Peace & Love o Muerte

Las más recientes movidas de la oposición en el tablero político nacional viene llena de marchas de jóvenes, en su mayoría clase media, estudiantes de universidades públicas y privadas.

Los cerebros del norte arrancaron la estrategia coincidiendo con el fin de la concesión de RCTV y la misma debía mantenerse en el tiempo con el mismo impulso violento que caracterizó su inicio, hasta llegar a la XXXVII Cumbre Ordinaria de la OEA en Panamá. Ese era el plan ideal; que Condoleeza hablara allá, mientras aquí el humo y la sangre colmaran la pantalla de Globovisión y tuviera eco en toda la galaxia electrofrénica universal.

Pero los planes se les torcieron, porque detectaron que por las malas, el grueso del estudiantado, se les iba a espantar. No les sirvieron los muchachos como impetuosos toros, hubieron de tornarlos en mansas ovejas balando "libertad".

Así entraron en una nueva etapa que evalúan como promisoria y les diseñaron un sencillo kid de conceptos, de fácil recordación: "Estoy defendiendo mis derechos civiles, mi lbertad de expresión" o para las memoria menos agudas, sencillamente - "libertad", sin más.

Así han transcurridos estos días, con peregrinaciones hacia la Defensoría del Pueblo, el Tribunal Supremo de Justicia y por como viene las cosas, ya llegarán hasta el Instituto Nacional de Nutrición. Lo cierto es que los primorosos jóvenes del este de Caracas, estarían dispuestos a tocar fronteras más calientes en el oeste de la ciudad, en una especie de política de aventura por los tenebrosos territorios negros... ¡Alerta!

Vienen con lo mismo que han acumulado sus padres durante todos estos años y sirven hoy como grupo de relevo, con algún agiornamiento en la estampa, con sus banderas volteadas y su falso pacifismo.

Andan por las calles pregonando su libertad de pagar muchos millones por semestre, en esos templos pseudo Yale, pseudo MTI, donde también tienen la libertad de intercambiar fragancias con sus compañeros de estudios, navegando con sus portátiles por el comos del wi-fi. Libertad de llegar a clases en las naves que prodiga papi, libertad de viajar hasta donde lleguen las elásticas extensiones de las tarjetas de crédito de sus progenitores.

Si usted llegó a creer que en sus gritos exigen libertad, está entendiendo mal, no es que la piden, es que la pregonan arrogantes, porque en el capitalismo es más libre quien tiene más ¿o no?.

Falta ahora que los jóvenes con "menos libertad" (económica), se planten frente a las universidades privadas a exigir cupos baratos y los propietarios de esas lujosas casas de estudio no tendrán derecho a negarles su cachito de libertad.

Ya han caído 2 luchadores del Grupo "Alexis Vive" y tememos que no sean los únicos. Por arriba va el agua mansa balando "libertad" y por debajo las turbulencias de un plan de exterminio, como el de los cientos de dirigentes campesinos asesinados ¡Alerta!


elmacaurelio@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3988 veces.



Marco Aurelio Rodríguez G.

Periodista, Politólogo, poeta, escritor, humorista y ensayista. Columnista en varios medios, digitales e impresos.

 elmacaurelio@yahoo.es

Visite el perfil de Marco Aurelio Rodríguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Movimiento Estudiantil, Educación


Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a36447.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO