política, algo realmente ridículo y absurdo. Profesores de la ULA, de la ultra y recalcitrante derecha fueron contratados para dar clases, algunos por ser amigos del general Raúl Isaías Baduel. Después desde Caracas trataban de afianzar estas penetrantes acciones del fascismo mandando a unos jovencitos recién graduados a los que se les dio el nombre de Paladines. En la UNEFA- Mérida no se veía un afiche del Che o de Chávez, y el espíritu que dominaba era el de la oposición. Por cada estudiante revolucionario se metían diez o más de la reacción. Por cada profesor se contaba con ocho o diez de la reacción. Por otra parte, se da clases en condiciones muy difíciles y adversas: la UNEFA no cuenta verdaderamente con transporte para sus estudiantes, ni mucho menos con un comedor, a pesar de que a pocos metros está el comedor de la ULA donde abunda la buena comida y a veces hasta se pierde por exceso con que allá llega. La UNEFA no cuenta con laboratorios para los estudiantes de Ingeniería, algo realmente insólito.

Pero todo esto ha de cambiar y el doctor Guido Ochoa con una gran experiencia política entra para elevar allí la moral, la conciencia revolucionaria, el espíritu de lucha bolivariana porque la UNEFA debe ser esencialmente bolivariana. Guido también ha llegado para meterle el hombre a la calidad académica y al compromiso de la UNEFA con la lucha en las comunidades. El sabor amargo que le dejó a Guido el haber trabajado como Secretario General con un gobernador infiltrado en el PSUV, de esencia y pasta meramente copeyana, debe haberle hecho mirar mucho mejor el mundo minado en el que se mueve la política de partidos en nuestra región. Afortunadamente el doctor Guido ya no dependerá en absoluto de este gobernador infiltrado Marcos Díaz Orellana que cada vez que se le ponen las papas calientes sale a gritar que es más chavista que nadie, que es más antiimperialista que el Che Guevara y más socialista que el mismo Fidel Castro. Esa es toda su obra: palabras y palabras…

El doctor Guido en este sentido se está reuniendo con verdaderos revolucionarios y una de las cosas que más nos ha gustado en los primeros pasos de su gestión es la reactivación de Comisiones para conocer a fondo la real situación de esta institución. Igualmente nos entusiasma que se ponga en pleno funcionamiento la Cátedra Simón Bolívar para dotar a los estudiantes del espíritu radiante y profundo del pensamiento de nuestro Libertador. En fin, queremos en Mérida una UNEFA comprometida profundamente con la causa revolucionaria de nuestro Comandante, por la patria grande de América, por la paz y por la unidad nacional sin concesiones en nada al enemigo: PATRIA, SOCIALISMO O MUERTE, VENCEREMOS.


ese_guerrero@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4186 veces.



Sinforiano Guerrero Lobo


Visite el perfil de Sinforiano Guerrero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad