El odio jamás será argumento

No sé de qué tamaño será el cerebro de los contrarrevolucionarios; porqué en estos 22 años de revolución no hay manera de que exista alguna esperanza, de parte de ellos, sus militantes de base, de que realmente por vía electoral llegase al poder, es que tampoco por la vía violenta, lo han demostrado. Si se van por el camino democrático electoral no es mucho lo que logran; algunas alcaldías y gobernaciones, mayormente por campaña aventajada y sucia sustentadas en laboratorios mediáticos; por ejemplo cuando ganaron las parlamentarias en el 2015 donde a base de propaganda electoral por TV engañaron a cientos de miles, más aún cuando sus candidatos no presentaron rostros sino una falsa esperanza de la última cola.

Si se van por la vía violenta lo han probado casi todo; golpes de Estado, Guarimbas, paro petrolero, paro patronal, guerra económica, amenazas, conspiraciones y tantas cosas más, en este momento se han ido por tratar de crear un conflicto armado, en Apure, que allane el camino a una posible guerra entre naciones, si es que lo lograsen con la finalidad de asegurar alguna intervención.

Si profundizamos en los hechos históricos la oposición no sólo tiene la incapacidad para gobernar esta nación, es que ni para tumbar el gobierno. En eso fracasan y fracasan, pero porque la insistencia, porque continúan conspirando, yo creo que el verdadero plan no es tumbar a Maduro sino justificar un flujo constante de dinero que ha enriquecido a sus máximos representantes, la mayoría fuera del país.

Algo tan evidente, tan claro como el agua de que estos políticos corruptos lo que quieren es asegurar grandes fortunas, mientras Maduro esté en el poder el negocio sigue; si Maduro se mantiene en el cargo mucho mejor, ellos realmente lo quieren allí para que el gobierno de los Estados Unidos les siga proveyendo recursos económicos y protección mundial.

Es un gran guiso donde funcionarios norteamericanos también se benefician es ingenuo pensar que todo el dinero les cae a los venezolanos de la oposición, también la tajada es compartida por militares, lobistas, políticos, empresarios extranjeros norteamericanos, europeos y latinoamericanos. Eso explica la enorme corrupción vista por todos, sin importarles nada lo que su misma militancia opine, al final estar afuera como supuestos perseguidos políticos les permite darse la gran vida. Todo es un enorme negocio redondo.

Me sorprende que del lado opositor de base haya tanta invisibilidad de las cosas horribles que sus voceros hacen. Haga la prueba, pregúntele a un amigo o familiar opositor qué opina y sabe de la oposición de liderazgo nacional, qué hacen, que no hacen, los que están inmersos en asesinatos, corrupción, destrucción, manipulación y mentiras; nada dice, sólo mantienen sus ojos en el chavismo, lo cuestionan, se burlan, menosprecian, desestiman, subestiman, atacan, odian, ofenden, pero a pesar de todas las pruebas del despilfarro y robo como entreguismo nada dicen de sus líderes opositores.

Muchos cuando atacan al presidente Maduro sus argumentos son fofos, de chisme barato, de una profunda banalidad política. No hay argumentos serios, no escuchan nunca al presidente, subestiman sus discursos, lo ridiculizan como aquello de la "Pantorrilla" para hacer juicios de valor como si se las estuvieran comiendo como me decía un amigo que Maduro era un ignorante porque se equivocaba al hablar. Yo me río al preguntarles que dijo Maduro antes y después de decir "la pantoriilla, si es acaso que fue lo único que dijo o cuál tema estaba tratando.

Es un odio tan inyectado que no hay manera de conducirlos a un debate serio, objetivo y sincero, para nada. Es una profunda banalidad política en todo. No escuchan al Presidente, no analizan, no se informan para nada, solo dependen de las estupideces que muchos publican en las redes sociales, se alimentan y retroalimentan, no son capaces de usar la internet para investigar, para identificar si realmente las políticas económica que lleva el Gobierno Chavista es socialista o capitalista.

Para nada muchos ni se ocupan para conocer el desarrollo histórico de la Cuarta República, cuándo se inició la caída de ese sistema político económico; por ejemplo acabo de terminar de leer por segunda vez un libro escrito por dos norteamericanos, intelectuales, historiadores que para nada son socialistas ni menos chavistas, donde tratan de hacer un profundo análisis de la llegada de la Cuarta república y de la Quinta, un texto bien interesante que me ha aclarado muchas cosas.

Las muchas veces que entro en diálogo con algunos opositores y ex chavistas sobre la situación económica del país nuestro me convenzo que son cocos secos, no entienden, no saben, sus argumentos son anecdóticos pero fuera de análisis respetables. Yo muchas veces no encuentro interlocutor sea chavista u opositor, porque existe una eterna flojera y desinterés por el saber, por el análisis crítico, la argumentación razonable. A veces la pego con algún revolucionario pero del lado opositor lamento mucho sus niveles de ignorancia, más aquellos que argumentan con vulgaridades, miedos y disociación política a través de correos electrónicos que da pena ajena leerlos ya que los abro a ver si encuentro algún argumento serio, pero para nada.

Estos individuos realmente están enfermos políticamente, están hondamente confundidos, les denomina la ansiedad, el miedo y la impotencia porque creen que a través de la violencia verbal van a intimidar al chavismo a no botar, pronunciarse, manifestarse libremente en sus comunidades, así los opositores se la pasan todo el año, guapetones de barrio hasta que nos llega el momento de salir a votar donde en bloque les marcamos la derrota en la frente con una patada en el trasero por ineptos.

Me sigo quejando que el tal Guaido siga impune, no sé cuántas páginas más se necesita añadir en su macabro expediente, tal vez se le siga soltando la cuerda a ver hasta dónde llega y logre patear a un perro para que el fiscal lo meta preso.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 483 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Por los Derechos Humanos contra la Impunidad


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI