Crónicas de Muertes Anunciadas

Vacío de justicia

En estos días, después de haber esperado siete largos años, cuando al fin ha salido a la luz pública un rayito de eso que conocemos como justicia. Me refiero al juicio y condena de los comisarios y policías de la Metropolitana , a quienes se les respeto todos sus derechos de alegatos y defensa, a través del debido proceso, pero donde los elementos de convicción en su contra, fueron más evidentes que cualquier deseo de  quienes desde los grandes medios de comunicación, hicieron lo habido y por haber, para tratar de evitar la concreción de esta condena, que se origina, aún que tardíamente a reivindicar la idea de justicia que aún subyace en la conciencia del Venezolano.

Acto de justicia, anhelado, reclamado, buscando y esperado con encienda, por los humildes, por lo pobres, por los excluidos, es decir por los familiares de la víctimas que aquel infausto 11 de abril 2002, fueron abatidos por  balas que salieron de las armas  de la Policía Metropolitana del Alcalde Alfredo Peña; repito acto de justicia que se convierte en esperanza y fe de que si es posible, la aplicación de las leyes en nuestro país.

Ahora bien, era de esperar que la oligarquía, tal como está quedando al descubierto iba, a reaccionar de la forma que lo hace, ya que fue ella, quien con alevosía y premeditación, junto a los grandes medios de comunicación y sus apoyadores del exterior, planificaron y ejecutaron aquella macabra acción de asesinar indistintamente fuesen chavistas o escuálidos a ese grupo de 19 Venezolanos, en la tarde del 11 de abril 2002, con lo cual justificaban la coartada del Golpe de Estado, que igualmente tenían planificado llevar a cabo en el momento en que las condiciones fuesen las más óptimas.

De manera que después de haber conocido el fallo del Tribunal de Aragua, condenatorio a ese primer grupo de personas por habérseles encontrado suficientes elementos de convicción que los hace culpables; salta la pregunta obligada:¿Cuándo se hará justicia con el resto de seres humanos que por creer en una idea de país, ya sea desde la concepción Socialista de los chavistas, o desde la visión capitalista de los escuálidos, fueron abatidos por las balas asesinas en la crónica anunciada, que planificaron y ordenaron los militares que horas antes de que hubiese el primer muerto o herido, habían ensayado y grabado en mensaje, que horas después anunciaron al país a través de los medios golpistas,( recordar la confesión del corresponsal de CNN Otto Neustal);.

Ciertamente hoy podemos decir, que aún en nuestro país, sigue existiendo un vacío de justicia, que debe ser llenado el día en que, al igual que acaba de suceder con los comisarios y policías metropolitanos, sean juzgado y condenados por los Tribunales de la República, entre muchos otros: Pedro Carmona Estanca, Alfredo Peña, Guaicaipuro Lameda, Molina Tamayo, Carlos Ortega, y dueños los grandes medios de comunicación quienes a través de lo que conocemos como guerra de cuarta generación, orquestaron toda esa trama que culminó en los sucesos del 11, 12 y 13 de abril 2002.

……………..

(*) Luchador Social   

macariosandoval@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1603 veces.



Macario Sandoval (*)

Equipo PSUV-Táchira.

 macariosandoval@hotmail.com

Visite el perfil de Macario Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Macario Sandoval

Macario Sandoval

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad