La vergüenza de la cárcel de Guantánamo

Los Estados Unidos de América, supuestos líderes de la libertad, cuyo nacimiento como nación ha sido llevado a los terrenos de la epopeya y la lucha patriótica contra la opresión, están escribiendo una de las páginas más oscuras de la Historia.

“We The people”, nosotros el pueblo, ardientemente democráticos y enemigos de la injusticia, así se han calificado los estadounidenses por siglos.

La cosa cambió después de la caída del World Trade Center en Nueva York y en este desgobierno de George Bush, este cambio ha tomado giros dramáticos. Ya no son paladines de la justicia, tendencia que se venía acentuando en los últimos 100 años.

El desequilibrio se inició hace muchos años con el exterminio de unos 50 millones de indígenas en Norteamérica a manos del US Army o ejercito. Ametrallamiento de villas de indios, ataques indiscriminados e incluso el uso de frazadas contaminadas con sarampión, fueron algunos de los métodos usados para este bárbaro genocidio. Luego continuaron con el exterminio de los negros, primero como esclavos y luego como esclavos asalariados, a diferencia de los indios por lo menos los negros tuvieron su epopeya y mediante líderes de gran altura como Martin L. King y Malcom X, ganaron sus derechos civiles al final del siglo 20. Actualmente se escenifica una sórdida lucha interna contra los inmigrantes llamados ilegales, los cuales son usados como esclavos en trabajos muy duros e insalubres, para luego deportarlos en cualquier momento.

La caída de las torres en Nueva York, trajo otra era de desmanes y atropellos, ahora contra el propio resto del mundo. En el 2002, llegaron a la bahía de Guantanamo, Cuba, territorio ocupado ilegalmente por Estados Unidos, en base a un tratado “a perpetuidad” firmado con los vende patrias de siempre. Cualquier intento de la Cuba revolucionaria, de tocar o derogar esta infamia, significaría una confrontación militar directa con el Imperio.

Allí están internados unos 500 prisioneros de 35 países del mundo, de los cuales muchos entraron allí niños, es decir fueron apresados cuando sus edades estaban en los 14 o 15 años, todo esto violando la Convención Internacional de los Niños y Adolescentes.

Estos prisioneros son considerados como “combatientes en armas” y según directriz de George Bush, no se les aplican las Convenciones de Prisioneros de Guerra e igualmente la leyes norteamericanas, pues están en “un territorio fuera de los Estados Unidos”, es decir el colmo del cinismo. Es por ello que no están sometidos a juicios en tribunales norteamericanos y recientemente solamente a 9 de ellos se ha considerado someterlos a especie de “comisiones militares” o seudo juicios militares, con oficiales gringos nombrados a dedo por la administración Bushista, por cierto uno de estos prisioneros, Omar Khdar, sometidos a esta extraña justicia gringa, entró a Guantanamo a los 15 años, acusado de lanzar una granada en Afganistán.

Aparte de la cuestión legal, la cual es altamente violatoria de los tan cacareados “derechos humanos”, en Guantanamo se practica la tortura como método de obtener información o para aplicar castigo los detenidos, golpizas, aislamiento severo y en solitario hasta por años, alimentación forzada a los que se declaren el huelga de hambre, violaciones sexuales y otras indignidades, han inducido a algunos prisioneros al suicidio o lo han intentado hasta por 10 veces.

No se sabe quienes son estos 500 desgraciados que han caído en este antro de horror y tortura, no tiene n juicios o abogados defensores, no están sometidos a ningún juicio legal y allí permanecen olvidados de parte del mundo, que osa llamarse “civilizado”.

Esta es la verdadera cara del Imperio, la que no puede ocultar y ha sido política permanente de su comportamiento en contra de la Humanidad. Con esta moral, pretenden atropellar a Venezuela y acusarnos de “violar los derechos humanos”. El caso de Irak igualmente es patético.

Es por ello que aquellos ingenuos que ni siquiera saben que son manipulados y cuyas “marchas naranjas” son financiadas por la “Albert Einstein Institución” y otras fachadas de la CIA, están inmersos en la peor basura producida por una minoría arbitraria que mantiene secuestrado el gobierno de los Estados Unidos y pretende implantar la dictadura en todo el planeta.

Esta realidad que algunos estudiantes llaman “ficción izquierdosa”, algún día los bañará con toda la podredumbre producida en el reino de las sombras y vergüenza de los seres humanos.

Ni Dios podrá perdonarlos!

fnatera@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 9160 veces.



Francisco Natera


Visite el perfil de Francisco Natera Amundaraín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad