Aprendizaje significativo en ambientes resiliente de educación a distancia en pandemia

El aprendizaje significativo en ambientes de aprendizaje virtual resiliente en el aula virtual ocurre cuando el tutor virtual, se opone a cualquier tipo de adversidad y presenta la información en su forma final, relacionándola con los conocimientos previos que poseen los estudiantes. Es un proceso activo, constructivo y duradero, que implica identificar y comprender la información que resulta verdaderamente útil para un propósito determinado; necesita de técnicas de aprendizaje activo; así como, relacionar la nueva información con el conocimiento ya adquirido por los estudiantes. Pone énfasis, en lo que ocurre en el aula virtual cuando los estudiantes aprenden involucrando los factores, condiciones y tipos que garantizan la adquisición, asimilación y retención del contenido de manera significativa. Para ello, es necesario entender la labor educativa teniendo en cuenta a los tutores virtuales y su forma de facilitar el conocimiento, la estructura de los conocimientos que poseen, cómo los transmiten y el contexto en el que se desarrollan. Todo ello, establece un conjunto de relaciones dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje en el aula virtual, que colocan al estudiante en el centro del proceso, constructor de su propio aprendizaje, que lo hace verdaderamente significativo.

Ahora bien, para que se produzca el aprendizaje significativo el tutor virtual debe tener en cuenta las siguientes condiciones: presentación de un material potencialmente significativo que tenga sentido lógico; que se relacione con la estructura cognitiva del que aprende de manera no arbitraria sino sustantiva; así como, que existan conocimientos previos en el sujeto, que permitan la interacción con el material nuevo que se le presenta. Además, el aprendizaje significativo involucra cuatro tipos de aprendizajes: por representación, que tiene una función de identificación, correspondencia – símbolo / palabra - referente; por descubrimiento, que se produce primordialmente en la infancia del sujeto que aprende; de conceptos, con una función simbólica, derivada de la relación de equivalencia entre el símbolo y los criterios comunes derivados de la experiencia; así como, el aprendizaje proporcional, con función comunicativa de generalización, cuyo objetivo es aprender o asociar ideas expresadas verbalmente con conceptos adquiridos previamente. Adicionalmente, si el sujeto no muestra la intención o disposición para relacionar su conocimiento previo con el nuevo conocimiento, no es posible construir un aprendizaje significativo, ya que el resultado sería un aprendizaje carente de sentido.

El aprendizaje significativo ocurre de manera continua y mediante una serie de fases que dan cuenta de su complejidad y profundidad progresiva. Estas fases son (Díaz Barriga y Hernández Rojas1): inicial, intermedia y final. En la fase inicial, el estudiante percibe la información por partes separadas sin conexión conceptual, tendiendo a memorizar estas partes, utilizando su conocimiento esquemático; procesa la información de manera global basado en un escaso conocimiento sobre el dominio a aprender y el uso del conocimiento de otros dominios para interpretar la información, comparando y utilizando analogías; la información que aprende es concreta y vinculada a un contexto específico; utiliza estrategia de repaso para aprender la información obtenida; así como, va construyendo un panorama global del dominio de lo que va a aprender, utilizando su conocimiento esquemático, estableciendo analogías, construyendo suposiciones basadas en experiencias previas.

Por su parte, en la fase intermedia de aprendizaje, el estudiante comienza a descubrir relaciones y similitudes entre los fragmentos aislados, llegando a construir esquemas y mapas cognitivos acerca del material estudiado en forma progresiva, que aún no le permiten conducirse en forma autónoma; realiza de forma progresiva un procesamiento más profundo del material que aplica a otros contextos; reflexiona sobre la situación, el material y el dominio que tiene sobre el mismo; así como emplea estrategias elaborativas y organizativas como mapas conceptuales y redes semánticas, utilizando la información aprendida en la solución de tarea – problema. En la fase final del aprendizaje, el estudiante integra los conocimientos y actúa con mayor autonomía; las ejecuciones son más automáticas y de un menor control consciente; se basan en estrategias específicas para la realización de tareas, utilizando solución de problemas y respuestas a preguntas; existe un mayor énfasis sobre la ejecución que sobre el aprendizaje; así como el aprendizaje consiste en la acumulación de información de alto nivel en los esquemas preexistentes y la aparición de interrelaciones (Díaz Barriga y Hernández Rojas1).

Ahora bien, con frecuencia los tutores virtuales nos preguntamos: ¿de qué depende el olvido y la recuperación de la información aprendida por los estudiantes?, ¿por qué los estudiantes en ocasiones olvidan tan pronto lo aprendido?, y ¿de qué depende que puedan recuperar la información aprendida? Según la construcción de esquemas de conocimiento la información desconocida para el estudiante y que le resulta difícil de relacionar es más vulnerable de olvidar, que aquella que puede relacionar con sus conocimientos previos, más aún si la puede contrastar con eventos aplicables a su vida cotidiana. Además, la imposibilidad de recordar contenidos académicos aprendidos por parte del estudiante, guarda relación con: (1) el tiempo transcurrido desde su aprendizaje; (2) información poco empleada, poco útil, aprendida de manera aislada y de manera repentina por parte del estudiante; (3) resulta contraria al nivel de desarrollo intelectual y las habilidades que posee el estudiante; (4) fue aprendida pero, el estudiante no la entiende ni puede explicarla; así como (5) información aprendida con poco esfuerzo cognitivo por lo que le resulta difícil recuperar y comprender. Esto finalmente explica, que independientemente que el estudiante logró aprenderla no la interiorizó, no la aprendió significativamente, la olvidó por lo que no va a ser capaz de recuperarla ni de utilizarla en la resolución de problemas.

A partir de lo expuesto, es posible enunciar una serie de principios de instrucción que se desprenden de la teoría del aprendizaje verbal significativo como son (Díaz Barriga y Hernández Rojas1): (1) facilitar los contenidos de manera bien organizada, interrelacionada y jerarquizada con una secuencia lógica apropiada, (2) suministrar los contenidos de manera limitada y racionalizada teniendo en cuenta la secuencia de aprendizaje que se quiere lograr, (3) activar los conocimientos previos que se requieren para lograr un nuevo aprendizaje estableciendo los vínculos respectivos y (4) establecer los conceptos e ideas generales que permitan enlazar la estructura cognitiva del estudiante con el contenido que va a aprender. Con esto se logra, que los contenidos aprendidos significativamente sean menos vulnerables al olvido, haciendo viable no solo su aplicación, sino su transmisión a escenarios similares que incrementen el ámbito de la resolución de problemas. Además, permite que el tutor virtual estimule la motivación y participación activa del estudiante, conduciendo el proceso de aprendizaje mediante mecanismos auto-regulatorios, que controlen el ritmo, la secuencia y la profundidad con que el alumno aprende de manera significativa.

Por otra parte, los tutores virtuales con frecuencia nos preguntamos: ¿cómo lograr el aprendizaje significativo en ambientes de aprendizaje virtual resiliente en pandemia en el marco de la complejidad del pensamiento? El aprendizaje significativo en estos ambientes es un proceso que debe darse mediante la búsqueda de significados y conocimientos sociales que trascienden a escenarios más complejos, aplicados a realidades cotidianas a nivel profesional o personal, que en ocasiones no son evidentes por lo que hay que buscarlas mediante herramientas Web. Esto requiere, que el tutor virtual siembre en el estudiante la necesidad de poner orden en la realidad donde cohabita, quitar la ambigüedad, clarificar, distinguir y jerarquizar, quitando la ceguera y profundizando en los elementos que encierra el mundo de la complejidad. Además, debe preparar el escenario para oponerse a cualquier tipo de adversidad que pudiera presentarse. Para ello, el tutor virtual necesita: (1) desarrollar actividades auténticas, reales, relevantes y significativas para que los alumnos puedan construir un nuevo conocimiento, sobre la base de uno que ya posee y resolver problemas similares a los del mundo real; (2) promover la adquisición de habilidades para resolución de problemas y toma de decisiones colaborativas, facilitando el debate entre los estudiantes para el análisis y generación de hipótesis de un caso o problema; (3) construir estrategias de búsquedas exploratorias en la Web, que le proporcionen información actualizada de interés y centrada en la realidad cotidiana en que vive el estudiante; (4) compartir perspectivas múltiples y generalizar su comprensión de modo que pueda ser aplicable a diversos contextos, utilizando la colaboración y el trabajo en equipo; (5) compartir experiencias y conocimientos en forma colaborativa con su respectiva realimentación; así como, (6) establecer procesos de evaluación, coevaluación y autoevaluación de manera colaborativa, para propiciar un aprendizaje significativo en una colectividad no competitiva que colabora para construir conocimiento.

Independiente, que lograr un aprendizaje significativo depende exclusivamente del sujeto que aprende, el tutor virtual para lograrlo debe generar el clima, las estrategias y las técnicas didácticas adecuadas que motiven al estudiante a lograrlo. Debe propiciar la motivación utilizando todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia lo nuevo, lo desconocido, lo complejo, lo inextricable y lo incierto en el sujeto que aprende. Utilizar el componente psicológico para motivar al estudiante a desarrollar un comportamiento de búsqueda y esfuerzo por lograr metas concretas, que satisfagan su necesidad personal de aprender algo nuevo de manera significativa.

Finalmente, el tutor virtual deberá asumir e inducir actuaciones que le permitan enfrentarse a circunstancias adversas, que generen en el entorno del aula virtual malestar, estrés, sentimientos encontrados, que provoquen desequilibrio y trastornos, enfrentándolos de manera emocional y socialmente inteligente con creatividad para vencer la adversidad. Debe activar su capacidad de reaccionar y recuperarse ante las adversidades, desarrollando cualidades que fomenten un proceso de adaptación y transformación exitosa, que le permitan desarrollar fortalezas a pesar de los riesgos y la adversidad. Debe desarrollar la resiliencia dentro del contexto académico andragógico, conectándose con factores humanos relativos a la habilidad para la resolución de problemas, géneros, vínculos afectivos externos, afecto parental, temperamento, relación con pares; así como, introspección, independencia, capacidad de relacionarse, iniciativa, humor, creatividad y moralidad. Todo ello, consciente que su capacidad y disposición positiva, permitirá su crecimiento y desarrollo profesional, sin obviar, que las adversidades hay que enfrentarlas de manera inteligente, con creatividad y buscando soluciones que permitan un arreglo entre las partes encontradas.

Bibliografía

1Díaz Barrgia, Frida y Hernández Rojas, Gerardo. Estrategias docentes para un aprendizaje significativo. Una interpretación constructivista, segunda edición, México D.F., Mc Graw Hill, 2002.

*Doctor en Educación. Post Doctor en Ciencias Sociales. Profesor e Investigador Titular UCV / UNEXCA. Director / Editor de la Revista Científico Comunitaria ARA MACAO. Teléfono móvil: +584166335561 (WhatsApp). E-mail: steijero@gmail.com / Twitter: @steijero. Facebook: https://www.facebook.com/sergio.teijeropaez/ Repositorio Institucional Saber UCV: http://saber.ucv.ve/simple-search?query=Sergio+teijero&submit=Ir+ Sitio Web: https//:sites.google.com/view/revista-ara-macao



Esta nota ha sido leída aproximadamente 506 veces.



Sergio Teijero Páez

*Doctor en Educación. Post Doctor en Ciencias Sociales. Profesor e Investigador Titular UCV / UNEXCA

 steijero@gmail.com      @steijero

Visite el perfil de Sergio Teijero Páez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas