Universidades burguesas

Si comparamos la universidad pública de hoy a las de antes podremos ver una notable diferencia. Y es que anteriormente los estudiantes universitarios de las universidades públicas, en su mayoría, eran personas de pocos recursos económicos y las luchas estudiantiles se hacían por reivindicaciones estudiantiles. Ahora, la mayoría de los estudiantes son de clase media y clase media alta y las luchas no son por reivindicaciones sociales, sino por asuntos políticos ajenos a la universidad.


De manera que, el estado venezolano financia la universidad pública, para atender, sobretodo, a los de menos recursos. Pero realmente, en la actualidad, el estado, a través de las universidades públicas autónomas, esta financiando los estudios universitarios a los de clase media y clase media alta. Que bien pudieran costearse los estudios en universidades privadas. Muchos de estos estudiantes provienen de los colegios más caros del país, donde pagan cuotas mensuales elevadísimas por educación básica y media. Y luego van a las universidades públicas a disfrutar de educación gratuita para luego de culminar los estudios irse del país a prestar servicios a otras naciones con la educación pagada por el estado Venezolano.

Ejemplo de esto es la carrera de medicina. Dicha carrera no es ofrecida por ninguna universidad privada, ninguna. Sin embargo el perfil del estudiante de medicina es el de un estudiante de clase media y clase media alta. Que luego de culminar los estudios se va del país o se enriquece ejerciendo dicha carrera en las más carcas clínicas del país. Odontología, es otro de los casos. Y estos son los más resaltantes, pero en la mayoría de las carreras con alta demanda ocurre lo mismo.

Y, ¿cómo es posible que el estado le esté subsidiando los estudios a los burgueses? ¿cómo es posible que los burgueses acceden a dichas universidades fácilmente, mientras los de bajos recursos lo tienen muy difícil?

Bueno, desde hace tiempo, a través de las fulanas pruebas de admisión interna, las universidades autónomas se han encargado de colocar verdaderas trabas al ingreso universitario. De manera que, según ellos, sólo los mejores estudiantes tendrían acceso a la universidad pública. El problema es que, para las universidades autónomas, los mejores estudiantes son los que provienen de los colegios privados. Así entonces, la mayoría de los que ingresan a las universidades autónomas provienen de colegios privados y son de clase media y clase media alta.

Y si bien la educación pública es para todos, debería existir algún criterio que otorgue prioridad a los de menores recursos, que no se pueden pagar una universidad privada y que tienen derecho a la educación en iguales condiciones a la de los burgueses. Y precisamente, la razón de ser de una educación pública y gratuita es para que, sobretodo los de menos recursos, tengan la posibilidad de recibir educación universitaria. Y el que tiene la posibilidad de pagarse una universidad privada, que la pague. No se trata de discriminación, es simplemente dar prioridad a los de menos recursos: porque los burgueses, de no estudiar en la universidad pública, lo pueden hacer en una privada; mientras que, los más pobres, si no estudian en la universidad pública, no pueden estudiar en ninguna otra.

Ahora bien, este mal es conocido de sobra. Por eso se crean muchas universidades públicas como la bolivariana, la unefa y tantas otras que han venido a solventar el problema de las universidades. Como consecuencia esperada, la mayoría de los estudiantes de escasos recursos cursan sus estudios en dichas universidades. Pero, paralelamente, se ha dejado a la universidad autónoma en manos de los burgueses, dirigidas por burgueses, con estudiantes burgueses en su mayoría.

El estado ha tratado de eliminar las pruebas de admisión y establecer el ingreso por la prueba nacional de admisión. Pero como las universidades autónomas son un estado dentro del estado venezolano, no les ha dado la gana de aceptar las normas del ministerio y siguen manteniendo sus pruebas de admisión interna. Sin decir la cantidad de cupos que se venden al mejor postor, sobretodo en carreras con alta demanda como la medicina.

Las universidades autónomas, y muchas experimentales, deben entrar en examen y renovación. Porque se tiene que plantear la razón de ser de dichas universidades. No puede ser que el estado venezolano, a través de dichas universidades le esté financiando los estudios a los que más dinero tienen y que, en la mayoría de los casos, terminan sus estudios y se van del país.

Hay que replantearse las preguntas acerca de la razón de ser de una universidad pública autónoma, el porqué, el para qué y sobretodo, el para quienes. y no es precisamente para los burgueses. Adicionalmente se debe reexaminar y modificar la autonomía que termina convirtiendo a dichas universidades en estados soberanos dentro del estado venezolano.

Y, a propósito de las noticias de hoy. Las universidades autónomas están a poco de haber perdido un año completo. Un año completo sin clases, un año con las puertas cerradas. ¿quien se hace responsable por los miles de estudiantes que pierden un año de estudios? ¿dónde está el dinero que no se debió haber gastado en un año de puertas cerradas? ¿quien se hace responsable por el daño patrimonial que ha sufrido la nación por un año de presupuesto para unas universidades que estuvieron cerradas? Estas preguntas deben ser respondidas y deben señalarse responsables que deberían ir ante la ley por sus actos u omisiones que han causado violaciones de derechos humanos (el derecho a la educación) y han causado despilfarro de dinero público.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2764 veces.



Carlos Sánchez


Visite el perfil de Carlos Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /educacion/a186050.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO