SIDOR nuestra

Sidor Nuestra, que gusto, que alegría, mis felicitaciones al movimiento de los trabajadores Sidoristas y a todos los que de una manera u otra colaboramos en ello. Haciendo un poco de historia encontramos que en el año 2000 se dio el primer gran paro Sidoristas por el reclamo de un salario justo y demás beneficios, ya en esos días los trabajadores decían estar dispuestos a congelar sus aspiraciones salariales por el tiempo que fuera necesario pero que se nacionalizara la empresa, lo cual es una medida del sentimiento que los embargaba, producto de las penurias y humillaciones que significaba para ellos tolerar a al patrón techint, que los explotaba despiadadamente y que los trataba como seres inferiores y despreciables.

Por esos días del año 2000 y en adelante, junto a otros compañeros profesionales exsidoristas me sume a la lucha por la nacionalización de Sidor, denunciando los manejos fraudulentos de la administración de Amazonia, en especial por la transferencia de las acciones clase B a los trabajadores y contra la reestructuración de la deuda de Sidor con el Estado por los años 2001 al 2003, una oportunidad de nacionalizar.

La denuncia la hicimos en múltiples escenarios, ministros y diputados la conocieron, al Presidente de la Republica, también le llego, pero el movimiento de los trabajadores no se incorporo, por una parte por cierta ingenuidad, creyeron a la empresa las supuestas dificultades económicas y se sacrificaron para mantener los puestos de trabajo y por la otra, reservas hacia los profesionales, ya que en general son los que ocupan posiciones patronales, y eso hizo la diferencia, la presencia del movimiento obrero unido y resteado con una lucha justa.

En las jornadas del 2008, la justeza de la lucha Sidorista, su constancia y coraje atrajo la solidaridad de movimientos sociales de nivel nacional, que vienen consolidando en el Pais una corriente, a favor de la organización de la clase obrera y la conquista de un lugar preponderante en la vanguardia del proceso bolivariano.

También ha sido importante y fundamental la unidad de todas las corrientes que hacen vida en el sindicato, la incorporación al mismo de algunos profesionales que lograron ganar su confianza.

La solidaridad de varios diputados y diputadas de la asamblea nacional.

La politización que significo la lucha por la acciones clase B y las elecciones de los directores en representación de esas acciones, la incorporación a la lucha de la familia de los trabajadores.

El problema de los Sidoristas salio del recinto de la fábrica y paso a ser un problema de todos, como evidentemente lo es porque Sidor, es estratégica para el desarrollo económico nacional.

Que gloriosa lucha, que hermoso triunfo, es un hecho muy significativo que marcará un hito en el camino hacia una revolución socialista, es un triunfo que imprime carácter proletario a la revolución bolivariana.

El movimiento de los trabajadores de Sidor muestra su temple de lucha y la madurez que ha alcanzado, ahora viene una nueva etapa, que los trabajadores conserven la dirección de la empresa, en este momento tienen que organizarse para dirigir la producción y venta por planta, en comité de nacionalización, con sus mesas técnicas por área de gestión y luego elegir delegados a un Consejo de Dirección que reúna una representación de los Comités de Nacionalización por plantas para evaluar diariamente la marcha de la empresa.

Con la nueva gerencia de la empresa, la que nombrara el Estado, los trabajadores no deben perder la iniciativa en la conducción de la empresa, es un alerta y un llamado a los trabajadores a hacer suya, como lo pide el Presidente Chavez, la consigna: “inventamos o erramos”, de Simón Rodríguez, maestro de Bolívar, el padre de la patria.

La nacionalización de Sidor, lograda por la lucha de los trabajadores, es una oportunidad sin igual para impulsar una experiencia de dirección obrera en la fábrica en una empresa de alta complejidad, conjuntamente con profesionales que deberán cuidar de tener un rol de facilitadotes de los procesos y no en el tradicional de patrón, los mejores trabajadores, los mas antiguos y mas experimentados deben asumir las posiciones de mas responsabilidad sin temor y sin arrogancia impulsando el trabajo de equipo.

Los profesionales revolucionarios deben ocuparse de apoyar a la masa trabajadora para asumir posiciones de vanguardia en la conducción de la empresa.

Por otra parte los trabajadores deben cultivar el vínculo con los consejos comunales y con los desempleados porque una vez superada la transición, un verdadero movimiento de trabajadores socialistas deberá ocuparse de los nuevos proyectos que se deben impulsar aguas abajo para generar desarrollo y empleo y de la colaboración con la solución de los problemas mas urgente de la comunidad.

No se puede repetir algunos ejemplos de administración en las empresas básicas donde los trabajadores se comen la empresa solo para ellos y se olvidan de la solidaridad de clase y de la responsabilidad de dirigir la sociedad toda.

Felicitémonos todos y celebremos, sin distraernos y con la confianza de que si podemos construir una Patria soberana y digna de nuestros antepasados libertadores.

*Extrabajadora Sidorista, Accionista clase B


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1876 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas