El reportero del pueblo

Apure, huele a sangre venezolana y desatinos en la fuente del poder estratégico político

Nos encontramos en la crisis del logos. Uno de los problemas vitales para Carl Marx era entender los modos de producción y, como ser insertado en la sociedad inglesa, igual para Hugo Chávez Frías, la última vez que hablamos en Mariara, me pregunto, ¿Profesor Emiro, como le hago entender al pueblo venezolano, la fuerza del poder en las clases sociales? De una manera sencilla le respondí: "comandante, usted es el único que puede movilizar las masas, nos conocimos entre Apure y Barinas cuando papá, tenía que colocar una móvil de CADAFE, al igual que en Choroni y Cubagua, donde hubo que dinamitar la carretera, por ende, al venezolano hay que sembrarle ideología para que entienda que las utopías son posibles. Nos vemos en el Batallón de Paracaidistas a las cuatro, porque voy de aquí al Aragüeño a entregar unas columnas y usted solo tiene una posibilidad de ser presidente, el pueblo y darle sentido de combate a nuestras FANB y formarlos en un solo componente militar, como es la guerrilla en todo el horizonte planetario".

A Marx, le preocupaba el modo de producción capitalista. A Chávez, le inquietaba el sentido de responsabilidad del pueblo venezolano, como darle constitución al espacio y tiempo para darle situacionalidad para describir las estrategias y en una unidad sintética de la imaginación apercibir la problemática de nuestras tierras y su problemática en la economía local.

La interpretación de Althusser estará lejos de la interpretación de Fukuyama, en el entendido que el movimiento de la historia no conocería limites o finalización y, menos en la sociedad liberal norteamericana. El Estado es una coherencia social y no un asunto de distorsión y, al pueblo hay que concederle la satisfacción de una razón histórica. Si entendemos que un Bolívar y un Chávez crearon y fomentaron en el país un proceso de modernidad, catalizado anteriormente por Carlos Andrés Pérez y un Henrique Salas Romer que dimensionaron una contienda en los estratos de las ideologías para lograr una línea en la historia del discurso político y cuyos análisis servirán para asentar responsabilidades entre una oligarquía, burguesía y un proletariado. Es cuestión de un análisis meticuloso.

Por demás, es lastimoso lo sucedido con nuestros muchachos en Apure, carentes de un interés de dominio en las artes militares, no es posible que un grupo de hombres selváticos le asesinen y pongan prisioneros en el asalto a un helicóptero, mientras vemos alcabalas móviles de cuerpos de seguridad exigiéndole documentos a unidades de traslado de alimentos del mismo gobierno, como sucede en la estación móvil de la carretera nacional de Flor Amarilla detrás de Resimón, en estos días pararon hasta un verdulero que venía con su camioneta llena de alimentos de su chacra, exigiéndoles facturas. Es lamentable esta percepción Hegeliana sobre la realidad de lo que vemos en Venezuela y lo que ha aumentado el derecho inmobiliario equiparado a Petro. ¡Un asunto de locura!.

En líneas generales Enmanuel Kant, en La Critica de La Razón Pura, hace un esfuerzo en marcar un conocimiento que tiene como antecesor la sensibilidad, pero que no es esto solamente, marca la ruptura con el empirismo, sin renegarlo absolutamente.

Como dije, es cuestión de principios de moral, economía, guerra y filosofía. Es el peso de la sensibilidad y la unidad sintética de la imaginación. Es el espíritu de organización y lucha de un hombre por la ideología de su Estado, nuestros gobernantes jamás se han preocupado por la plataforma del Estado y su relación política con la realidad, hemos caído en la miseria y de no ser reconocidos por países que le damos ayuda en alimentos y petróleo, porque los ingleses nunca lo han hecho, a pesar de ser sus colonias, es simple fijarnos en las islas ubicadas en La Cuenca del Caribe.

Estamos funcionando como mentalidad romana. En un nivel de confusión, la lealtad se dispersa, floreciendo una sola disyuntiva política de avanzar desde lo ético. Es una cuestión de honradez.

La voluntad de la razón hace encarnar la historia, cada uno será juzgado por losd delitos contra el Estado- Nación. La razón sería realidad y pensamiento. La construcción de un país se acabó, se debe comenzar desde cero, El hombre algunas veces desplaza lo absoluto y se enseñorea porque en un instante se constituye en sujeto de la historia. Hay que elaborar un nuevo registro de nuestros ciudadanos, la guerra ya comenzó y perderemos cuatro Estados y dos territorios, les entregaron el país a unos bandoleros y es la antelación de grandes sistemas políticos, es la desconstrucción de la izquierda bolivariana y patriótica, Nuestra ideología debe ser textualizada y todos debemos ser soldados, pero, sin el actual generalato, nada saben, de nada. Es el momento de la Metafísica y de la dialéctica. Es una cuestión de contenido existencial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 906 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI