País, no guardemos silencio

Una Repuesta para dar a conocer el futuro de Venezuela no es fácil, porque el país se construye con la participación de todo un pueblo bajo un ideal común. Es necesario, trabajar de manera inmediata sobre la nueva ordenación territorial, el medio ambiente y los Consejos Comunales, nadie puede guardar silencio y debe pronunciarse para lograr una fiscalización efectiva de los entes del Estado y los núcleos humanos que desean cooperar con la acción de gobierno a nivel local. Hay que conformar una nueva agenda política, donde asistan empresarios, comuneros, académicos, artesanos, escritores, técnicos sanitarios, mecánicos y docentes para conformar junto a los medios de prensa una información precisa sobre la realidad de nuestra Nación. Nadie, puede obviar su responsabilidad y la campaña debe ser abierta para lograr sensibilizar a todos los sectores populares.

El nuevo ideal nacional debe estar cautivado por el humanismo. Se debe conformar hombres políticos capaces de afrontar cualquier irregularidad que se presente en un urbanismo o región y que represente una circunstancia focal para un colectivo. En este sentido, debemos conformar mesas de trabajo para que los venezolanos estemos identificados plenamente con nuestra identidad territorial y ética.

La oposición, como movimiento político en Venezuela desea condicionar al presidente bolivariano, Hugo Chávez Frías desde el año 2002, pero las revueltas no le han dado resultado alguno, pero, tampoco desean sentarse en una mesa de diálogo, a pesar de ser invitados al Palacio de Miraflores - sede del gobierno- aproximadamente tres veces, cuando el país se ha encontrado en puntos agibles y necesita de la cooperación de todos los ciudadanos que gozan de sus derechos civiles en el territorio nacional.

Lo más importante es luchar contra la impunidad y la inseguridad pública. A esto, se le ha agregado la actuación de grupos paramilitares en la región capital y algunos Estados Occidentales que conforman el eje andino, aunado al contrabando gasolinera abierto que se visualiza en los Estados Mérida, Táchira y Zulia hacia la zona fronteriza.

Arturo Valenzuela, responsable diplomático de Estados Unidos hacia Latinoamérica aspira reunirse con los presidentes de la región para lograr solucionar algunos problemas álgidos que data de ocho años y que podría aminorar la presión de algunos sectores que adversa el ALBA y la integración territorial latina porque afrentan sus intereses particulares.

Hay que romper el silencio con decisiones que favorezcan a las comunidades y nos lleven a procedimientos sanos que engradezcan a la república, tenemos que ir al despliegue cierto de una democracia republicana donde saldemos la deuda social con los sectores populares del Estado.

Lo importante es hablar y establecer dialogo. El país lo exige.


emvesua@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1675 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N Y ab = '0' /ddhh/a93488.htmlCd0NV CAC = Y co = US